Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Inicio de sesión

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

Vinculos y estrategias: luchas noviolentas y sobrevivencia local v/s militarismo global

Siempre que llega el momento de organizar una Conferencia Trienal de la IRG (ahora Cuatrienal), buscamos un tema que combine diferentes elementos de nuestra visión. De la misma forma en que Gandhi dio un giro activo al antiguo concepto de ahimsa (no-herir), convirtiéndolo en “acción basada en el rechazo a herir”, así el “no” de la IRG a implicarse en la guerra o la preparación de la guerra nos conduce a implicarnos y a apoyar la acción noviolenta en sentido amplio. En última instancia nos lleva hacia nuestra intención de crear movimientos para la transformación social noviolenta.

El tema de la Trienal de Ahmedabad en 2010 juxtapone las luchas noviolentas por el sustento- es decir, resistencia noviolenta de las comunidades a las amenazas locales – con las fuerzas globales que confrontan este peligro, y en particular la oposición a nivel global al militarismo. Hay muchas diferencias en estas diferentes luchas. Una campaña de una comunidad por su propia supervivencia y dignidad tiene un carácter muy distinto al de una campaña de personas que deciden implicarse en el desmantelamiento de maquinaria de guerra. De alguna manera la solidaridad creada por la unión – de lo local y mudial, la comunidad cuyo sustento está en peligro con aquellos llamados a cuestionar las estructuras de poder de su propia sociedad – puede constituir un contrapoder para desafiar, quizás resistir y algún día detener las fuerzas de destrucción.

La historia de la acción noviolenta – y naturalmente la resistencia a la guerra – se caracteriza por esta dinámica dual: por un lado comunidades locales resistiéndose a las imposiciones de sus dirigentes y por otro un sentido de lo global, de una humanidad común que trasciende fronteras y atraviesa las estructuras de poder jerárquico.

El programa de la conferencia

La sesión de apertura en Ahmedabad estará a cargo de dos críticos contra las políticas de la globalización capitalista de La India, probablemente Arundhati Roy y Ashish Nandy. Las otras tres sesiones plenarias tratarán los asuntos de “Minería: una amenaza a las comunidades, una contribución a la guerra” con un conferenciante proviniente de la lucha contra la mina de bauxita Vedanta en Orissa, La India; “Lucha por la tierra” con Maguiorina Balbuena conferenciante paraguaya de Vía Campesina, una red mundial con la que la IRG no ha tenido mucho contacto directo hasta ahora y “Alianzas transnacionales: su papel en la lucha noviolenta”, con Medha Patkar que alcanzó protagonismo en la campaña contra los embalses de Narmada. Sin embargo, la mayor parte del tiempo de la conferencia se empleará en talleres en los que los participantes tendrán ocasión de contribuir desde sus experiencias. Si te gustaría montar un taller, nunca es tarde para proponerlo.

Esta Trienal será la tercera celebrada en La India. Nos reuniremos en la ciudad de Ahmedabad en el Gujarat Vidyapith, una universidad fundada por el propio Gandhi y cuyo más glorioso logro fue probablemente ser clausurada en tres ocasiones durante las campañas de desobediencia civil en la lucha por la libertad de La India. Las otras dos sedes son resultado de dos épocas distintas de lucha noviolenta – el Gujarat Sarvodaya Mandal, fundado en la década de 1950 para coordinar la campaña de Bhoodan (donación de tierra) dirigida por el “heredero espiritual” de Gandhi, Vinoba Bhave, y el Sampoorna Kranti Vidyalala (Instituto para la Revolución Total), fundado por Narayan Desai en la década de 1970 para convertir el movimiento noviolento contra el estado de excepción impuesto por Indira Gandhi en un movimiento por una revolución total. Ambos tres siguen implicados de cerca en diferentes tipos de movimientos noviolentos. Estas serán las sedes formales. Informalmente, no iríamos a La India de no ser por tres alborotadores de movimientos de base que viven en las aldeas Gujrat – Swati Desai, Michael Mazgaonkar y Anand Mazgaonkar. Además de la conferencia, habrá una excursión para visitar proyectos noviolentos en los alrededores de Ahmedabad, que en el pasado fueron escenario de revueltas comunales mortales, y tendremos ocasión de organizar viajes de estudio más lejos.

Más que una conferencia

WRI Triennial in Vedchi, India 1986WRI Triennial in Vedchi, India 1986Una Trienal de la IRG es más que una conferencia. Lo es, por supuesto, parte del trabajo contínuo de la IRG. Las ideas que debatimos deberían proveer de cooperación y acción. Las personas con quienes nos reunimos se convierten en colaboradores y así nuestra red crece en número y en eficacia. Las Trienales siguen siendo un medio fundamental en nuestro esfuerzo por construir una comunidad transnacional de resistentes que se apoyan mutuamente y amplificar el mensaje de cualquier parte de nuestra red hacia el resto del mundo. Por eso activistas de Australia desde el sur hasta Finlandia por el norte están recaudando fondos que permitan la participación de las personas con las que ellos trabajan en otros países, y por eso también Patrick Sheehan-Gaumer en Nueva Inglaterra, EEUU, correrá un maratón para recaudar el dinero que le permita participar a él y a algunos más.

Además de lo que está en la agenda, intentamos aprovechar el tiempo cuando tantos de nosotros y de tantos países nos juntamos. A menudo la gente comenta que la mejor parte de una conferencia es lo que sucede fuera de las sesiones, en la cola del almuerzo, por las noches, etc. Esto puede ser cierto en las conferencias de la IRG, pero en Ahmedabad haremos lo que podamos para hacer las propias sesiones interactivas – por ejemplo, proponemos empezar cada día con un grupo de gente que prepare un “teatro de noticias” (una de las técnicas relacionadas con el Teatro de los Oprimidos, de Augusto Boal) sobre las noticias de cada día.

Yo tenía 22 años cuando asistí por primera vez a una Trienal, en 1972, y me causó una gran impresión. No por la calidad de los debates – para ser sincero, era bastante irregular. Ni tampoco por darme la oportunidad de pasar un tiempo con algunos activistas legendarios sobre los que había leído y algunos presos recién liberados. Primero, estaba impactado por la sensación de “encuentro”, de encontrar a la persona tras una dirección. Segundo, estaba impresionado por la fuerza del sentimiento – cuánto nos preocupamos por este trabajo, por nuestra causa en común y más allá de esto por cada uno de los demás, por las personas que a pesar de todas nuestras dificultades continuábamos siguiendo adelante – hay tantos persistentes entre los resistentes a la guerra! Espero que todos los que asistan por primera vez a una Trienal en Ahmedabad tengan el mismo tipo de experiencia.

Revisando la lista de participantes ya apuntados, veo varios nombres de personas que realmente tengo ganas de ver. Las razones son varias. Con algunos es por descubrir “¿cómo hiciste eso?” o incluso “¿cómo te sentiste al hacer eso?” y siempre “¿qué pasó después?” o “¿qué podemos esperar ahora?”. Con algunos es que vienen de sitios donde fuentes de noticias e ingluse fuentes de los propios movimientos nos dejan insatisfechos: Rafael Uzcategui de Venezuela es un buen ejemplo, alguien en quien la IRG ha confiado como un punto de referencia antimilitarista en medio de toda la propaganda a favor y en contra de la “revolución Bolivariana” de Chávez.

Como organización, para la IRG la Trienal es un momento vital de renovación – es el momento en que nuevos miembros llegan al Consejo, quizá nuevos proyectos se ponen en marcha y cuando juntos miramos de nuevo a los desafíos que tenemos delante. Si estás leyendo esto, serás bienvenido

Howard Clark