Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Inicio de sesión

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

Contratistas privados y agresiones sexuales en Irak

Lisa Cullen

Una madre de cinco hijos quien dice fue acosada y agredida sexualmente cuando trabajaba para Halliburton/KBR en Irak va a afrontar un proceso secreto de arbitraje en lugar de presentar su caso ante un tribunal. Lo que esto significa es que: en lugar de que su caso sea escuchado en un tribunal como cualquier ciudadano americano, el caso de Barker se arbitrará en privado.

A continuación está lo que dijo el juez.

El Juez del Distrito, Gray Miller, escribió en su orden judicial que “si es adecuado o no tratar este tipo de demanda en la corte de arbitraje no es un tema que tenga que decidir este tribunal.” “Por desgracia,” dijo el Juez Miller, “el acoso sexual, incluyendo las agresiones sexuales, son una realidad hoy en día en los lugares de trabajo.”

¿Cómo, cómo, cómo? ¿La agresión sexual es simplemente algo que tienen que aguantar las mujeres en sus lugares de trabajo hoy en día? ¿Cómo? Esta es la genial idea de Halliburton (empresa previamente dirigida por Dick Cheney y que ahora se ha separado de KBR): pedía a todos sus empleados que firmasen un contrato de trabajo en el cual aceptaban solucionar cualquier conflicto a través de una corte de arbitraje en lugar de en un tribunal. En un arbitraje no hay ningún tipo de registro o certificado del proceso, lo cual quiere decir que las demandas de Tracy no serán escuchadas ante un juez ni un jurado. En tal caso, ¿qué posibilidades existen de hacer justicia?

Y lo más fuerte:

Halliburton y KBR intentaron que Barker pagase los costes de defender su derecho al arbitraje. Esta petición fue denegada.

Más información en:
http://workingprogress.blogstime.com
http://laprogressive.com