Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Inicio de sesión

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

Especulador del Mes: Elbit Systems

Elbit Systems es una de los fabricantes e integradores de electrónica de defensa más grandes del mundo. Establecido en 1967, y con sede en Haifa (Israel), Elbit emplea a 11.000 personas en todo el mundo. Provee al ejército, la marina y la fuerza aérea en la ocupación de Palestina, y se ha beneficiado enormemente de los numerosos ataques y agresiones de Israel contra el pueblo palestino y libanés. Gaza y el sur de Líbano, en particular, sirven como campo de pruebas para las armas y la tecnología de Elbit, ya que se continuamente desarrolla y mejora sus productos en base a la experiencia adquirida por los ataques a las personas que viven en esta área.

Por Rania Khalek

Mientras Israel atacaba sin piedad la sitiada Franja de Gaza, su principal desarrollador de tecnología militar, Elbit Systems, se benefició del derramamiento de sangre.

Las acciones de Elbit cotizan en Estados Unidos, y han subido un 6,1 por ciento desde el 8 de julio, cuando Israel comenzó su última ofensiva contra la Franja de Gaza.

Según Bloomberg Business Week, las tres semanas de masacre de Israel, que mataron a 1.200 palestinos en Gaza, incluyendo cerca de 300 niños, “ha empujado las acciones [de Elbit] casi a su nivel más alto desde 2010, mientras que su valoración sobre una base de precio-ganancia es prácticamente la más cara en cinco años ".

El aumento en la Bolsa es impulsado por rumores de que la compañía con sede en Haifa verá una creciente demanda de sus productos, tanto de los gobiernos israelíes como de extranjeros impresionados por el sangriento desempeño de Elbit en Gaza.

Palestina es un laboratorio

Como la mayoría de los contratistas militares de Israel, Elbit se ha beneficiado durante las décadas de brutal ocupación de Palestina, las que han servido para la industria de la "seguridad nacional" de Israel como un laboratorio donde poner a prueba y perfeccionar sus métodos de dominación y control, con los palestinos como sus involuntarias “ratas de laboratorio”.

Las tecnologías de supresión israelíes son entonces exportadas a regímenes dedicados, de manera similar, a subyugar a los pobres y marginados, como los Estados Unidos, donde a Elbit se le concedió recientemente un lucrativo contrato por US $ 145 millones para proporcionar tecnología de vigilancia en la frontera entre Arizona y México.

Esta es la misma tecnología de vigilancia Elbit utilizada para construir y mantener el muro del apartheid de Israel en la Cisjordania ocupada, que la Corte Internacional de Justicia ha considerado ilegal bajo el derecho internacional.

Exportando represión

Experimentar con los palestinos ha allanado el camino para que Israel, un país del tamaño de Nueva Jersey, se haya convertido en el exportador de vehículos aéreos no tripulados (UAV) número uno del mundo. Estos vehículos son comúnmente conocidos como drones.

El drone tipo “Hermes” de Elbit es uno de los más utilizados por el ejército israelí, en particular en la Franja de Gaza, donde el Hermes 450, equipado para llevar dos misiles de medio alcance, ha sido fuertemente desplegado contra civiles en dicha área.

Comercializado bajo el eslogan "probado en combate" en el sitio web de la compañía, el drone Hermes 450 cuenta con "300.000 horas de operación de vuelo y una seguridad y fiabilidad registro líder en su clase," una declaración audaz para un producto que, según Human Rights Watch, fue utilizado por el ejército israelí para apuntar deliberadamente a civiles en Gaza durante el ataque israelí 2008-2009, que mató a 1.400 palestinos, incluyendo al menos 400 niños.

El avión no tripulado Hermes también se utilizó para matar a civiles en la guerra de Israel contra el Líbano en 2006, incluyendo a trabajadores de la Cruz Roja, conductores de ambulancia y decenas de personas que dejaban sus hogares en una búsqueda desesperada e inútil de refugio ante los bombardeos israelíes.

Aparentemente impresionado por la capacidad de la aeronave para el derramamiento de sangre, el gobierno brasileño compró una flota de drones Hermes para ayudar a aplastar las protestas masivas que estallaron en todo Brasil en contra de la reciente Copa del Mundo.

En un acuerdo por valor de US$ 280 millones, el mes pasado el gobierno suizo compró el Hermes 900, una versión de vigilancia del más mortífero Hermes 450.

Elbit también está involucrado en un negocio conjunto de US$ 1.6 mil millones con Thales, una compañía de armas francesa, para desarrollar un avión no tripulado similar al Hermes 450 para el Ministerio de Defensa del Reino Unido.

Exportando muerte

Los niños palestinos, cuyos pequeños cuerpos son destrozados por los aparatos de Elbit, son fundamentales para la estrategia de publicidad de la compañía.

En junio, Elbit aseguró un contrato de US $ 20 millones para suministrar a las Fuerzas Armadas de Filipinas, entre otras cosas, torretas no tripuladas, estaciones de armas de control remoto y sistemas de control de fuego. Todos estos sistemas pasaron a equipar varios modelos del Merkava, el tanque más utilizado por el ejército israelí, varios de los cuales se encuentran actualmente dentro de la Franja de Gaza, bombardeando hospitales y refugios designados por la ONU, reduciendo barrios civiles enteros, como Shujaiya, a escombros.

Las torretas automáticas de Elbit – un lanzamisiles controlado electrónicamente, montado en la parte superior de los tanques – se venden ofreciendo "poder de fuego probado en combate."

La compañía comercializa en forma similar su estación de armas a control remoto, con la frase "probado en el campo", agregando que "incorpora más de treinta años de desarrollo en sistemas de estabilización." En cuanto a los sistemas de control de incendios de Elbit, éstos han "pasado en varias ocasiones la prueba del combate."

Las décadas de "pruebas de campo" para sus máquinas de matar usando a los palestinos son un punto de venta para la industria de la "seguridad nacional" de Israel, y a juzgar por la anticipación con fines de lucro que hizo crecer las acciones de Elbit, es una estrategia que funciona.

Esta es una de las muchas razones por las que los palestinos han exigido un embargo militar inmediato y exhaustivo sobre Israel.

Gaza es un laboratorio al aire libre de muerte y destrucción. Los equipos probados allí son exportados a otras partes del mundo.

Hace rato que es hora de prestar atención al llamado palestino de cortar los lazos con este sistema de opresión en la raíz.

Publicado en Electronic Intifada

Traducción: Oscar Huenchunao