Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Inicio de sesión

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

Niños soldados: informe sobre Angola

Coalición para acabar con la utilización de niños soldados

No ha firmado la Carta Africana sobre los Derechos y el Bienestar de los Niños Población: 11.569.000 Menores de 18 años: 6.409.000 (52%) (1) Fuerzas armadas gubernamentales (2) En activo: c. 110.500; Ejército de tierra: c. 98.000; Marina: 1.500-- 2.000; Ejército del aire: 11.000; Paramilitares: 15.000; Policía de reacción rápida: 15.000

Legislación nacional de reclutamiento

El artículo 152 de la Constitución(3) de Angola de 1992 estipula lo siguiente: "1. La defensa del país es un derecho y deber principal e irrenunciable de todos los ciudadanos. 2. El servicio militar es obligatorio. La ley establecerá la forma de cumplirlo." La conscripción se reintrodujo en 1993 y la anterior ley sobre el servicio militar(4) fue sustituida por la ley 1/93 del 26 de marzo de 1993 y su decreto de aplicación subsiguiente.(5) El servicio militar pasó a ser obligatorio para todos los hombres de entre 20 y 45 años. En el decreto de 1996, la edad mínima para el reclutamiento voluntario se fijó en los 18 años para hombres y en 20 para las mujeres.(6) En noviembre de 1998, el Consejo de Ministros aprobó la conscripción obligatoria para los ciudadanos angoleños nacidos en 1981.(7) Esto significa que la edad mínima para la conscripción se redujo de los 18 a los 17 años.

Práctica de reclutamiento del país

"Entre 1980 y 1988, en Angola uno de cada tres niños ha participado en operaciones militares y muchos han disparado un arma contra otro ser humano."(8) Durante el conflicto angoleño, los niños han sido reclutados y utilizados como soldados. Tras los acuerdos de paz de Lusaka en 1994 se produjo la desmovilización oficial de soldados tanto del gobierno como de las fuerzas UNITA. Se registraron un total de 8.500 niños soldado(9) (los niños componían el 12 por ciento de la tropas de UNITA estacionadas en las 15 zonas de acuertelamiento); no obstante, esta cifra no da una idea de la escala del problema, ya que muchos soldados fueron reclutados como niños pero habían cumplido 18 años en el momento del registro.(10) A finales de marzo de 1997, sólo se habían desmovilizado a 2.336 niños y más del 50 por ciento del total había desertado en las zonas de acuertelamiento.(11) "No quería enrolarme en el ejército, me obligaron", afirma Francisco, un soldado de 17 años de las fuerzas armadas de Angola, al explicar cómo unos soldados asaltaron su casa una noche hace tres años en el interior de la provincia de Bie y se lo llevaron. "Todos estos años lo único que quería era volver a casa. Ahora, por fin, voy a volver a Bie para ver a mi familia y trabajar con mi padre en su granja."(12) Según el gobierno no se recluta a nadie de menos de 18 años, pero las organizaciones no gubernamentales (ONGs) y organizaciones internacionales que trabajan en Angola afirman todo lo contrario. Por ejemplo, se ha informado de que se siguió practicando el reclutamiento forzado de jóvenes ("Rusgas") incluso después de la reintroducción de la conscripción en 1993. Este tipo de reclutamiento ya no seproduce en Luanda, pero sí en algunos de los suburbios y en el resto del país, sobre todo en zonas rurales.(13) Se ha denunciado que los jefes militares han pagado a oficiales de policía para buscar nuevos reclutas. Se ha forzado a niños de 14 años a alistarse. (14) Según una fuente confidencial, se calcula que actualmente hay más de 3.000 niños soldado en las fuerzas armadas de Angola (FAA), a pesar de que UNICEF aseguró que en 1997 había 520 niños en las FAA.

A raíz de la reducción de la edad de conscripción en noviembre de 1998, el censo militar de todos los varones angoleños nacidos entre el 1 de enero de 1979 y el 31 de diciembre de 1981 se inició en enero de 1999 tras una declaración del ministro de defensa, General Pedro Sebastião.(15) El llamamiento se hizo al día siguiente de que el Secretario General de la ONU Kofi Anan anunciara su plan de retirada de Angola de las fuerzas de paz de la Naciones Unidas. Se reunió a los varones jóvenes en una oficina cerca del aeropuerto de Luanda para proceder a su registro. Con la legislación existente, las mujeres de entre 20 y 45 años también pueden ser llamadas a filas, pero en la realidad no se las alista.(16) Se ha informado de que los angoleños ricos han enviado a sus hijos en edad militar al extranjero para evitar el servicio militar. De forma adicional, la autoridades corruptas aceptaban dinero a cambio de una exención en el alistamiento oficial, incluso a pesar de que el ministro de defensa había declarado públicamente que "la defensa de la patria es un deber del que no debe quedar exento ningún ciudadano angoleño".(17) Las agencias de noticias angoleñas han sido advertidas de forma precisa mediante una carta del ministerio de comunicaciones sociales para que no inciten a los jóvenes a oponerse al registro militar obligatorio nacional.(18) Una fuente, que ha pedido no ser nombrada, ha asegurado que se siguen haciendo redadas de adolescentes para su alistamiento. Se afirma que no hay índices de deserción muy altos de estos niños, aunque no está claro si logran volver a casa. La misma fuente señala que se recluta en un principio a niños de corta edad pero que son "rechazados" porque el jefe militar que estaría a su cargo no los quiere. Paido, un angoleño que ahora tiene 24 años, describió el modo de reclutamiento en Angola en una entrevista publicada en el New York Times a principios de 1999. "Estaba paseando con dos chicas y me llamaron. Estaba demasiado cerca y no pude salir corriendo. A pesar de que mi carné de identidad decía que era menor -- y era cierto -- , era corpulento, e insistieron en que era lo suficientemente mayor, y me llevaron con ellos a la comisaría. Estaba lleno de niños. (...)" "Me metieron en una celda con los otros niños mientras iban a buscar camiones. Cuando te cogen, te envían inmediatamente a las provincias para el entrenamiento, a un lugar lejano donde no conozcas a nadie. Yo tuve mucha suerte, un vecino vio como se me llevaban y se lo dijo a mi madre. Mi tío es policía y habló con el comisario. Cuando ya habían metido a los otros chicos en los camiones, mi tío me sacó." New York Times, 20 enero de 1999.

Participación de niños en el conflicto armado

La guerra civil ha sido la norma desde la independencia de Portugal el 11 de noviembre de 1975. Tras un acuerdo de alto el fuego en mayo de 1991 (el acuerdo de Bicesse) entre el gobierno y la Unión Nacional Insurgente para la Independencia Total de Angola (UNITA), en octubre de 1992 se reanudó el conflicto en la mayoría de zonas rurales. El 20 de noviembre de 1994 se firmó un segundo acuerdo de cese el fuego, el protocolo de Lusaka, entre las partes en guerra. Este acuerdo de paz contribuyó a la integración de antiguos insurgentes de UNITA en las Fuerzas Armadas de Angola (FAA). La integración militar se inició en junio de 1996 y en abril de 1997 se instauró un gobierno de unidad nacional y reconciliación. Se envió una dotación de 7.200 cascos azules de la ONU (MONUA) para supervisar la aplicación del Protocolo de Lusaka. En mayo de 1997 se inició el proceso de extensión del gobierno a las zonas ocupadas por UNITA, pero continuaron los enfrentamientos entre los rebeldes de UNITA y las FAA. La situación siguió empeorando y se produjo una división dentro de las fuerzas de UNITA en agosto de 1998 y una nueva facción que se denominaba a sí misma Conciencia Democrática: Plataforma para el Renacimiento y la Comprensión Plural, que se convirtió en semipública el 2 de noviembre de 1998.(19) Los enfrentamientos de intensificaron en noviembre de 1998, cuando el gobierno lanzó una ofensiva contra UNITA, que tenía como objetivo hacerse con los cuarteles de Andulo y Bailundo.(20) Finalmente, el 17 de enero de 1998, a raíz del derribo de dos aviones fletados por la ONU en diciembre de 1998 y el continuo incremento del nivel de hostilidad en el país, el Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Anan, declaró ante el Consejo de Seguridad que ya no había más paz que mantener y que las Naciones Unidas iban a concluir sus operaciones de mantenimiento de la paz. Los 1.000 militares, policías y personal civil de la ONU debían abandonar Angola el 20 de marzo de 1999. Se ha informado de que tanto Namibia como Zimbabwe han enviado tropas a Angola para apoyar a las fuerzas armadas angoleñas en su ofensiva contra los rebeldes de UNITA, a pesar de que no existen cifras precisas acerca de la magnitud de este apoyo.(21) De forma simultánea, Angola ha enviado tropas a la República Democrática del Congo para apoyar al presidente Laurent-- Désiré Kabila.(22) Recientemente, Angola acusó a Zambia y a su anterior ministro de defensa, Ben Mwila, de estar involucrados en un red de apoyo ilegal a UNITA. Mwila negó furiosamente las acusaciones y pidió una prueba de estas alegaciones.(23) El 9 de febrero, la Comunidad de Desarrollo Sudafricana (SADC) ofreció su ayuda para intentar aliviar la tensión entre los dos países. La SADC sólo estaba dispuesta a buscar una solución política y no enviaría misiones de verificación a Zambia para comprobar las alegaciones.(24)

Grupos de oposición armados (25)

*Unión por la Independencia Total de Angola (UNITA). Se ha afirmado que unas 10.600 tropas de las aproximadamente 18.500 de UNITA se han integrado en el ejército nacional, y que unas 24.000 tropas adicionales totalmente equipadas además de 35.000 soldados esperaban para ser desmovilizados.(26) *Tras una ruptura en el seno de UNITA en agosto de 1998, se creó una nueva facción denominada Conciencia Democrática: Plataforma para el Renacimiento y la Comprensión Plural (ver más arriba). Se informó de que aproximadamente 4.000 soldados UNITA habían desertado y habían entregado sus armas a las autoridades angoleñas. Estos hombres provienen de la facción escindida de UNITA.(27) *Frente de Liberación del Enclave de Cabinda (FLEC): este grupo de oposición se dividió en muchas facciones que actualmente operan en la zona: las FLEC-- FAC (fuerzas armadas de CabindanFLEC) y FLEC Renovada. Ambas suman unos 1.500-2.000 efectivos. (28)

En 1996, UNITA comenzó la desmovilización de sus niños soldados y había devuelto 2.000 niños a la vida civil en enero de 1997.(29) Pero a pesar de la promesa de no volver a reclutar niños(30), UNITA ha continuado integrando grandes números de menores en sus filas.(31) En 1998, le Red Interafricana de Derechos Humanos y de Desarrollo (Afronet) y Human Rigths Watch denunció que UNITA secuestraba a niños y hombres y mujeres jóvenes de entre 13 y 30 años que vivían en las ciudades limítrofes de Cazombo y Lumbala Nguimbo.(32) De forma adicional, se informó previamente de que en julio y agosto de 1997 se reclutó de forma forzosa a refugiados ruandeses, entre ellos 200 jóvenes, cuando entraron en zonas de Angola bajo control de UNITA.(33) Según el Departamento de Estado de los Estados Unidos, en 1998 UNITA procedió al reclutamiento forzoso, incluidos menores, en todo el territorio nacional en liza. Los reclutas fueron trasladados a campos militares aislados y sometidos a presiones psicológicas y privaciones extremas; los que intentaban desertar eran ejecutados. Se reclutó a mujeres, muchas de tan solo 13 años, de forma forzosa para trabajar como portadoras y sirvientas en los campos, y se ha difundido una gran cantidad de informes fiables sobre violaciones.(34) Una fuente confidencial estima que el número total de niños soldados en UNITA es del orden de unos 3.000. Otras fuentes también han denunciado que el Frente para la Liberación del Enclave de Cabinda también ha reclutado niños entre sus efectivos. Se ha denunciado que las FLEC-- FAC han reclutado a niños de tan solo ocho años (35) y que el 30-- 40 por ciento de ellos son niñas.(36) Se piensa que se da la misma situación en la escisión FLEC Renovada.(37)

Notas

Se ha suprimido las extensa lista de notas. Visitar la página web .