Comunicación alternativa y popular: Los hilos intrínsecos de un país militarizado

Medellín, 22 de mayo de 2009

Los hilos intrínsecos
de un país militarizado: Reclutamiento ilegal del ejército y
seducción de los grupos armados ilegales.

Vivimos en ciudades y
campos altamente militarizados. Para dar razón de esta afirmación
la cual no se entrelaza con la “Democracia”, nombraremos varios
acontecimientos o fenómenos que vemos con profunda preocupación;
por un lado, más de 100.000 hombres jóvenes van a las filas de la
fuerza pública como soldados profesionales, bachilleres y regulares, a
zonas de guerra rurales en donde el conflicto armado interno es
una realidad inocultable1.

Por otro lado en
Colombia, en sus campos, en las cabeceras de los municipios y en las
urbes, se practican por parte del ejército varios ejercicios
ilegales a la hora de reclutar a los jóvenes a la institución
militar, pues hay una estrategia de reclutamiento forzado, y otra de
persuasión por parte de otros grupos armados: bandas criminales,
oficinas, grupos de desmovilizados, paramilitares y guerrilleros.

Sumándole a esta oferta,
la conscripción en trabajos o empleos los cuales tienen que ver
exclusivamente con lo armado, las recompensas que ofrece el gobierno
por los “cabecillas” de éstos grupos, las recompensas a los
militares por “guerrilleros” caídos en combate, y, un paseo de
tres días para muchos hombres reclutados ilegalmente o simplemente
seducidos por el sueño de ser “menos pobres”, con el fin de
asesinar a los pobladores en nombre de los “resultados” de la
seguridad democrática2.

Las recompensas o
incentivos, el reclutamiento ilegal por parte de todos los actores
armados, incluyendo a las fuerzas militares, más las muertes o las
ejecuciones extrajudiciales cometidas por los soldados – en alianza
muchas veces con los paramilitares- en nombre de los gobiernos de
turno contra los habitantes, nos demuestra que no son injurias ni
calumnias las acusaciones contra el gobierno, más bien estos hechos
visibilizan que en esta nación no existe “Democracia”, ni
“Dignidad” ni “Libertad”. Estas acciones nos hacen creer
firmemente que el culpable es el Estado.

El Estado Comunitario
para ricos, terratenientes, desmovilizados y trasnacionales. Una
forma de gobierno en la cual los pobres, los campesinos, indígenas
y jóvenes o el tercer Estado, se mueren todos los días y por
montones, debido a un status quo burgomaestre y militarizado.
Un país en donde las acciones de la fuerza pública son secreto de
Estado.

Esta capsula se construye
como un grito, una denuncia y exigencia, la cual quiere hacer
visible que a los jóvenes en esta “Democracia” y en este Estado
sólo nos tiene reservados como cuerpos para la muerte, carne de
cañon y “resultados”. Que es necesario medidas reales e
inmediatas y formas de prevención del reclutamiento ilegal, el cual
cada vez se recrudece más, y crea nuevas estrategias para seguir
alimentando el conflicto armado, pues; creemos que hacen falta más
derechos, más libertades, más oportunidades y menos
estigmatizaciones.

1Deducimos
que en Colombia más de cien mil jóvenes prestan el Servivio Militar
Obligatotio (SMO), a través del fallo de la Corte Constitucional sobre
la negativa de enviar a soldados si preparación a las zonas de combate,
por parte de las fuerzas militares.

2Estamos
hablando de que 900 denuncias, de más de mil que se han hecho sobre las
ejecuciones extrajudiciales son casos que se estan investigando porque
hay fuertes indicios de los asesinatos cometidos por la fuerza pública.


RED
JUVENIL  Medellín - Colombia   Visita www.redjuvenil.org