Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Inicio de sesión

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

Especulador de guerra del mes: Hyundai

Hyundai Heavy Industries Co., Ltd. (HHI) es la mayor empresa de construcción naval del mundo, con sede en Ulsan, Corea del Sur. Tiene siete áreas de negocio: Construcción Naval, Offshore e Ingeniería, Planta Industrial e Ingeniería, Motor y Motores y Maquinaria, Sistemas Electrónicos y Eléctricos, Equipos de Construcción, y Energía Verde. HHI forma parte del Grupo Hyundai, un conglomerado surcoreano (Chaebol) fundado por Chung Ju-yung. La primera empresa del grupo se creó en 1947 como empresa de construcción. Con la ayuda del gobierno, Chung y sus familiares expandieron rápidamente su negocio en varias industrias, llegando a ser el segundo mayor chaebol de Corea del Sur. Tras la crisis financiera asiática de 1997 la empresa escindió muchos de sus negocios más conocidos, incluyendo Hyundai Automotive Group (el grupo automovilístico de Hyundai), Hyundai Department Store Group (la cadena de centros comerciales de Hyundai) y Hyundai Heavy Industries Group (Grupo de construcción de buques).
El Grupo Hyundai se centra ahora en ascensores, servicios de contenedores y turismo al Monte Kumgang. En marzo de 2007, Hyundai Engineering and Construction (filial de ingeniería y construcción) es el principal accionista de Hyundai Merchand Marine (el grupo de marina mercante), la empresa holding de facto del Grupo Hyundai.

Hyundai, proporcionando las herramientas sucias para el apartheid de Israel

Por Teon Kim

En los territorios palestinos ocupados, no es extraño ver a las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF, en sus siglas en inglés) destruyendo hogares palestinos y estructuras con vehículos de construcción, luciendo llamativos equipos de marca prestigiosa de empresas como Caterpillar y Volvo. Un poco más rezagados, pero dando alcance a la estela destructiva de estos especuladores de guerra, uno encuentra a la surcoreana Hyundai Heavy Industries (HHI).

Los vehículos de construcción de HHI a menudo son vistos en las demoliciones de hogares palestinos en el Área C, Cisjordania y Jerusalén Oriental. En la mayoría de los casos las IDF son vistas destruyendo hogares palestinos que, según las autoridades israelíes, han sido construidos de manera ilegal. Por el contrario, la comunidad internacional considera tanto la demolición de hogares como la construcción de asentamientos en el territorio ocupado como crímenes de guerra en clara violación del derecho internacional humanitario. Según el “artículo más citado del mundo” (el artículo 49) del Cuarto Convenio de Ginebra, que establece que “La Potencia Ocupante no podrá efectuar la evacuación o el traslado de una parte de su propia población civil al territorio por ella ocupado.”

Una simple búsqueda en Google de “Hyundai, Palestina, demolición” da como resultado innumerables videos en Youtube así como una selección de fotos, artículos y otros documentos. Hace unos siete años que se observó por primera vez el empleo de material de Hyundai siendo utilizado para la demolición de hogares, aunque es difícil saber con exactitud cuándo comenzó debido al mutismo de Hyundai con respecto a ese tema. Entre los innumerables casos, el más reciente, habría tenido lugar en Beit Hanena, Jerusalén Oriental, el 5 de febrero de 2013.

Además de sedanes, todoterrenos y otros vehículos de motor exportados a Israel, la excavadora y carretilla elevadora multifuncional Robex 320 LC-7A de Hyundai, está siendo utilizada por las IDF para destruir los hogares palestinos. HHI suministra sus productos a la empresa israelí Automotive Equipment and Vehicle LTD (AEV). Según la página web de AEV, está involucrada en la “importación, comercialización y servicio de las carretillas elevadores de Hyundai y sus recambios”. Este es un dato que también confirma la página de HHI.

En cuanto a la participación de HHI en crímenes de guerra, un activista surcoreano del grupo Solidaridad y Paz en Palestina de Corea del Sur (PPS) hizo una consulta telefónica al Director del Departamento de Construcción Internacional de HHI, el Sr. Steve Kim, sobre el contrato entre las dos empresas. En respuesta a las preguntas sobre la duración de la relación de Hyundai con AEV y sobre el conocimiento del uso de sus equipos con fines militares tales como las demoliciones ilegales de hogares en violación del derecho internacional, el Sr. Kim simplemente respondió que HHI ya había enviado una nota informativa para poner fin al contrato con AEV a principios de enero de 2013 y que HHI había suministrado sus equipos para la construcción y no para uso militar. También afirmó estar al tanto de que sus equipos estaban siendo usados para la construcción y reconstrucción en Palestina.

Dio a entender que desconocían que los productos de Hyundai estaban siendo ampliamente utilizados en operaciones militares en los territorios palestinos ocupados, algo que está considerado como crimen de guerra según el derecho internacional. Tras recibir esta respuesta poco precisa sobre la rescisión del contrato con AEV, PPS hizo otra llamada para aclarar el tema preguntando si tenían la intención de detener la venta de equipos a empresas israelíes. Respondieron que estaban buscando otra empresa israelí con la que comerciar y que no tenían ninguna obligación de informarnos sobre sus prácticas empresariales.

Hyundai Heavy Industries debe cumplir con el derecho internacional. Esta exigencia no sólo se basa en la responsabilidad de grandes empresas de llevar a cabo sus negocios de forma ética, sino también en los principios establecidos por el derecho internacional. Como país signatario del Cuarto Convenio de Ginebra, Corea del Sur tiene la obligación de garantizar que las empresas surcoreanas no son cómplices de crímenes de guerra, y esto incluye a HHI.

Hyundai debe acabar todo tipo de relación con las IDF. La demolición de los hogares palestinos es un crimen de guerra, y uno de los que ayuda a la política ilegal israelí de expansión de sus asentamientos coloniales, contradiciendo el eslogan de Hyundai: “Un futuro feliz para toda la humanidad”.

Teon Kim es miembro de Solidaridad y Paz en Palestina de Corea del Sur (PPS)