"Basta de especuladores de las guerras. La guerra es un crimen contra la humanidad"

Desde el año pasado, la Internacional de Resistentes a la Guerra ha venido desarrollando un nuevo Programa de Noviolencia. La meta general del Programa de Noviolencia es fortalecer y profundizar nuestra comprensión de la noviolencia, las estrategias noviolentas y las campañas noviolentas, y desarrollar y proveer herramientas y apoyo para los grupos que utilizan la noviolencia (ver el Fusil Roto número 65). Un aspecto de este trabajo es el desarrollo de recursos para la Campaña contra quienes Lucran de la Guerra, de la IRG.

En el Foro Social Mundial que se hizo en Mumbai en enero de 2004, Arundhati Roy llamó al movimiento pacifista "a resistir la ocupación de Irak", y a enfocarse en dos compañías principales que estén haciendo dinero con la ocupación. La IRG tomará el llamado de Arundhati Roy, creando conciencia de que quienes hacen dinero con la guerra son (uno de los) causantes de la guerra.

La demanda antimilitarista de la IRG no apunta sólo a "sacar el lucro de la guerra", sino también a denunciar a quienes se enriquecen con ella porque "la guerra es un crimen contra la humanidad". Pues el poder agregado que estas compañías tienen para crear políticas (o influenciar su creación) es tan grande que, en lugar de decir que "ellos hacen dinero con la guerra" es más apropiado decir que "ellos hacen la guerra para ganar dinero". Se entiende entonces que las ganancias de la guerra son una causa de guerras.

El proceso de desarrollo de la campaña empezó en la Reunión del Consejo en Ohrid, el 2004, donde comenzamos a buscar posibles objetivos y estrategias. En la Reunión del Consejo en Seúl, discutimos cómo responder al llamado de Arundhati Roy de enfocarnos en dos grandes compañías y apoyar campañas regionales y locales.

La IRG ha presentado dos foros públicos sobre la campaña. El taller sobre "Privatización del Ejército / Especuladores de la Guerra" en el Seminario de Ohrid en 2004, y el taller "Campaña Noviolenta contra los Especuladores de la Guerra" en el Foro Social Europeo de 2004. Ambos sirvieron como foros educacionales y también como oportunidad para solicitar ideas.

La Campaña contra los Especuladores de la Guerra de la IRG será una combinación entre una campaña internacional enfocada hacia dos empresas, y el desarrollo de recursos para las campañas locales. El Programa de Noviolencia puede ofrecer una coordinación, incluyendo el compartir estrategias, pero la campaña en sí será una colección de campañas locales, no una campaña única dependiente de una oficina central. La campaña necesita estar basada en la red de la IRG, pero también queremos ir más allá de nuestra red y trabajar con grupos en los movimientos de "globalización desde abajo" y grupos en el movimiento contra el comercio de armas.

Parte del proceso de coordinación es crear un slogan y un logo que las campañas locales puedan adoptar. En este proceso hemos ideado dos frases para la campaña. El slogan básico "Stop War Profiteers. War is a crime against humanity" para ser usado en el logo de la campaña. Un segundo slogan, "Someone is making a killing from war" puede ser usado para exponer a una corporación, hacerla visible nombrándola, por ej.: "Sodexho is making a killing from war". Este puede usarse en pancartas, volantes, stickers, etc.

Desafios

Es un desafío decidir qué corporaciones escoger entre los muchos especuladores de la guerra. Sólo tenemos la capacidad de enfocarnos en 2 compañías en el nivel internacional.

Hay muchos tipos de especuladores de guerra -- fabricantes de armas, mercenarios, firmas de reconstrucción, bancos que les dan prestamos, etc.

Muchos de estos especuladores de la guerra involucrados en Irak son compañías de EE.UU., y existe el peligro de un sentimiento anti-norteamericano la organizar campañas contra estas compañías. Pero las empresas de EE.UU. son dominantes y necesitamos referirnos a eso. Es importante que también entendamos que éste es un problema universal, y debemos observar de qué forma también hay empresas Europeas involucradas. Esta es una campaña contra todos los que obtienen ganancias de la guerra, no sólo aquellos involucrados en Irak. Los grupos locales decidirán contra quién dirigir su campaña.

Algunos querrán enfocarse en las empresas multinacionales escogidas, mientras que otros escogerán compañías que se encuentren situadas en su región o la afecten más directamente. La organización en el ámbito local puede ser difícil porque los puestos de trabajo son provistos por estas compañías.Es importante que esta campaña no duplique el trabajo de la red contra el comercio de armas, sino que fortalezca el trabajo contra quienes especulan con la guerra.

Un desafío crítico en el desarrollo de una campaña contra los especuladores de la guerra es identificar metas alcanzables. ¿Realmente estamos tratando de cerrar una empresa que saca ganancias de la guerra?. Si podemos cerrar una corporación, ¿no vendrá otra a tomar su lugar? Si podemos afectar seriamente a una compañía, ¿acaso eso no enviaría un mensaje a los otros, especialmente a esas otras que son objeto de campañas? En nuestra búsqueda de objetivos alcanzables, necesitamos encontrar estrategias para combatir su influencia.

Oportunidades

¿Cuáles son las oportunidades y las situaciones que podemos usar mientras trabajamos en esta campaña? La fuerza de la IRG radica en destacar temas morales como provocadores de acciones, y hacer dinero con la guerra es un tema moral. La crítica fundamental de la IRG .la guerra es un crimen contra la humanidad- ahora más que nunca necesita ser dicha. Mientras el número de muertos en Irak aumenta, y las "razones" para esta guerra son expuestas como mentiras, el tema de quién se beneficia con la guerra necesita destacarse.

La reconstrucción post-guerra es necesaria para darle legitimidad a la intervención armada. Los especuladores de guerra son empresas que destruyen, "protegen" y "reconstruyen". Y son los especuladores de guerra los que promueven las guerras para su propio beneficio.

Las corporaciones o empresas que lucran de la guerra no quieren ser vistas por lo que hacen. La visibilidad es uno de los puntos débiles de estas corporaciones. Ellas tratan de esconderse, no quieren que el público sepa que ellos están .ganando. en la guerra. Hacerlos visibles los hace más vulnerables.

Estrategías que está desarrollando la campaña

  1. Desarrollar recursos sobre los especuladores de guerra. Reunir y desarrollar investigaciones y estrategias de campaña sobre especuladores de guerra. El desarrollo del Manual de Noviolencia de la IRG y de nuestro propio Wiki pueden ser recursos a usar en la campaña.
  2. Publicar estudios de caso de campañas contra especuladores de guerra y otras corporaciones para inspirar nuestro proceso estratégico de construcción de campaña.
  3. Distribuir información sobre cómo hacer tu propia investigación sobre especuladores de guerra.
  4. Promover entrenamientos en acciones directas no violentas, para realizar acciones de calle y para desarrollo estratégico de campañas noviolentas; crear recursos para grupos locales.
  5. Compartir estrategias usadas por campañas locales, coordinarse cuando sea apropiado.
  6. Considerar el escribir un compromiso de "código de conducta" donde las compañías acuerden no obtener ganancias de la guerra (similar al compromiso contra los sweatshops).
  7. Hacer de la Campaña Contra los Especuladores de la Guerra. una prioridad en la Conferencia Trienal de 2006 en Alemania, proponiendo un "grupo temático" que reunirá un grupo internacional para enfocarse en la campaña.

Joanne Sheehan, presidenta de la IRG
Javier Garate, oficina internacional de la IRG
Traducido por Oscar Huenchunao