Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Connexion utilisateur

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

Répondre au commentaire

La Intifada: De violencia a más violencia

Marwan Darweish

El 28 de septiembre de 2001 los palestinos conmemoraban su primer aniversario de la segunda Intifada con más gente herida y asesinada para añadir a los cientos de muertos y miles de heridos durante el pasado año.

La característica de la Intifada en contraste con las confrontaciones palestinas anteriores frente a la ocupación israelí se define por un extraordinario alto número de civiles muertos dentro de ambas sociedades, la israelí y la palestina. Esto es debido a un excesivo uso de la violencia durante el primer año de esta Intifada.

Se ha debatido que el uso de armas por parte de los palestinos y el uso de fuego directo por parte de las fuerzas israelís ha causado muchos muertos y heridos y ha aterrorizado a mucha gente desanimándoles a tomar parte en protestas populares.

Militarización por la Autoridad Nacional Palestina

Después de los primeros cuatro meses el levantamiento se alejó de las protestas populares de base para convertirse en una esporádica lucha armada y más tarde en una táctica de guerrilla a bajo nivel incluyendo las bombas de suicidas.

Tiene que ser claramente reconocido que no hay simetría entre las fuerzas de ocupación y los ocupados; la relacion es la que se da entre el opresor y la víctima. La violencia del poderoso ejército de ocupación israelí usando fuego directo, tanques y armas desde helicópteros y finalmente los f16 muestran de quién es el poder militar.

La militarización de la Intifada por los palestinos ha sido claramente ineficaz en la lucha contra Israel, un error estratégico de cálculo y evidentemente contraproductivo dado el poder militar de Israel y sus medidas de represalia.

La militarización del levantamiento proporcionó a las fuerzas de seguridad de la Autoridad Nacional Palestina (PNA) la oportunidad de probar su significación, particularmente dado que no habían recibido sus sueldos durante algunos meses debido a la falta de fondos. En enero de 2001, por primera vez, las fuerzas de seguridad de la PNA ejecutaron a dos palestinos por su colaboración con el servicio de inteligencia israelí. Esto de nuevo nos muestra claramente el papel crucial que cumplen para mantener el orden.

El fortalecimiento de las fuerzas de seguridad en la sociedad palestina por encima de los movimientos civiles o políticos les ha dado la ventaja, y aparentemente una mano libre, para abusar de su poder. Esto ha limado el proceso democrático excluyendo la participación en el levantamineto de muchos sectores de la sociedad palestina .

Esta exclusión de las organizaciones de la sociedad civil ha impactado en la participación de las mujeres y de las organizaciones seculares y ha movido el poder a favor de los grupos religiosos. De hecho la PNA ha estado ejerciendo considerable presión sobre las ONGs y ha tratado de ponerlas bajo control a través de la introducción de leyes y decretos. Dede los acuerdos de Oslo en 1993 los partidos políticos se han quedado a un lado dejando que la PNA tome las decisiones sobre todos los aspectos de la vida palestina.

Noviolencia y fortalecimiento

El uso de confrontación armada contra el ejército israelí representa un fallo para aprender del pasado, más recientemente de la Intifada de 1987. La acción noviolenta durante la primera Intifada privó a Israel de su poder militar sobre los civiles palestinos y causó serios daños a la imagen internacional de Israel .

La participación de las bases y la formación de comités populares consistió en una fuente de fortalecimiento para toda la población. El sistema de apoyo mutuo establecido en zonas vecinales cercanas para hacer frente a las dificultades por el cierre impuesto por el ejército resultó muy valioso y lleno de inspiración por la seguridad y confianza que porporcionó a la gente que vivía la Intifada en su día a día.

En contraste con la corrupción dentro de los mandos de la PNA y la desconfianza de la gente hacia los líderes palestinos ha creado una atmófera de apatía y sentimientos de impotencia. La PNA ha fallado a la hora de convencer al público de su transparencia y responsabilidad. Sin embargo, Issrael ha colaborado con esta tendencia y es necesario mantener los ojos abiertos sobre la dudosa cooperación enconómica entre oficiales de la PNA y antiguas personalidades militares israelís.

Los internacionales que trabajan en Palestina son algunos de los pocos que llaman a la acción noviolenta contra la ocupación israelí. Durante el pasado año han organizado algunas pequeñas acciones muy acertadas. Y en muchas situaciones palestinos e israelís de los Campos de Paz organizaron sentadas y otras actividades de protesta. Mi propia experiencia es que estas acciones tienen mucho valor y pueden dejar al ejército bastante impotente. Sus intentos por usar bombas de sonido, gases lacrimógenos o violencia física contra los manifestantes eran caóticos y patéticos. Mi observación es que hay un gran potencial para el uso de entrenamientos noviolentos y el desarrollo de estrategias de acción noviolenta.

Desde el 11 de septiembre

La reacion de la PNA a los hechos del 11 de septiembre han consistido en distanciarse de los ataques y pasar a condenarlos públicamente. Sin embargo, en las calles palestinas, al igual que en muchos otros países musulmanes, los sentimientos antiamericanos se han expresado y unos pocos manifestantes en la franja de Gaza murieron a manos de las fuerzas de seguridad palestina. Más voces en el mundo han lanzado un llamamiento para el reconocimiento del dolor palestino y su derecho a la autodeterminación y el establecimiento de un estado palestino. Pero igual que tras la guerra del golfo los palestinos y otros países árabes sospechan sobre los motivos de los EEUU -y exactamente sobre qué significará el apoyo al futuro de Palestina - hasta que no vean que los EEUU empiezan a tomar acciones contra Israel.

No hay duda de que no hay solución militar al conflicto palestino-israelí y que la única forma de salir adelante es a través de negociaciones. Sin embargo este diálogo debe reconocer la necesidad de libertad y justicia para los palestinos y la necesidad de seguridad para los israelís.

Marwan Darweish ha estado trabajando durante años en educación para la paz y por el diálogo entre las dos comunidades.

Répondre

War Resisters' International is currently in maintenance. During this maintenance it is not possible to add or edit content (like comments and pages).