Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Inicio de sesión

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

Tomando medidas contra el comercio de armas

Andrew Dey

En septiembre de 2013, treinta activistas contra el comercio de armas del Reino Unido fueron detenidos tras una acción que tuvo lugar durante una enorme feria de armas celebrada en Londres1. Una coalición de distintos grupos – bajo el lema de ‘Alto a las ferias armamentistas’– llevó a cabo acciones pacíficas, noviolentas y a menudo perturbadoras para impedir o deslegitimar las actividades de los 30.000 comerciantes de armas que llegaron al este de Londres durante el evento de una semana de duración. La coalición ha creado un fantástico vídeo resumiendo las acciones que tuvieron lugar durante esa semana y que se puede ver en línea:

http://www.stopthearmsfair.org.uk/video-report-week-of-action-2013/

De los detenidos, algunos fueron advertidos o multados directamente, otros admitieron su culpabilidad en lugar de hacer frente a una larga temporada a la espera de juicio (para leer una magnífica declaración ante el tribunal, pinchar aquí: http://www.counterfire.org/index.php/news/16787-dsei-defendants-put-arms-dealers-on-trial), mientras que otros han comparecido ante el juez a lo largo del mes de febrero. El 4 de febrero, un grupo de cinco activistas cristianos que obstruyeron las entradas a la feria fueron declarados no culpables de cualquier delito, y más recientemente, los casos de otros activistas que obstruyeron las entradas para impedir que se instalase la feria antes de su comienzo, han sido sobreseídos. Se cree que las autoridades estaban preocupadas sobre el tipo de preguntas a las que los activistas exigían respuestas, como por ejemplo, por qué los comerciantes que fueron retirados de la feria no fueron investigados. Otros activistas continúan a la espera de juicio (se puede encontrar información actualizada en la cuenta de Twitter de la campaña Alto a las Ferias Armamentistas - @StopTheArmsFair).

DSEi

Defense Security and Equipment International (la Feria Internacional de Equipamiento en Seguridad y Defensa, DSEi en sus siglas en inglés) es un gran acontecimiento de ‘defensa y seguridad’ que se celebra en el Centro Excel de Londres. DSEi es una feria bianual; la última edición se celebró en septiembre de 2013 con la asistencia de más de 32.000 visitantes de todo el mundo. Los visitantes incluyen comerciantes de armas y miembros del ejército, de las fuerzas policiales y de empresas de seguridad privadas. En 2013 hubo representantes de 67 países; 14 de los países invitados fueron clasificados por el Reino Unido como ‘autoritarios’, seis se encontraban en guerra y nueve – Afganistán, Colombia, Irak, Libia, Pakistán, Arabia Saudita, Turkmenistán, Uzbekistán y Vietnam – fueron clasificados por el Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido como países con “los problemas más graves y diversos de derechos humanos”.2

Además de empresas que venden equipamientos de guerra ‘legales’, incluyendo drones (vehículos aéreos no tripulados), tanques y armas de fuego, en la feria hay también empresas expositoras que construyen y venden munición de racimo ilegal y equipos de tortura. Este año, Magforce, una empresa francesa, fue desalojada por promocionar la venta de grilletes y pistolas eléctricas, mientras que la empresa china MyWay International fue expulsada por promocionar la venta de porras eléctricas y grilletes.

En 2011, ‘Pakistan Ordnance Factory’ (o las fábricas militares de Pakistán) y la ‘Defence Export Promotion Organisation’ (la Organización para la Promoción de Exportaciones de Defensa) de Pakistán fueron expulsadas por promocionar la venta de munición de racimo4, a pesar de que en 2009 ya se habían presentado quejas por el mismo problema5. En algunos de estos casos las empresas no fueron investigadas y expulsadas hasta que algunos diputados – en particular la diputada de los verdes Caroline Lucas – visitaron la feria y expresaron su preocupación. Desde 2005, en todas las ferias de DSEi se ha incumplido la legislación del Reino Unido sobre exportación.

Tomando medidas y haciendo preguntas

El grupo de afinidad cristiana – los absueltos el 4 de febrero – utilizaron pegamento extra fuerte para pegar sus manos antes de sentarse en el suelo y formar una cadena humana en una de las entradas de la red de metro impidiendo seriamente y durante más de cuarenta minutos la circulación de los comerciantes de armas hacia la feria.

Fueron declarados no culpables cuando se esclareció que, antes de ser detenidos, la policía no les proporcionó la información necesaria sobre el lugar al cual debían trasladar su protesta. Durante la acción de protesta y en el juicio, los activistas inquirieron sobre la manera en que las acciones de los comerciantes de armas estaban siendo controladas. Mientras bloqueaban la entrada pidieron reiteradamente a la policía que investigase la feria y se asegurase de que no se estaba incurriendo en ninguna actividad ilegal. Durante el interrogatorio, uno de los policías que detuvieron a los activistas dijo que sólo había sido informado sobre una posible protesta en DSEi y no sobre la venta de armas ilegales que ha tenido lugar durante años. Chloe, una de las activistas procesadas, declaró que uno de los policías dijo que investigar la feria estaba “por encima de mi nivel salarial” – ¡parece ser que en la feria de DSEi de 2013 sólo debían ser detenidos activistas noviolentos!

Muchos de los demás activistas fueron detenidos durante un ‘día de acción’ para impedir que se instalase la feria y fueron arrestados por obstrucción de la autopista, al haber utilizado tubos lock-on para bloquear una de las entradas al centro de exposiciones. Otros detenidos impidieron la entrada a un camión al trepar a él por debajo mientras esperaba a entrar por el acceso. A lo largo del día se produjeron escenas de grandes equipos militares que no pudieron pasar y muchos otros activistas, además de los detenidos, ayudaron a mantener las entradas cerradas y a retrasar la entrega de mercancías. Los activistas, al saber que su caso había sido sobreseído por la fiscalía, emitieron un comunicado que decía lo siguiente: Desde nuestra detención hemos tomado medidas para intentar dar a conocer el verdadero alcance de las actividades gravemente delictivas que se llevan a cabo en DSEi. Hemos pedido a la Policía Metropolitana y a la HMRC (la Dirección de Aduanas y de Rentas Públicas) una Solicitud de Libertad de Información. Preguntamos si se habían llevado a cabo investigaciones penales de las empresas armamentísticas expulsadas de la feria por incumplir la legislación del Reino Unido (según las palabras de Clarion, organizador de la feria). Preguntamos también cuántas investigaciones se habían llevado a cabo en relación a las anteriores ferias armamentísticas de DSEi, y sobre las medidas de aplicación en general. La respuesta a todas nuestras preguntas, tanto por parte de la Policía como de la HMRC, fue ‘ni confirma ni desmiente’, aunque algunas de las informaciones que les pedíamos que confirmasen ya eran de conocimiento público. Parece ser que la actitud de ‘no confirmar nada’ es la que pretenden mantener. Las preguntas son legítimas y de un enorme interés público. Hemos apelado estas decisiones y, una vez más, las autoridades se han negado a revelar información, citando, más o menos, cada exención de la Ley de Libertad de Información. Continuamos insistiendo en obtener esa información (ver nuestras solicitudes de Libertad de Información aquí y aquí). Entendemos que no se ha llevado a cabo ningún tipo de acción contra las empresas armamentísticas que cometieron delitos en DSEi 2013 y que nunca hay juicios y condenas cuando se cometen delitos en las ferias de armas de DSEi.”

El comercio internacional de armas actúa bajo una fina capa de legitimidad, sostenido por gobiernos de todo el mundo – las actuaciones de los organizadores, los distribuidores, los comerciantes, la policía y otras autoridades en DSEi son prueba de ello. El comercio de armas continuará actuando impunemente hasta que se ejerza presión pública para deslegitimizar sus actividades dondequiera que ocurran; esto es especialmente importante cuando gran parte de su labor recibe el apoyo y es defendida por los líderes políticos. Aunque el hecho de que activistas hayan conseguido ‘bloquear la feria y librarse de reprimendas’ sean buenas noticias, utilizando palabras textuales del comunicado: No es motivo de celebración que se hayan sobreseído nuestros casos. La celebración llegará cuando la feria se cierre definitivamente. Instamos a la gente a apoyar, mediante acciones y campañas, la campaña de Alto a las Ferias Armamentistas para oponerse a la feria de armas de DSEi y lo que ésta representa. Soñamos con un mundo en el que la gente pueda vivir sin opresión ni explotación, en paz unos con otros y con la naturaleza. No tenemos miedo de ofender a nuestros opresores para conseguirlo.”

1. 1 http://www.stopthearmsfair.org.uk/

2. http://www.caat.org.uk/issues/arms-fairs/dsei/delegations/

3. http://metro.co.uk/2013/09/11/illegal-torture-devices-on-sale-at-arms-show-3960074/

4. http://www.theguardian.com/world/2011/sep/16/ejected-arms-fair-cluster-bombs

5. http://www.article36.org/weapons/cluster-munitions/cluster-bomb-promotion-at-dsei-reveals-serious-shortcomings/

6. http://www.ekklesia.co.uk/node/20093

7. http://newint.org/blog/2014/02/10/dsei-arms-fair-protesters/

8. http://www.stopthearmsfair.org.uk/on-trial/charges-dropped/