Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Inicio de sesión

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

Reply to comment

Campaña del Mes: Iniciativa Popular para la prohibición de las exportaciones de armas suizas

La Iniciativa Legislativa Popular es una herramienta de democracia directa en Suiza. Si 100.000 personas con derecho a voto firman una petición política, las autoridades están olbigadas a convocar un referéndum cuyo resultado es vinculante para el gobierno.

En 2007, GsoA (Grupo por una Suiza sin Ejército) reunió más de 100.000 firmas de ciudadanos demandando la prohibición de la exportación de material de guerra desde y en tránsito por Suiza. El referéndum está programado para el 29 de noviembre de 2009. Será la tercera vez que la población Suiza vote sobre este tema. En 1972, el 49,7% votó a favor de la prohibición, pero en 1997 el apoyo cayó al 22,5%. Si la mayoría vota a favor de la prohibición, será vinculante para el gobierno. GsoA fue fundado en 1982 con el objetivo principal de "civilizar" la sociedad suiza mediante la abolición de su ejército. En 1989, más de un tercio de la población suiza dio su apoyo a esta propuesta en un referéndum federal, sacudiendo profundamente las convicciones militaristas del país. Desde entonces, GsoA ha lanzado varias "iniciativas populares" (que han llevado a referéndums nacionales) con el objetivo de disminuir las dimensiones del ejército y su presupuesto o proponiendo alternativas civiles. Actualmente, el grupo tiene unos 20.000 miembros y simpatizantes.

El gobierno se opone a la prohibición, argumentando que las exportaciones son vitales para la industria de armamentos suiza, que a su vez juega un papel esencial en la defensa del país, afirma. Si bien es cierto que sin acceso al mercado internacional de armamento, la producción militar en Suiza sería más difícil, hay que admitir también que la tendencia de integración y fusiones en el sector está forzando ya a muchas compañías productoras suizas a relocalizar su producción en el exterior, y los mayores productores de armas suizos ya están dominados por empresas extranjeras. El argumento de la defensa nacional no es realista, puesto que la industria militar ha demostrado en el pasado que hasta en tiempos de guerra vende sus productos a cualquier cliente que pueda pagar.

Argumentos contra el Comercio de Armas

Aunque las armas suizas representan una pequeña fracción del material de guerra presente en el mundo, son usadas todavía para matar personas, incluidos civiles. Por ejemplo, Suiza es el segundo exportador mundial de munición para armas ligeras. Aunque un fabricante no es directamente responsable de la manera en que se usan sus productos, es altamente hipócrita vender productos peligrosos y al mismo tiempo culpar a los que los usan mal.

La política exterior suiza persigue la prevención de la violencia armada, la resolución de conflictos y la consolidación de la paz. Invierte en desarrollo y cooperación, para potenciar la paz y la seguridad en Suiza y en todo el mundo. Sin embargo, el impacto negativo del comercio de armas (que causa destrucción humana y ambiental, y desvía recursos destinados a cubrir necesidades humanas, especialmente en los países del sur), obstaculiza gravemente tales esfuerzos. Exportar armas es incompatible con la promoción de la seguridad humana y una comunidad global estable.

El material de guerra representa solamente el 0,4% del valor total de las exportaciones suizas. Si se acepta la prohibición, el gobierno apoyará financieramente la conversión civil de la industria del armamento. Esta conversión ya está teniendo lugar con la evolución de los mercados, por lo que sería inteligente invertir ya en sectores como las tecnologías y energías verdes que probablemente proporcionarán más puestos de trabajo sostenibles.

Finalmente, las exportaciones de armas no son muy lucrativas para el país puesto que están fuertemente subvencionadas (el gobierno cubre los riesgos de exportación, que son bastante altos cuando se vende armas a países pobres; la adquisición de equipamiento militar por otros países está ligado a menudo a contratos para las industrias domesticas, implicando que su supervivencia económica se apoya sobre grandes gastos del ministerio de defensa).

¡Ayúdanos a ganar el referéndum!

En estos momentos estamos trabajando duro en la campaña, confiados en poder ganar el referéndum. La industria armamentística puede tener el dinero, pero nosotros tenemos mejores argumentos. Por supuesto, estaremos encantados de recibir cualquier ayuda. Especialmente, agradeceremos cualquier información sobre ventas y utilización de armas suizas en cualquier parte del mundo.

http://www.gssa.ch
http://wwww.materieldeguerre.ch/

Responder

War Resisters' International is currently in maintenance. During this maintenance it is not possible to add or edit content (like comments and pages).