Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Inicio de sesión

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

El nuevo informe oficial de la UE sobre exportaciones de armas: demasiado tardío e incompleto

La publicación del "Decimotercer Informe Anual sobre Control de Exportaciones de tecnología y equipos militares", que recoge los datos del año 2010, plantea muchas preguntas sobre la fiabilidad de los datos aportados y el compromiso de la UE para hacer eficaz el control de exportación de armas.

Este importante informe (470 páginas de tablas y datos) fue publicado en el último día hábil del año (viernes 30 de diciembre de 2011), sin notificación alguna ni en la página web del Consejo de la Unión Europea (que se encarga de su publicación), ni en la de la del Parlamento Europeo. Esto ciertamente sugiere que el informe es considerado como una mera necesidad burocrática, en lugar de un documento digno de un importante debate público por parte de los gobiernos de los estados miembros o las instituciones de la UE.

Además, ocho países (casi un tercio de los estados miembros, entre ellos dos de los mayores exportadores de armas del mundo, Alemania y Reino Unido) no han proporcionado datos completos sobre las entregas, lo que hace prácticamente imposible la realización de un análisis preciso de las exportaciones de armas reales de los países de la UE.

Según el informe, el valor total de las licencias de exportación de armas en el 2010 disminuyó en un 21% respecto a 2009, año en el que se alcanzó un récord de 40.300 millones de euros. Sin embargo, la cifra para el año 2010, 31.700 millones de euros –similar a la de 2008, de 33.500 millones de euros– sigue siendo una de las cifras más altas desde la puesta en práctica de la política común de la UE de exportación de armas en 1998.

El valor de las exportaciones de armas con licencia para los países occidentales (principalmente la UE y EE.UU.) se redujo. En cambio, lo que resulta preocupante es que las exportaciones de armas a los países de economías emergentes y en desarrollo ("Global South") se elevó a 15.500 millones de euros, casi la mitad del total. Ello no incluye el valor de las exportaciones de armas a regímenes represivos en Oriente Medio y África del Norte, que disminuyó en comparación con los niveles récord de 2009, aunque persisten valores elevados: 8.300 millones de euros.

En relación a las exportaciones españolas, como ya señaló el Centre Delàs en su Informe: El controvertido comercio de armas español, un negocio secreto 2001-2010, la deficiente transparencia informativa que envuelve todo el proceso de autorización de las exportaciones impide el ejercicio de un verdadero control sobre la política de exportación de material de defensa del Gobierno español. En este sentido, sería necesario que el gobierno hiciera públicas las razones que llevaron en 2010 a autorizar exportaciones a un total de 15 países en situación de conflicto armado: Argelia, Colombia, Etiopía, Filipinas, India, Irak, Irán, Israel, Nigeria, Pakistán, República Centroafricana, Rusia, Tailandia, Turquía y Chad.

De acuerdo con el artículo 15 de la Posición Común de la UE sobre la exportación de tecnología y equipos militares, en 2012 deberá hacerse una revisión de la política de exportación de armas. Dicha revisión sólo puede tener sentido si se basa en información coherente y completa, y en un debate público.

Como ONG europeas que trabajamos en el control del comercio de armas, la paz y los derechos humanos, hacemos un llamamiento a los miembros del Parlamento Europeo para exigir un debate sobre el “Decimotercer Informe Anual sobre Control de Exportaciones de tecnología y equipos militares ", que incluya un análisis exhaustivo de sus deficiencias.

http://www.enaat.org/