¿Queso o tanques?

Suiza votará el 29 de noviembre una enmienda constitucional para prohibir todas las exportaciones de armas. El electorado suizo todavía oscila entre su ideal de neutralidad pacífica y los intereses económicos de la industria militar. .

Contrariamente a nuestra imagen de nación pacífica que sirve al mundo con queso, chocolate, la Cruz Roja y un refugio para el dinero de la gente rica, Suiza también es un considerable productor e inversor armamentístico. De hecho, somos el segundo país exportador de armas per cápita. De Paquistán a Botswana, de Iraq a Birmania, se usan municiones, rifles, cañones, vehículos armadas y aviones ligeros suizos. Creemos que Suiza debería mejor exportar productos que armas. Y existe una oportunidad de que podamos lograrlo.

El sistema político suizo proporciona algunas herramientas de democracia directa singulares y poderosas. Recogiendo 100.000 firmas válidas, se puede reclamar un referéndum vinculante sobre cualquier enmienda constitucional. Es un montón de trabajo recoger tantas firmas, pero conseguimos alcanzar la meta incluso antes de lo esperado. El referéndum tendrá lugar el 29 de noviembre.

Lo que empezó con un grupo de activistas antiguerra del Grupo por una Suiza sin Ejército, se ha convertido en una amplia coalición de todas las organizaciones pacifistas, todas las principales agencias de cooperación suizas, muchos grupos religiosos, los sindicatos más importantes y todos los partidos políticos a la izquierda del centro. Incluso hemos recibido apoyo internacional: dos premios Nobel de la paz, el arzobispo Desmond Tutu y Adolfo Pérez Esquivel, se han unido a nuestra campaña.

Por el momento, las dos campañas están peleando por el voto en debates públicos y mesas de discusión, con la distribución de carteles, anuncios en los periódicos, folletos y haciendo acciones creativas. Las posiciones están claras: nuestros oponentes se centran en los puestos de trabajo y la seguridad nacional, mientras que nosotros destacamos los numerosos escándalos de exportación de armas y nuestra responsabilidad hacia aquéllos afectados por las guerras en todo el mundo. Los últimos sondeos muestran que un 41% de los votantes están a favor de una prohibición de las exportaciones y un 44% se oponen.

Los medios de las campañas por el Sí y por el No son muy diferentes. Nuestro presupuesto es 10 veces menor que los recursos de la campaña de la industria armamentística. Pero tenemos de lejos la campaña más energética y creativa en la calle. Si ganamos el referéndum, esperamos enviar una señal a otros países hacia un futuro más pacífico. En palabras de Desmond Tutu: "Suiza podría hacer una contribución única para apoyar el desarrollo sostenible y pacífico en nuestro planeta y ser un ejemplo luminoso para que otros países cuestionen sus políticas de exportación".

Podéis seguir la campaña aquí:

alemán: http://www.kriegsmaterial.ch
francés: http://www.materieldeguerre.ch
italiano: http://www.materialebellico.ch
algunas noticias en inglés: http://www.gsoa.ch/english/