Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Inicio de sesión

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

Editorial

Como respuesta a los ataques en Gaza, los meses de diciembre y enero fueron escenarios de numerosas acciones contra especuladores de la guerra que realizan negocios con Israel; en esta edición presentamos algunas de ellas. Tales acciones nos permiten responder localmente a crímenes cometidos en otros lugares, como con el caso de Gaza. La acción realizada por los trabajadores portuarios de Durban, Surafrica, es un claro ejemplo y hace pensar en lo qué se podría lograr si es que existiese una mejor cooperación entre personas, organizaciones y movimientos en todo el mundo.

Lo hemos dicho en repetidas ocasiones: el militarismo esta globalizado. Para que los ataques de Gaza tuvieran lugar, se necesitaron de trabajadores portuarios en Durban y Atenas, trabajadores de Raytheon en Derry, aeropuertos en Bélgica y Holanda para transportar las armas hasta Israel, y muchos más enlaces en la larga cadena que hace posible las intervenciones militares. Si podemos actuar localmente para interrumpir parte de esta cadena, posiblemente no detendremos los ataques, pero talvez los podremos retrazar. Más importante aún, podemos mostrar cómo lo que sucede cerca nuestro está conectado a horrores cometidos a personas en lugares lejanos y por ende contribuir en el proceso de aumentar la presión contra intervenciones militares, demostrando que como ciudadanos no nos quedaremos sentados dejando que estos crímenes se continúen
cometiendo.

Finalmente me gustaría agradecer a Ippy quien contribuyó con el Especulador del Mes.

Javier Gárate