Editorial

El año 2008 fue un año lleno de actividades relacionadas con el trabajo contra los especuladores de la guerra. A lo largo del año hemos informado de un gran número de de acciones éxitosas, como nuevamente lo hacemos en esta edición y la acción de desarme en Suecia. La última parte del año ha estado dominada por la crisis financiera en el mundo – crisis dada en gran medida por cómo el sistema favorece a grandes corporaciones que tienen como prioridad nada más que el enriquecer a sus propios accionistas. Los especuladores de la guerra son uno de los grupos responsables del estado en que está la economía, como lo mostramos con nuestro Especualdor del Mes – Citigroup. El Especulador del Mes y la Campaña del Mes - Mi Dinero Conciencia Tranquila – han sido eleguidos de forma cuidadosa, debido a la actual situación económica. Durante la última reunión del Consejo de la IRG, fue decidido el enfocar el trabajo contra los especuladores de la guerra en campañas contra instituciones financieras involucradas en el negocio de la guerra. En este trabajo esperamos poder construir a partir de los logros ya conseguidos y al mismo tiempo realizar nuevos nexos necesarios, especialmente entre el Norte y el Sur.

Me gustaría agredecer a Martin Smedjeback y Andy Heaslet por sus contribuciones en esta edición.

Finalmente les deseo lo mejor para un 2009 sin especuladores.

Javier Gárate