Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Inicio de sesión

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

Ataque fascista contra un campo de protesta antinuclear en Rusia

Un activista muerto y varios heridos. Los protestantes necesitan el apoyo urgente

Candlelight vigil for the victimsCandlelight vigil for the victims

El 21 de julio, a las 5h de la mañana, un grupo de fascistas atacó un campo de acción antinuclear contra la planta de enriquecimiento nuclear Angarsk, en la ciudad siberiana con el mismo nombre. Aunque los protestantes tenían información previa de la posibilidad de un ataque, y por esta razón tenían tres guardias de noche en el lugar, la fuerza del ataque vino por sorpresa. Más de 15 fascistas atacaron a los 21 campistas con barras de hierro, cuchillos, y pistolas neumáticas, atacando a la gente durmiendo en sus tiendas. Todas las tiendas del campo fueron incendiadas. Varios activistas fueron gravemente heridos. Una persona, Ilya Bodoraenko, un activista de 21 años de Acción Autónoma de Nachodka, murió en el hospital como consecuencia de una fractura de cráneo y otras heridas del ataque. Dos activistas estan todavía en el hospital en el momento de escribir este artículo.

La respuesta de policía

Según informes de Sibera, la policía detuvo a dos de los atacantes justo después, y 13 más fueron identificados por la policía. Más tarde se realizaron más detenciones. Fuentes del campo de protesta han confirmado al menos 10 detenciones.

Sin embargo, la policía está negando que los ataques tengan un motivo político. La agencia de noticias de ITAR-TASS ha citado al portavoz de la policía Valery Gribakin sugiriendo que el motivo de los ataques puede ser el robo: según dijo, la policía ha confiscado del detenido una mochila y un teléfono que pertenecía a los protestantes. "Los investigadores se inclinan por creer que el ataque fue motivado por el vandalismo con el objetivo de robar la propiedad", dijo.

El portavoz de Ministerio de Asuntos Interiores Valery Grigakin negó que el ataque proviniera de extremistas de derechas diciendo "Todos los detenidos son jóvenes. Algunos de ellos están en el paro, otros son estudiantes. Como ellos explicaron ... quisieron descontrolar y conseguir algún dinero de los turistas y la gente en el campo", dijo en comentarios televisados según el International Herald Tribune.

Sin embargo, "venían bien preparados, llevando máscaras", dijo Andrei Kravchuk, uno de los protestantes ambientales del campo. "Gritaron lemas nacionalistas", dijo, según el canal NTV citado por un informe del International Herald Tribune.

The Moscow Times ha informado hoy que: Los sospechosos serán acusados de vandalismo y de graves daños corporales intencionales con resultado de muerte, según dijo Gribakin.

Una pena por vandalismo lleva un castigo máximo de siete años de cárcel, mientras que el segundo, un cargo más serio, tiene una sentencia máxima de 15 años de prisión. Gribakin prometió llevar a todos los atacantes a la Justicia. "No pararemos de trabajar ni durante un minuto", dijo, según relata Interfax.
La policía regional de Irkutsk, sin embargo, está poco dispuesta a clasificar el ataque como un crimen relacionado con el nacionalismo, dijeron los activistas. "La policía local quiere presentar el ataque como  vandalismo ordinario. Ellos anotaron de muy de mala gana que les dijimos que los atacantes gritaron lemas contra antifascistas," dijo Igor Kozlov, un miembro de Acción Autónoma, según relató le radio Ekho Moskvy.
Mikhail Kreindlin, líder de Greenpeace en Rusia, y Alexander Brod, director de la Oficina de Moscú para Derechos humanos, dijeron que era demasiado temprano comenzar para buscar responsables del ataque del sábado. Pero Brod dijo que, en el pasado, las autoridades han contratado grupos criminales locales para acallar la disidencia y lo encubren como vandalismo.
A pesar del ataque, los activistas esperaban continuar su protesta en un nuevo campo el jueves. Acusan a las autoridades de lucrarse ilegalmente en el Complejo Químico de Electrólisis de Angarsk permitiendo a empresas extranjeras que envíen allí combustible consumido para su tratamiento. Además de este tratamiento, la planta ha estado enriqueciendo uranio durante los últimos 50 años para su utilización en centrales nucleares.
Actualmente es difícil saber quien ha estado detrás de los ataques en Angarsk. Sin embargo, la Internacional de Resistentes a la Guerra está preocupada de que no haya una investigación apropiada de policía - las primeras declaraciones de las fuentes policiales no son prometedoras.

Se necesita ayuda

Los activistas del campo de protesta necesitan ahora ayuda urgente. Se está colectando dinero para pagar para el transporte del cuerpo de Ilya Bodoraenko y su entierro, para el tratamiento médico de otros activistas heridos, y para la reorganización del campo. La Internacional de Resistentes a la Guerra pide donaciones a sus propias cuentas, indicando claramente "ayuda para el campo de protesta de Angarsk " como asunto de la transferencia:

Europa continental: por transferencia a la Internacional de Resistentes a la Guerra, en Euros al Bank of Ireland, IBAN IE91 BOFI 9000 9240 413547, SWIFT/BIC BOFIIE2D
Gran Bretaña: por transferencia a la Internacional de Resistentes a la Guerra, en £ libras esterlinas al Unity Trust Bank, Número de cuenta 5072 7388 código de Clase: 08-60-01 (IBAN GB11 CPBK 0800 5150 07 32 10, RÁPIDAMENTE CPBKGB22), o enviando un cheque a la Internacional de Resistentes a la Guerra a: Internacional de Resistentes a la Guerra, 5 Caledonian Road, London N1 9DX
EE.UU.: Envíe un cheque distinguido a la Internacional de Resistentes a la Guerra: Ralph di Gia, c/o War Resisters League (WRL) 339 Lafayette Street, New York NY 10012
En cualquier caso, por favor envíe un correo electrónico a info@wri-irg.org, con el asunto "ayuda para el campo de protesta de Angarsk", declarando la cantidad y donde se ha enviado el dinero.  
La Internacional de Resistentes a la Guerra expedirá todas las donaciones a los activistas rusos.
En varias ciudades, activistas organizan vigilias en embajadas rusas o en otras partes. Se prevé celebrar una vigilia en Londres el jueves, pero todavía no está confirmada.