Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Inicio de sesión

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

Objeción Fiscal: el Fisco amenaza a la IRG

El Fisco británico amenazó a la Internacional de Resistentes a la Guerra con el embargo de sus bienes debido a que la organización pacifista está reteniendo una proporción del impuesto a la renta por razones de objeción fiscal.

La IRG ha estado reteniendo impuestos -cerca del 7% del impuesto a la renta, más o menos la misma proporción que el presupuesto militar británico- desde el año fiscal 2002/03. En sus constantes cartas al Fisco, la organización ha indicado:

"Nosotros… cuestionamos que la deuda… constituya una deuda legal, pues es resultado de una ley que viola derechos humanos básicos, según lo implementado por el Acta de Derechos Humanos." Además, la organización se remite a la tradición de la desobediencia civil, tal como la practicaron Henry David Thoreau, Mohandas K. Gandhi, o Martin Luther King.

El conflicto actual se refiere a impuestos por pagar de los años fiscales 2007/08, 2008/09, y 2009/10. En su carta, el Fisco no menciona en absoluto los aspectos de derechos humanos, ni se involucra con las cuestiones planteadas por la IRG. Esta dice simplemente:

"Nuestros expedientes muestran… que usted no ha pagado este impuesto a tiempo. Usted debe, por lo tanto, pagar el total de lo debido inmediatamente… de no hacerlo, asumimos que no está dispuesto a cumplir y tomaremos medidas de embargo, las que implican el secuestro de sus bienes para su venta en subasta pública."

En su contestación del 10 de septiembre, la IRG escribe: "Queremos mencionar otra vez que nos gustaría mucho discutir este tema con uno de sus representantes, preferiblemente fuera de las Cortes -y quizá en un debate público? Sin embargo, si el asunto no puede ser resuelto fuera de tribunales, estaremos preparados para presentar nuestros argumentos allí".

La IRG subraya el derecho de sus empleados a la objeción de conciencia contra los impuestos. Exigimos que Fisco conteste nuestros argumentos legales y morales.