Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Connexion utilisateur

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

Colombia: Estrategia exitosa de acompañamiento libera a objetores de conciencia del servicio militar

Amenazas de muerte contra la Red Juvenil, afiliada a la IRG después del concurrido 'Antimili Sonoro XIV'

No sucede a menudo que tengamos buenas noticias de las que informar de Colombia, pero este mes es el caso (entre otras tantas noticias malas - pero las buenas noticias primero). Hace dos meses, dos objetores de conciencia colombianos que habían sido reclutados ilegalmente en enero y febrero han sido liberados por los militares, aunque sin reconocimiento alguno del derecho a la objeción de conciencia.

Diego Alexander Pulgarin fue reclutado el 5 de enero en la terminal de autobuses del norte de Medellín. Él se declaró inmediatamente objetor de conciencia, desde el momento de su reclutamiento, y rechazó todas las órdenes.

También, Diego Yesid Bosa Rico, que había sido reclutado el 23 de febrero de 2008, fue liberado del ejército después de varias semanas, incluido un tiempo durante el que continuó la huelga de hambre en protesta contra los militares que falsifican documentos (ver alerta-OC, de 27 de marzo de 2008).

En ambos casos, un apoyo local fuerte, incluyendo la acción directa noviolenta, junto con el apoyo internacional, contribuyeron a la liberación de estos objetores de conciencia del ejército. Sin embargo, esto no significa un reconocimiento del derecho a la objeción de conciencia por parte del Ejército colombiano, ya que en ambos casos los militares usaron otros medios de librarse de estos 'soldados' problemáticos e indispuestos. Ambos todavía están peligro de ser reclutados de nuevo.

AComo informamos anteriormente en este boletín, desde principios de 2008 el ejército colombiano ha multiplicado sus esfuerzos para aumentar el reclutamiento, lo que llevó a más casos de batidas en la calle. Durante la visita de la International de Resistentes a la Guerra a Colombia, fuimos testigos de dos batidas en Bogotá, en que los militares comprobaron la documentación militar de la gente y ordenaron a aquellos que no tuvieran la libreta militar a subir a un camión que les llevaría a los cuarteles (ver fotos). El 20 de mayo, también, un día habitual de reclutamiento 'regular', pudimos observar como militares subían a microbuses para solicitar a jóvenes su libreta militar. Esta forma de reclutamiento constituye una violación grave de los derechos humanos [derecho a la libertad (Artículo 9 del CIDCP), derecho a la libertad de movimiento (Artículo 12 del CIDCP)], pero es de práctica común en Colombia. Así, incluso durante el reclutamiento 'regular', un gran número de irregularidades y violaciones de derechos humanos ocurre regularmente.

El 20 de mayo, la Acción Colectiva de Objetoras y Objetores de Conciencia (ACOOC) de Bogotá no sólo acompañó al objetor de conciencia Álvaro Pena (ver el informe-OC nº37, de marzo de 2008) a la estación de reclutamiento, sino que también facilitó información sobre provisiones legales para la exención o el aplazamiento del servicio militar, y ayudó a las familias de las personas afectadas por el reclutamiento a rellenar demandas. Fue una acción muy acertada que permitió visibilizar el grado de irregularidades en el proceso de reclutamiento supuestamente legal.

Más - y más complicadas - noticias también pueden ser relatadas sobre el objetor de conciencia Álvaro Pena, que se presentó otra vez el 20 de mayo. Su caso se ha vuelto más complicado, ya que mientras tanto el ejército lo había declarado un 'remiso' (evasor preliminar), basándose en el hecho que su nombre estaba en la lista de los que no se presentaron en febrero de 2008. Sólo que, en el caso de Álvaro Pena, los militares le habían pedido que firmara su nombre en el registro, de modo que su entrada también incluye su firma - una prueba clara que él se presentó allí en febrero.

Mientras que Álvaro Pena tampoco fue reclutado el 20 de mayo, de nuevo pasó un día entero en las dependencias militares, y sólo se le permitió marcharse al final del día, esta vez sin necesidad firmar documento alguno, lo que también significa que no tiene pruebas de haberse presentado. Se le pidió volver el 4 de junio, para clasificar su estado de 'remiso' - pero durante aquel día otra vez no fue posible retirar este estatus a Álvaro Pena.

Parece que el ejército juega con el tiempo e intenta desgastar a Álvaro Pena, que está en una situación en que no puede planificar su futuro. Sin embargo, el lado positivo de todo esto es que el ejército parece evitar la confrontación abierta y generalizada con un objetor de conciencia públicamente declarado, sabiendo que esto podría llevarle a un nuevo problema de derechos humanos - y el ejército ya tiene suficientes.

Más y peores noticias deben ser relatadas de Colombia. La Internacional de Resistentes a la Guerra expresa su  preocupación por las amenazas de muerte recibidas por su afiliado colombiano Red Juvenil de Medellín. La semana pasada, la Red Juvenil recibió amenazas de muerte en nombre "de las Águilas Negras", un nombre extensamente usado por los grupos de paramilitares supuestamente desmovilizados.

El jueves 29 y viernes 30 de mayo de 2008, la Red Juvenil de Medellín recibió el siguiente mensaje de redesnegras@hotmail.com: "Muerte a los anarquistas disfrazados de pacifistas. No más conciertos de drogas y comunistas. No hay más avisos." Las amenazas fueron dirigidas a ocho miembros conocidos y amigos cercanos de la Red Juvenil, y firmado Águilas Negras.

En una Declaración sobre esas amenazas de muerte, el Comité Ejecutivo de la Internacional de resistentes a la Guerra escribe: "La Internacional de Resistentes a la Guerra, está preocupada por la negligencia que las autoridades de Medellín han mostrado en este asunto, ya que permiten la re-aparición de grupos como las Águilas Negras, supuestamente formado por ex paramilitares, un grupo que representa una amenaza tanto para los derechos humanos en Medellín como para grupos de jóvenes como la Red Juvenil. La Internacional de Resistentes a la Guerra, pide a las autoridades de Medellín y Colombia que no olviden que garantizar la prevención de las violaciones y el respeto de los derechos humanos por parte grupos como las Águilas Negras forma parte importante de sus responsabilidades y que serán responsables si las Águilas Negras cumplen sus amenazas de muerte contra activistas de la Red Juvenil.

La Internacional de Resistentes a la Guerra, expresa su fuerte apoyo y solidaridad con su grupo afiliado, Red Juvenil, y con tod@s sus activistas, quiénes bajo difíciles circunstancias promueven la noviolencia como un medio para resistir el militarismo y la violencia dentro de la sociedad colombiana, y rechaza la participación en cualquier grupo armado, sean estos legales o ilegales.

Fuentes: Red Juvenil de Medellín: El objetor reclutado Diego Alexander Pulgarin esta ahora fuera del ejército, abril de 2008.