Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Connexion utilisateur

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

¡Juntos por la paz!

La Unión Pacifista, sección francesa de la Internacional de Resistentes a la Guerra, quiere dar su más sincero pésame a las familias y amigos de las víctimas del atentado del 14 de julio de 2016 en Niza.

“La promenade des Anglais” sigue siendo un ghetto de ricos a orillas del Mediterráneo, frecuentado por turistas del mundo entero. Quizá fuese por esta razón por la que un camionero con trastornos de percepción y violento escogió este mismo lugar, así como el día de la fiesta nacional.

No es casual si más de 100 nizardos, nacidos en esta zona de segregación y de racismo, combaten hoy en las filas yihadistas en Siria.

Cuando el espíritu, el corazón, la inteligencia y el humor abandonan al ser humano, la violencia entra en escena. Esta violencia se halla por supuesto en los asesinos, pero también en los miembros de una sociedad militarizada, que fabrica guerras aquí para justificar intervenciones armadas en el mundo entero, protegiendo ante todo los intereses de los que vendedores de armas franceses.

Hoy en día, la religión de la patria es la única que aún exige sacrificios humanos. Hombres armados exponen su ineptitud con la excusa de proteger a la población civil. Obviamente, las armas siguen siendo un peligro mortal para todos.

Los políticos aprovechan como buitres la emoción suscitada por la sangre de inocentes. Ese olor a estiércol de la unión sagrada contra chivos expiatorios, previamente designados, da náuseas. Los franceses aplauden la “Marseillaise” en campos de minas del fútbol, se enorgullecen de ser segundos en el ranking mundial del comercio de armas, y todo mientras deploran los inevitables resultados que son estos atentados.

La voz lógica de los pacifistas seguirá uniendo a las mentes críticas. Ésta acabará cubriendo la de los cruzados del militarismo, siervos de todas las jerarquías bélicas, nacionalistas o religiosas.

Ya va siendo hora de desarmar, de desmilitarizar, de ejercer el derecho a negarnos a matar, pues como lo decía MK Gandhi: “La violencia no es la solución, sino el problema”.

Unión pacifista, 17 de julio de 2016

unionpacifiste@arange.fr