Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Inicio de sesión

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

Editorial

Qué podemos hacer con 1,7 billones de dólares? Esta es la pregunta que nos hacemos para el Día mundial contra el gasto militar.

En el 2012 el gasto militar mundial fue de 1,7 billones de dólares, se nos es casi imposible el pensar qué se puede hacer con esta suma de dinero. David Schwartz tiene una buena forma para ayudarnos a ver la magnitud de esta cantodad: “mi forma favorita es verlo en términos de segundos....un millón de segundos es más o menos 11 1/2 días, cien millones de segundos son 32 años y un billón de segundos son 32.000 años. Me gusta decir que tengo más o menos claro lo que estaré haciendo en un millón de segundos, no tengo idea lo que estaré haciendo en cien millones de segundos y tengo una excelente idea de lo que estaré haciendo en un billón de años más.”

Grupos realizando acciones para el Día mundial contra el gasto militar han pensando lo que se puede hacer con el dinero que actualmente se gasta en lo militar. Por ejemplo, este gráfico producido en España muestra lo que podrías hacer en vez de pagar por un Eurofighter (2 hospitales), o un tanque (6 escuelas). El año pasado el Colectivo de Acción de Objetores y Objetoras de Conciencia y  Mujeres por la Paz de Colombia organizaron una acción donde le preguntaban a personas en las calles el elegir dónde querían que fuesen sus impuestos, y podían escoger entre educación, salud, medioambiente y lo militar. Aquí puedes ver un video de la acción. Este año  la red antimilitarista latinoamericana, emitió una declaración para el día de acción diciendo “No más armas para Latinoamérica”, y la  Alternativa Antimilitarista MOC realizó una acción en el mar de las Islas Canarias contra el gasto militar, estos son sólo algunos ejemplos de las actividades realizadas con motivo del día mundial contra el gasto militar.

Mientras nos preguntamos lo que podríamos hacer con 1.7 billones de dólares, me gustaría que también nos hiciéramos la pregunta de qué pasaría si simplemente no gastásemos ese dinero en nada.

Entiendo la necesidad de recursos para salud, educación, trabajo, etc, pero también veo el peligro del sistema monetario, donde la respuesta a todos los problemas es más dinero. Siguiendo las ideas de Lo Pequeño es Hermosos de E.F: Schumacheri, me gusta pensar un concepto diferente de desarrollo, el cual no esté basado en más fondos para esto o lo otro, pero en cómo podemos crear condiciones de vida que se preocupen de nuestras necesidades básicas al mismo tiempo de proteger el medioambiente y las comunidades a una escala pequeña.

De muchas formas, esto es lo que han hecho por muchos años comunidades locales e indígenas, al desarrollar sus propias visiones de desarrollo. Muchas de estas comunidades están resistiendo a la industria extractiva y la consecuente militarización que las acompaña. La campaña del mes de esta edición, presenta el trabajo de Yasunidos en Ecuador, quienes están resistiendo los planes de extracción de petróleo en el Parque NacionalYasuní. Los mismo ocurre en Colombia, donde comunidades indígenas del Cauca están resistiendo de forma noviolenta  la militarizacion de sus comunidades producto de la presencia de empresas mineras.

Cuando decimos no al gasto militar no sólo estamos diciendo no más dinero para armas, estamos también diciendo no a una militarización que a veces  esta más oculta – nuestro trabajo es hacerla visible para poder resistirla.

Javier Gárate