Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Connexion utilisateur

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

Editorial

Este número de El fusil roto se centra en la objeción de conciencia en Grecia y en la celebración del Día Internacional de la Objeción de Conciencia. Este día se viene celebrando el 15 de mayo desde los años ochenta y ha sido muy importante a la hora de llamar la atención sobre el derecho a la objeción de conciencia. Este año nos estamos centrando en la objeción de conciencia en Grecia y por eso celebraremos un Seminario Internacional sobre la no violencia en Salónica (ver el recuadro en la parte inferior izquierda para más información).

Grecia fue el último país de la UE en reconocer el derecho a la objeción de conciencia en 1997. Sin embargo, a pesar de este reconocimiento, hay problemas con la ley de objeción de conciencia y se discrimina a los objetores.

En este número haremos un repaso a la situación de los objetores en Grecia (en página y página 2 hay una entrevista con el objetor Lazaros Petromelidis) así como las implicaciones sociales ligadas al servicio militar obligatorio y a la objeción de conciencia (páginas 4 y 5). Escogimos Grecia por la situación especialmente difícil de los objetores griegos, pero también para apoyar el movimiento antimilitarista y de objeción que está surgiendo allí, que si bien es relativamente nuevo, no deja de crecer (páginas 6 y 7). Además, este año el interés internacional por Grecia ha aumentado ya que en marzo la Comisión de Derechos Humanos de la ONU estudió las violaciones de los derechos humanos producidas en el país. La IRG estuvo allí para dirigirse a la Comisión y hablar de los problemas de los objetores de conciencia en Grecia y de los cambios necesarios para que Grecia cumpla con la normativa internacional (en la página 5 hay un informe de la visita).

La IRG está entregada a la causa de apoyar a los resistentes a la guerra y de aumentar la concienciación sobre el antimilitarismo y la objeción de conciencia. Espero que disfrutes de este número del Fusil roto y que tanto tú como tu grupo lo encontréis interesante y útil. Por favor continúa apoyando el trabajo de la IRG con tus donativos.

Kat Barton

Oficina internacional de la IRG