Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Inicio de sesión

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

Invirtiendo en la guerra

La Guerra y las tensiones implican una conveniente carrera armamentista para las empresas vendedores de armas. Los bancos saben muy bien de esto, y están muy dispuestos a lucrar de ello. El único problema es la incertidumbre, la cual no es del gusto del mercado. Un experto francés en finanzas decía en 2003, .Cuando estamos listos para la guerra, como lo esta-mos ahora, las acciones caen en la bolsa; pero esperamos que suban nuevamente tan pronto como las primera bombas son lanzadas sobre el enemigo.. En febrero de 2002, Merrill Lynch, la conocida firma de inversiones estadounidense, publicó una nota diciendo que una campaña militar en el 2002 o 2003 contra Saddam Hussein, beneficiaría a las compañías productoras de municiones. El mismo documento intentaba estudiar varios otros posibles escenarios, no siendo todos tan lucrativos. Alliant Techsystems fue un ganador en todas las categorías, mientras Raytheon fue favorito en el campo aéreo en oposición a Gene-ral Dynamics respecto de las fuerzas de tierra. Si Irak pudiera derribar suficientes aviones aliados, Boeing y Lokheed lucrarían de ello -- a menos que los ataques, como aquellos del 11 de septiembre de 2001, pudiesen balancear la caída del mercado aéreo civil en beneficio del militar. En realidad, la incerti-dumbre resulta demasiado difícil de manejar.

De todos modos, pudiéndose lucrar de la guerra, la tentación es demasiado alta; pero una nueva tendencia ha surgido (y por lo tanto profitable también): la inversión ética. Los especuladores profesionales del dinero no pierden ninguna oportunidad, en-tonces ellos son capaces de invertir en empresas vendedoras de armas al mismo tiempo que ofrecen bonos éticos. Axa pensó que esta doble política no sería un problema hasta que fue desa-fiada por una campaña belga ("Mi dinero, conciencia limpia").

Los medios en guerra

Sólo basta recordar la actitud de la cadena de TV Fox News en el 2003, para entender cuánto pueden beneficiarse de la guerra los medios de comunicación, incluso fomentándolos si es necesario. La cadena de TV árabe Al-Jazeera se ha hecho famosa y ha ganado numerosos televidentes gracias a las guerras de Afganistán e Irak. En cualquier país la mayoría de las agencias de publicidad, sea por medio de la TV, la radio, la wep o los periódicos, han obtenido beneficios de la guerra. Por supuesto, no todos los conflictos generan dinero, y algunos son desconocidos o han sido olvidados por el público, en especial si la TV no muestra el drama en vivo y en directo. Por ejemplo, el conflicto checheno sólo reapareció en los medios cuando los niños o bien los espectadores de un teatro moscovita se convirtieron en rehenes... mientras al mismo tiempo los comerciales alternaban con los especiales de noticias.

Tikiri, activista frances
traducción por Manuel Gárate