Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Inicio de sesión

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

Artículo 318: Cómo silenciar a los disidentes

*Artículo 318:*
(1) Los individuos que pretendan desalentar a las personas de realizar el servicio militar por medio de incitaciones, sugerencias o reparto de propaganda, serán condenados a prisión con una pena de entre seis meses y dos años. (2) Si el delito se comete a través de la prensa o los medios de comunicación, la pena se verá incrementada en otro cincuenta por ciento.

El arma no tan secreta del ejército turco contra los antimilitaristas

Desde los mismos inicios del movimiento antimilitarista en Turquía, los antimilitaristas turcos han tenido que vérselas con el peligro de ser juzgados no sólo por negarse a cumplir el servicio militar, sino también por expresarse contra el militarismo. De hecho, la mayor parte de los primeros procesos contra antimilitaristas turcos se llevaron a cabo bajo el entonces Artículo 155 del Código Penal turco, titulado “alienar al pueblo del ejército”. Recientemente, como parte de la reforma del Código Penal para cumplir los requisitos de la Unión Europea, al artículo se le ha cambiado el número: ahora es el Artículo 318. Su contenido, sin embargo, no ha cambiado sustancialmente.

Cuando Tayfun Gönül y Vedat Zencir se declararon objetores de conciencia en 1989, no fueron procesados y condenados por negarse a realizar el servicio militar, sino en virtud del Artículo 155. De modo similar, los primeros activistas de la OC, objetores todos ellos, y los periodistas que los entrevistaron fueron procesados y a menudo condenados bajo este mismo artículo. Un caso importante en los inicios fue el de Erhan Akyildiz y Ali Tevfik en 1993. Ambos fueron juzgados por haber entrevistado a Aytek Özel, secretario general del SKD y objetor, para la cadena de televisión HBB el 8 de diciembre de 1993.

El productor Erhan Akyildiz y el reportero Ali Tevfik Berber fueron arrestados por orden del jefe del estado mayor y juzgados en un tribunal militar, la primera vez en que un tribunal militar procesó a civiles. Se expidieron órdenes de arresto contra Aytek Özel y otros objetores. A Erhan Akyildiz y Ali Tevfik Berber se les impuso la pena mínima de dos meses de encarcelamiento y Aytek Özel, que se entregó al tribunal militar en Ankara el 8 de febrero de 2004, fue condenado a un año y quince días de cárcel. El elemento importante de este caso era el hecho de que después de que el tribunal de seguridad del Estado dictaminara que el caso no era de su competencia, se abrió la vía para que los civiles pudieran ser juzgados por tribunales militares.

También en el caso de Osman Murat Ülke, el primer objetor encarcelado por declararse como tal, los primeros juicios a los que fue sometido –y las primeras condenas que le fueron impuestas– estaban relacionados con el Artículo 155: alienar al pueblo del ejército mediante la quema de su cartilla de alistamiento y su declaración de objetor de conciencia.

Más recientemente, desde lo que han llamado la “reforma penal”, ha habido varios casos de procesamiento, ahora bajo el Artículo 318. Entre dichos casos se encuentran:

  • Doghan Özkan, un activista de la plataforma de OC de la sección de Estambul de la Asociación de Derechos Humanos (IHD) se dirigió públicamente a la prensa el 12 de diciembre de 2005, por lo que fue condenado a cinco meses de cárcel el 20 de septiembre de 2006. La pena fue reducida a una multa de 3000 liras turcas. Sigue pendiente un recurso de apelación.
  • Perihan Magden fue acusada de infringir el Artículo 318 por un artículo, “La objeción de conciencia es un derecho humano”, publicado en Yeni Aktuel el 27 de diciembre de 2005. Fue absuelta el 27 de julio de 2006 porque el tribunal preservó el derecho a la libertad de opinión y expresión.
  • Birgul Ozbaris, periodista del periódico Ozgur Gundem, ha sido acusada, bajo siete cargos diferentes, de infringir el Artículo 318. Se enfrenta a una condena de hasta 21 años de cárcel.
  • Gökhan Gencay, periodista del periódico Birgün, fue acusado de infringir el Artículo 318 por una entrevista con el objetor de conciencia Erkan Bolat, publicada el 10 de octubre de 2005. Su caso, sin embargo, fue desestimado por el Alto Tribunal Penal.
  • Halil Savda no sólo se enfrenta a cargos por objeción de conciencia, sino que también fue acusado según el Artículo 318 por leer una declaración de solidaridad con los objetores israelíes frente al consulado israelí en Estambul.

Es obvio que el Artículo 318 (y anteriormente el 155) se utilizan para silenciar a los disidentes. Cualquier crítica al estamento militar turco puede provocar un proceso y una condena a prisión bajo el Artículo 318. Ello vuelve casi imposible cualquier debate abierto sobre el papel del ejército en la sociedad turca.

El Artículo 318 estipula un límite máximo de dos años de cárcel, y de tres años en caso de que el “delito” sea cometido a través de la prensa. Sin embargo, en junio de este año, el Artículo 318 ha sido incorporado al código turco antiterrorista, que considera la objeción de conciencia como “crimen organizado” y “peligro”, con lo que aumenta las penas de cárcel potenciales hasta 4,5 años.

Los antimilitaristas turcos han iniciado ahora una campaña contra el Artículo 318, exigiendo que sea derogado y que se desestimen de inmediato todos los juicios pendientes. Todo apoyo a esta campaña será muy bien recibido.