Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Inicio de sesión

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

Acción frente al Banco de New York Melon (Bruselas) en oposición a la inversión en armas de uranio

Descarga el informte: Riscky BusinessBruselas 6 de noviembre: Activistas de la coalición belga y de la coalición internacional para erradicar las armas de uranio – Netwerk Vlaanderen y Friends of the Earth organizaron un “bufet radioactivo” para el personal del banco a la entrada de las oficinas del Banco de New York Mellon en Bruselas . El bufet fue organizado como oposición a la inversión del banco en la producción de armas de uranio reducido, estas armas son tanto químicamente tóxicas como radioactivas y han causado serias consecuencias tanto a militares como civiles.

Descarga las fotos de la acción.

Nuevo informe: Baghdad Bonanza

El Centro para la Integridad Pública ha lanzado su último informe investigativo, siguiendo el aclamdo informe del mismo centro del 2003 “Windfalls of War” el cual se enfocaba en los contratistas de los Estados Unidos en Irak y Afganistán. El centro trabajó en este nuevo informe con el objetivo de denunciar qué es lo que está detrás de estos contratos.

KBR, Inc la gigante empresa de re-construcción y de ingeniería, se ganó más $16 billones de dolares en contratos con el gobierno de los Estados Unidos para trabajo en Irak y Afganistán entre el 2004 y el 2006 – mucho más que cualquier otra compañía, según el análisis del Centro para la Integridad Pública. De hecho el total del valor de los contratos otorgados a KBR – que solía ser llamada Kellog, Brown and Root y que hasta el 2007 era una subsidiaria de Halliburton – fueron casi nueve veces mayores que los contratos otorgados a DynCorp Internacional, una firma de seguridad privada, la cual es la número 2 en la lista del Centro de los 100 mayores beneficiarios del fondo para la re-construcción de Irak y Afganistán.

Para leer el informe completo:

http://www.publicintegrity.org/WOWII