Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Inicio de sesión

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

Especulador del Mes: BP

BP (antes conocido como British Petroleum) se ha convertido en una de las multinacionales más polémicas del mundo por su implicación en una serie de desastres medioambientales y accidentes industriales. La empresa ha sido blanco de intensas críticas por su papel en la explosión del 10 de abril en una plataforma de perforación en el Golfo de México, que mató a 11 trabajadores y produjo una gran fuga submarina de petróleo que manó libremente durante semanas. Este incidente ocurrió mientras BP todavía lidiaba con problemas de relaciones públicas por los casos de la terrible explosión en una refinería en Texas, vertidos de petróleo en la tundra de Alaska, y acusaciones de manipulación de energía en el mercado de materia prima.
BP empezó la búsqueda de petróleo en Persia (ahora Irán) en los años cincuenta, donde reclutó la ayuda de la CIA para derrocar a un líder populista que había nacionalizado los recursos del país. A lo largo del último cuarto de siglo BP ha consolidado su posición como una de las principales empresas de petróleo en el mundo, con una serie a adquisiciones en EEUU: Standard Oil de Ohio (1987), Amoco (1998) y Atlantic Richfield (2000).

Historia

Los orígenes de la empresa están en las empresas de exploración del inglés William Knox D’Arcy. En 1908, siete años después de haberse asegurado una gran concesión en Persia (ahora Irán), hizo su primer descubrimiento petrolero en el Medio Oriente, en 1909 con el apoyo financiero de la empresa Burmah Oil, formó la empresa Anglo-Persian Oil Company.
En 1928 se elaboró un plan para la participación de EEUU en Iraq Petroleum. Las empresas estadounidenses, Standard Oil de Nueva Jersey y Standard Oil Co. de Nueva York, junto con Anglo-Persian, Royal Dutch/Shell, y la empresa de propiedad del estado francés, Compagnie Française des Pétroles acordaron no competir entre ellas por concesiones en una vasta área que cubría el antiguo imperio otomano.
Para complementar lo que fue llamado el arreglo de la Línea Roja, los líderes de Jersey Standard, Royal Dutch/Shell, y Anglo-Persian se reunieron en secreto en Achnacarry, una cabaña de caza en Escocia en 1928, creando lo que fue conocido como el acuerdo As-Is, con los principales gigantes petroleros agrupados en el mercado mundial (aparte de los Estados Unidos y la Unión Soviética), y repartieron según las acciones existentes de los principales productores. Cualquier expansión del negocio suponía preservar estas relaciones. Éste fue el primer cartel petrolero internacional.
A pesar de que los arquitectos de As-Is continuaron dominando el mercado mundial petrolero fuera de EEUU, no pudieron evitar la expansión de los competidores. Standard Oil de California dio un gran paso en Bahrain, y Gulf Oil en asociación con Anglo-Iranian (el nuevo nombre que Anglo-Persian tomó después que el Sha cambió el nombre de su país a Irán en 1935) obtuvieron una valiosa concesión en Kuwait.
Después de la Segunda Guerra Mundial, varios países productores de petróleo empezaron a demandar mayor control sobre la producción de su petróleo – especialmente en Irán. Insatisfechos con el arreglo 50-50 establecido en países como Venezuela, el Frente Nacional Iraní, liderado por Mohammed Mossadegh, demandó control total sobre la industria petrolera del país. En 1951, después de que Mossadegh asumió el cargo de primer ministro, el país expropió los activos de Anglo-Iran.
La empresa le devolvió el golpe a Irán al lograr que otros grandes productores de petróleo boicotearan efectivamente sus extracciones de petróleo. La CIA proporcionó el golpe de gracia en 1953 al colaborar en el derrocamiento del gobierno de Mossadeh y puso al Sha nuevamente en el poder. Un consorcio de empresas petroleras occidentales fue formado para restablecer el control extranjero sobre el petróleo de Irán. Anglo-Iranian (que cambió su nombre a British Petroleum en 1954) terminó teniendo el 40% de la nueva entidad. Además, el gobierno iraní tuvo que pagar a BP 25 millones de libras en compensaciones a lo largo de diez años, y las otras empresas del consorcio estuvieron de acuerdo en pagar a BP 32 millones de libras y a 10 centavos el barril en reconocimiento de la inversión durante las anteriores décadas por parte de Anglo-Iranian.

Además de volver a asumir las operaciones en Irán, BP expandió sus actividades de exploración en muchas otras partes del mundo, incluyendo Nigeria, Trinidad, y Canadá, las mayores adquisiciones fueron en Alaska y el Mar del Norte. En 1966, BP descubrió gas natural en el Mar del Norte, y cinco años después también encontró petróleo. En 1969 la empresa descubrió un gran yacimiento de petróleo en la Bahia Prudhoe en Alaska, con lo que BP se encontró siendo la dueña de algunas de las principales reservas petroleras en el mundo.

La empresa aprovechó la situación para hacer su primera incursión en el mercado de EEUU, al unir sus activos de Alaska con Standard Oil de Ohio (Sohio por sus siglas en inglés) a cambio de una participación del 25% (después aumentada al 55%) en la empresa, la cual fue la base original del imperio Rockefeller.

A finales de los 60, BP empezó a expandir sus actividades químicas, como consecuencia de la compra de Distillers Co. la empresa de participación que las dos empresas habían formado en Escocia en 1951. BP después compró la química europea y operadora de plásticos de los EEUU Union Carbide y Monsanto. Durante los años setenta, BP también empezó a trabajar el carbón, comprando propiedades en Australia, Canadá, y Sudáfrica. La empresa después se diversificó también al área de alimentación para animales, ayudada por la compra en 1998 de Purina Mill en EEUU.
A finales de los 80, BP también consolidó su holding petrolero, primero derrocando a los principales ejecutivos de Sohio y gastando 8000 millones de dólares en comprar las acciones restantes de la empresa (que fue rebautizada como BP America) – actuaciones que convirtieron a BP en la tercera mayor empresa de petróleo del mundo. Esto fue después de varios años de relaciones no amistosas entre BP y la dirección de Sohio, que había experimentado resultados decepcionantes en otras exploraciones petroleras y con la compra de Kennecott Copper en 1981. BP expandió su presencia en el Mar del Norte en 1988 al comprar Britoil por 4000 millones de dólares en 1988.
La estructura de propiedad de BP cambió en 1987, cuando el gobierno de Thatcher decidió vender sus acciones en la empresa. La Oficina de Inversiones de Kuwait fue la principal compradora, al adquirir un 21.6% de la totalidad de la empresa. Bajo presión del gobierno británico, ese holding después fue reducido a un menos amenazador 9.9%. BP logró esto al comprar de nuevo las otras acciones con los 4400 millones de dólares de la venta de sus operaciones de minerales a RTZ.

En 1990 el presidente de BP, Robert Horton anunció el Proyecto 1990, un plan agresivo para racionalizar la compleja estructura de la empresa y bajar los costos, lo cual terminó incluyendo la eliminación de decena de miles de empleos. Uno de los que perdió el trabajo fue el propio Horton, que fue forzado a abandonar la empresa en 1992, en lo que fue descrito como un golpe de estado por otros miembros de la junta directiva que no estaban felices con el hecho de que BP, a pesar de los recortes, había experimentado las primeras pérdidas de su historia en un cuarto de año.
Pronto BP decidió que necesitaba crecer más que ser más pequeña. En 1998 gastó unos 50000 millones en comprar la empresa petrolera de EEUU, Amoco, en lo que en ese momento fue la unión más grande de la industria, y la mayor adquisición de una corporación de EEUU por parte de una firma extranjera. La unión de la empresa tomó el nombre de BP Amoco.
Dos años después, BP Amoco gastó casi 30000 millones de dólares para comprar otra de las grandes empresas petroleras de EEUU, Atlantic Richfield (conocida como Arco). BP tuvo que vender los activos de Arco en Alaska para obtener la aprobación para el acuerdo por parte de la Comisión Federal de Comercio. En el 2000, BP también compró el productor de motores petroleros Burmah Castrol por 4700 millones de dólares. Ese año la empresa eliminó “Amoco” de su nombre y se convirtió en BP PLC.
En el 2001, BP compró la empresa alemana Veba Oil, incluyendo su red de estaciones de servicio Aral. En el 2003 BP unió sus operaciones rusas con las de Tyumen y Sidanco para formar TNK-BP, la tercera mayor empresa de petróleo en Rusia.
En el 2005 y 2006 la empresa sufrió varios escándalos relacionados con una explosión en una refinería en Texas que mató a 15 trabajadores y produjo vertidos de petróleo en Alaska. Estas polémicas, junto con revelaciones de su vida privada (de las cuales dio testimonios falsos en jucios), hicieron que el director ejecutivo de BP, John Browne, dimitiera en 2007.
El sucesor de Browne, Tony Hayward, tuvo su propia crisis en 2010, cuando una plataforma de perforación en el Golfo de México arrendada por BP sufriera una gran explosión, matando a 11 de sus trabajadores y enviando enormes cantidades de crudo a las aguas del Golfo de México, en lo que ha sido el mayor vertido de petróleo de la historia de EEUU..

Guerra de Irak

BP fue de las primeras empresas en explotar el petróleo iraquí. En 1925, un contrato de concesión por 75 años fue entregado a un consorcio que era propiedad de BP en un 23.7%, junto con empresas británicas, francesas y estadounidenses. Combinado con otros dos contratos firmados en los años 30, el consorcio obtuvo el control de todo el petróleo de Irak. Los términos del contrato reflejaron el hecho de que Irak era ocupado por Gran Bretaña. Los acuerdos dieron la mayoría de las ganancias del petróleo a las empresas, junto con un control total de la toma de decisiones. Finalmente en 1961, siguiendo el derrocamiento de la monarquía instalada por los británicos en 1958, los derechos del consorcio fueron restringidos para sólo cubrir los campos productores existentes. Entre 1972 y 1975, esos campos también fueron nacionalizados, como los de todas las principales productoras de petróleo en el Medio Oriente. Estos términos siguieron por mucho más tiempo que la propia ocupación.
En octubre de 2002, cinco meses antes de que las bombas empezaran a caer en Bagdad, el entonces Director General de BP, John Browne, insistió en que “debería haber un juego limpio en la selección de las empresas petroleras que entrarán en Irak”. En otras palabras; el petróleo de Irak debería beneficiar no sólo a las empresas de EEUU, sino también a empresas europeas. (La idea de que podría beneficiar a la gente de Irak fue en cierta forma olvidada).
BP también fue una de las seis empresas petroleras que auspiciaron un esfuerzo de presión comenzado en junio de 2003, cuyo objetivo era presionar al gobierno iraquí para dar a las empresas contratos a largo plazo llamados ”acuerdos de producción compartida” (PSA, por sus siglas en inglés) lo que les daría derechos exclusivos para extraer el petróleo iraquí, con la posibilidad de ganancias ilimitadas. Para que BP y las otras empresas se sintieran legalmente seguras necesitaban una ley del petróleo para confirmar sus derechos sobre el crudo. El primer borrador de esta ley fue redactado en julio de 2006, y dos semanas después fue visto por BP y otras empresas petroleras, mientras que los miembros del parlamento iraquí no la verían sino hasta ocho meses después, y la sociedad civil iraquí fue excluida del todo. Los grupos de interés implicados en el borrador fueron reflejados en el contenido: la ley dice que las empresas multinacionales desempeñarán el papel principal en extraer el petróleo iraquí, por primera vez desde los años setenta. La ley les ofrece contratos por hasta 30 años, con derechos exclusivos para extraer el petróleo y poderes legales extensivos.

Derecho humanos

En 2002, BP fue una entre las dos docenas de grandes corporaciones que tuvieron que defenderse en un juicio en la corte federal de EEUU acusadas de ayudar y ser cómplices de crímenes contra la humanidad cometidos por el gobierno de Sudáfrica durante la era del apartheid. Después de soportar varias apelaciones que llegaron hasta el Tribunal Supremo de EEUU, el caso continua y esta pendiente de resolución.
Grupos tales como el Proyecto de Derechos Humanos Kurdo han criticado el oleoducto de BP Baku-Tbilisi-Ceyhan, no sólo por razones ambientales sino también por violaciones de derechos humanos sufridas por opositores al oleoducto en Turquía.
En 2004, cerca de 300 organizaciones no gubernamentales e individuos enviaron una carta de protesta al presidente de BP alegando que la empresa se había negado a asumir sus compromisos en materia de protección de los derechos humanos en relación con el proyecto de gas natural Tangguh en Indonesia. Estas deficiencias persistieron, incitando a muchos grupos de apoyo a enviar otra carta a la directiva principal de BP en 2008.
En el 2009, un grupo de campesinos colombianos presentaron una denuncia en el juzgado contra BP, alegando que el oleoducto de la empresa en su país causó derrumbamientos y daños al suelo y al agua, dañando así sus cultivos, ganado y estanques de peces.

Medioambiente y seguridad de productos

A principios de 2000, BP intentó la difícil tarea de presentarse como una empresa amiga del medioambiente. Algunas de sus iniciativas fueron simplemente simbólicas – adoptar un rayo de sol como logo y afirmar que sus iniciales ahora significaban “Más alla del Petróleo”. Pero sus decisiones concretas fueron únicamente cosas tales como inversiones (modestas) en energía solar. La campaña de BP fue incluso más difícil debido a su implicación en la polémica extracción de petróleo y gas en Alaska.

Influencia política

Como otras grandes corporaciones, BP actúa con gran fuerza como lobby de presión por sus intereses en Washington, DC. Según la base de datos Open Secrets, la empresa gastó casi 16 millones de dólares en campañas de lobby con instituciones federales de EEUU en 2009.
A pesar de que la administración Obama ha criticado de forma enérgica a BP en relación al desastre del Golfo de México, la empresa cuenta con fuertes relaciones con un miembro importante de la administración Obama: el Secretario de Energía, Steven Chu. Antes de que asumiera el puesto, Chu era jefe del laboratorio Lawrence Berkeley National Laboratory en California. En 2007 hubo una polémica sobre la influencia corporativa cuando BP comprometió 500 millones de dólares para crear un instituto de estudio de los biocombustibles, el cual sería construido por el Laboratorio, la Universidad de California y la Universidad de Illinois.

Para más información:
http://www.bp.com/
http://en.wikipedia.org/wiki/Bp
http://www.crocodyl.org/wiki/bp
http://www.handsoffiraqioil.org/