Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Inicio de sesión

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

Sudáfrica: la Campaña Alto Al Fuego llama a reconsiderar el Informe Evaluación de Defensa

El 27 de abril el Comité de Evaluación de Defensa designado por el Ministro de Defensa y Veteranos Militares, publicó el borrador de su informe. El informe está disponible en www.sadefencereview2012.org. El 14 de mayo la Campaña Alto al Fuego de Sudáfrica presentó una respuesta al comité, criticando el borrador del informe. La respuesta está disponible en www.ceasefire.org.za

El 27 de abril el Comité de Evaluación de Defensa designado por el Ministro de Defensa y Veteranos Militares, publicó el borrador de su informe. El informe está disponible en www.sadefencereview2012.org. El 14 de mayo la Campaña Alto al Fuego de Sudáfrica presentó una respuesta al comité, criticando el borrador del informe. La respuesta está disponible en www.ceasefire.org.za

La presunción, el lenguaje y la propuesta del borrador del informe son notoriamente militaristas. En particular, la propuesta referente a la centralización del poder en el Ministerio de Defensa, el nuevo programa de compra de armas, la expansión de la capacidad de producción de armas, y la insidiosa militarización tanto de funciones no-militares como de la juventud de Sudáfrica señalan un alejamiento de un estado demócrata hacia un estado militar y abre las puertas para la corrupción.

Durante el régimen de apartheid, el estado tomó decisiones para todos/as los/as Sudáfricanos/as bajo la asunción que sabían lo que era mejor para todos/as y que sus políticas no deberían ser cuestionadas. En la nueva Sudáfrica esto cambió, la gente tiene que poder relacionarse con el estado en temas de políticas públicas. La jerga militar y el lenguaje técnico del borrador del informe lo hacen inaccessible a la mayoria de la gente.

A pesar de que el borrador del informe es sólo palabras cuando habla de prioridades de seguridad humana y los intereses de la gente, la falta de una evaluación critica de la SANDF, el NCACC, Armscor y Denel, sugieren que el Comité se percibe a si mismo como un agente del Ministerio de Defensa y del complejo militar industrial, y no como un ente responsable de proteger los intereses de los/as Sudafricanos/as. Esta impresión es exacerbada por la declaración sin críticas ni fundamentos sobre los valores estratégicos y económicos de la industria de armas y de Denel (empresa nacional de producción de armas), y por su lectura selectiva de la Constitución, de las amenazas a la seguridad de la nación y de su historia.

El fracaso del Comité en presentar un presupuesto que presente motivaciones realistas y ni hablar de presentar alternativas, es suficientemente malo. Pero la vaguedad en las palabras del miedo y los argumentos débiles e incoherentes presentados en la propuesta, en particular en pro de un gran aumento en el gasto militar, manifiestan una actitud de “déjalo a nosostros que sabemos mejor” que muestra arrogancia y falta de credibilidad. En resumen, el borrador del informe recomienda el uso de martillo para tritrurar a una pulga que no existe. Los riesgos y amenazas a Sudáfrica son exagerados. Las principales amenazas a las/os Sudafricanos/as son de naturaleza no militar. Estas amenazas requieren una respuesta no militar, y requieren ser priorizadas en vez del ínfimo lugar que tiene el presupuesto del complejo industrial militar .

En su respuesta, la Campaña Alto al Fuego ha identificado 56 fallas sustanciales en el borrador del informe, que las puedes leer en: http://www.ceasefire.org.za/