Suiza ha abolido el examen de conciencia

El servicio sustitutorio sigue siendo 1,5 veces más largo que el servicio militar

El 1 de abril de 2009 Suiza suprimió finalmente el examen de conciencia de los aspirantes a la objeción de conciencia. Antes del 1 de abril de 2009, se celebraban entrevistas personales ante una comisión. Sus miembros eran civiles que habían sido seleccionados y designados por el Ministerio. Si la petición era rechazada, existía el derecho de apelar al Ministerio de Asuntos Económicos. Aquellos que hicieron la solicitud antes del 1 de abril de 2009, pero que no han recibido respuesta antes del 31 de marzo de 2009 serán reconocidos como objetores sin entrevista personal.

Las decisiones tomadas por la comisión podían ser estrictas, como ejemplificó el caso de Marino Keckeis en 2001. Su solicitud fue rechazada porque no pudo convencer a la comisión de sus convicciones de conciencia. Él continuó rechazando el servicio militar y fue condenado por el tribunal militar a cinco meses de cárcel, aunque reiteró en varias ocasiones que estaba dispuesto a llevar a cabo un servicio sustitutorio. Durante su encarcelamiento emprendió una huelga de hambre y después de tres meses en prisión fue liberado anticipadamente. Su caso atrajo una atención internacional considerable. De hecho, Amnistía Internacional consideró que el rechazo de su solicitud era “debido a una interpretación muy limitada de la objeción de conciencia”.

Suiza ha sido uno de los últimos países de Europa occidental en reconocer el derecho a la objeción de conciencia y a prever un servicio sustitutorio fuera de las fuerzas armadas. Antes de 1996, el trato a los objetores de conciencia fue duro. Durante los años ‘80 y ‘90, aproximadamente 360 objetores fueron encarcelados cada año.

La Ley sobre el Servicio Sustitutorio que fue adoptada en 1996 es el resultado de años de campañas de los grupos pacifistas suizos. De hecho, la decisión para aprobar una ley de objeción de conciencia fue tomada mediante referéndum (en Suiza, cualquier persona puede pedir la celebración de un referéndum siempre que se recoja un número suficiente de firmas). En un referéndum que tuvo lugar en 1991, una mayoría del 82.5 por ciento votó a favor de enmendar la constitución, un hecho que permitió un servicio sustitutorio fuera de las fuerzas armadas. Esta enmienda permitió la redacción de la Ley sobre el Servicio Sustitutorio, que fue aprobada por el parlamento suizo en 1995.

Según el artículo 8 de la Ley sobre el Servicio Civil, el servicio sustitutorio es 1,5 veces más largo que el servicio militar. Para los objetores de conciencia que habían sido suboficiales u oficiales durante su tiempo como reclutas, el servicio sustitutorio es 1,1 veces más largo que el servicio militar. Esta duración del servicio sustitutorio todavía tiene que ser considerada punitiva, y no cumple con los estándares internacionales.

Fuentes: Beratungsstelle für Militärdienstverweigerung und Zivildienst: Zulassung, consultado el 26 de junio de 2009; Internacional de Resistentes a la Guerra: Marino Keckeis, consultado el 26 de junio de 2009; Consejo Quakero de Asuntos Europeos: El Derecho a la Objeción de Consciencia en Europa, Suiza, 2005