Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Inicio de sesión

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

Editorial

El tema de esta edición de El Fusil Roto es la lucha contra la militarización de la juventud, justo a tiempo para la conferencia internacional de estudio con el mismo título. Como escribí en un editorial como invitado en Peace News en 2002, para trabajar con eficacia, necesitamos conocer a nuestro enemigo, o lo que nuestro enemigo está hacienda. Como enemigo me refiero a los militares, y yo deliberadamente llamo a los militares nuestro enemigo, sabiendo que en la mayoría de los círculos no-violentos se supone que no deberíamos tener enemigos. Sin embargo, la institución militar no es sólo un oponente - alguien con quien se pueda discutir las cosas, tal vez convencer y cambiar - es una estructura basada en la violencia, algo que sólo no queremos cambiar, sino también deshacerse de ella completamente. Esto significa que cuando se trabaja en contra de la militarización, con énfasis en la juventud, y es en un principio importante analizar cómo funciona la militarización en las diferentes sociedades, qué mecanismos se utilizan, cómo se relaciona con otras estructuras de poder como el estado, el patriarcado y heterosexismo, etc. En esta edición de El Fusil Roto no podemos más que ofrecer un poco de inspiración - 12 páginas no son suficientes para un análisis completo - y también para proporcionar algunos ejemplos de resistencia. Sin embargo, hay más información disponible en el cuaderno que hemos realizado para nuestra conferencia, y les invitamos a echar un vistazo a http://wri-irg.org/militarisationofyouth/DarmstadtReader. Resistiendo la militarización se encuentra en el núcleo de nuestro trabajo antimilitarista. De este modo, es importante que intercambiemos nuestras experiencias y aprendamos unos de otros - pero también nos retamos unos a otros acerca de nuestros diferentes enfoques y perspectivas políticas. Como una red de lucha contra el militarismo venimos de diferentes puntos de vista políticos y culturas - por lo que es inevitable que surjan enfoques distintos. Esto puede ser una fuerza, si valoramos las diferencias, pero también que nos enlacemos entre sí mediante un debate crítico basado en el respeto. La militarización significa uniformar todo el mundo - nuestra resistencia necesita la diversidad y la creatividad.

Andreas Speck