El reclutamiento en otros lugares.

¿Como reclutan los ejércitos fuera de Europa y América del Norte?

Un anuncio del ejército indio en barracones militares en Bangalore, sur de La India. Aunque tanto Europa como EEUU tienen desplegados sus ejércitos a lo largo de todo el mundo- y donde no los tienen, usan sus programas de "cooperación" económica y "ayuda" al desarrollo con el apoyo de sus fuerzas militares para mantener su influencia politica y económica- no son los únicos países con Fuerzas Armadas. De hecho, la mayoría de los estados del mundo tienen Fuerzan Armadas. ¿Cómo reclutan las otras potencias militares sus Fuerzas Armadas?

China

China, en teoría, mantiene un sistema mixto de servicio militar obligatorio y reclutamiento voluntario. De acuerdo con la ley, "servir en las fuerzas armadas y alistarse en organizaciones de milicia, es un glorioso deber de los ciudadanos chinos". La Ley del Servicio Militar de la República Popular China estipula que los ciudadanos masculinos que alcazan la edad de 18 años el 31 de diciembre de cada año, son elegibles para alistarse en activo al servicio militar. Aquellos que no se alistan ese año, permanecen elegibles para alistarse hasta la edad de 22 años. El ejército de Liberación Popular posee una reserva militar en tiempos de paz de 2,3 millones de soldados. No obstante, más de 13 millones de hombres alcanzan la edad militar cada año. De este modo, en la práctica, la mili es casi irrelevante, y el servicio militar con el Ejército de Liberación Popular (ELP) es prácticamente voluntario, debido a la elevada población de China y por tanto, al alto número de individuos que se alista voluntariamente en las Fuerzas Armadas. Todos aquellos que tienen 18 años de edad deben registrarse con las autoridades gubernamentales. La principal excepción en este sistema se aplica a futuros estudiantes universitarios (hombres y mujeres), a los que se les exige someterse a entrenamiento militar (normalmente de una semana de duración o más) antes o, casi siempre un año después del comienzo de sus cursos (artículo 43 de la Ley del Servicio Militar).

La India

La India posee el tercer ejército más grande del mundo, con un 1,3 millones de tropas activas solo en el ejército indio. Aunque el reclutamiento es voluntario, la situación económica del país -con más de un cuarto de la población viviendo, oficialmente, bajo el umbral de la pobreza- garantiza un alto número de futuros reclutas.

Según la información proporcionada por la milicia india, un soldado raso de infantería (sepoy) recibe un sueldo inicial de entre 3.050 y 4.650 rupias (80- 120 dólares americanos).

Los principales métodos de reclutamiento, llamadas "ferias de reclutamiento" se celebran regularmente en diversas ciudades. Y no escasean los posibles reclutas: Ahmed Ghulam de 21 años, dice que no tuvo otra opción que la de alistarse al ejército para poder mantener a su madre y tres hermanas después de que su padre muriera en un accidente de coche. "No tengo trabajo y esta feria de reclutamiento me ha dado esperanza". Comenta Ahmed, recuperando la respiración con dificultad tras haberse sometido a una prueba de resistencia agotadora.

De hecho, el mayor problema no es la falta de reclutas sino la corrupción. Los futuros reclutas tratan de sobornar para conseguir su entrada en la milicia, y aquellos desesperados por un trabajo en el ejército pasan a ser presa de reclutadores farsantes.

Según el Informe Anual del Ministerio de Defensa Indio, "hay once Oficinas de Reclutamiento por zonas, dos Centros de Reclutamiento en Gorkha y una Oficina Independiente de Reclutamiento junto con 47 Centros del Regimiento que llevan a cabo el alistamiento a través de concentraciones en sus respectivas áreas de jurisdicción. Se realizan grandes esfuerzos para cubrir cada distrito con dichas ferias al menos una vez cada año militar. Durante el periodo 2.005- 2.006, la organización de reclutamiento había inscrito a 27.911 reclutas en el Ejército."

Al igual que otros países, la India también mantiene un Cuerpo Nacional de Cadetes, cubriendo 8.410 escuelas y 5.251 colegios en casi todas las regiones del país. En total, 1,3 millones de jóvenes indios participan en los Cuerpos de Cadetes.

La Coalición para Detener el Uso de Niños Soldados informó en el 2004, que era posible unirse en Las Fuerzas Armadas Indias a partir de los 16 años. En la actualidad, en la página Web oficial del ejército indio se establece la edad de 17,5 años como la mínima para ciertos rangos y profesiones.

No obstante, mientras no faltan reclutas para rangos no-oficiales, la milicia India se enfrenta a una escasez de oficiales. De acuerdo con la información oficial, hacen falta 11.371 oficiales en el ejército, principalmente en los rangos de Teniente Coronel e inferiores. Recientemente, ha habido un debate sobre la posibilidad de incorporar la obligatoriedad del servicio militar o la realización de trabajos para el gobierno para la población con estudios superiores, pero al final la idea ha sido descartada por parte del gobierno indio.

Reclutar la pobreza

Mientras los anti-militaristas hablan de "reclutar la pobreza" (NdT. del inglés, `poverty draft', término que se refiere a las campañas de reclutamiento dirigidas a los sectores sociales más desfavorecidos a los que se presenta la carrera militar como única opción profesional), cuando se trata del reclutamiento militar de los EEUU o Gran Bretaña, este término resulta más apropiado incluso, en los casos de China o la India. Mientras que la élite política de China, no permitiría en estos momentos, ninguna propaganda antimilitarista, en La India el problema es diferente. En la tierra de Gandhi, el antimilitarismo casi no existe. Los futuros activistas contra-reclutamiento tendrán que enfrentarse a una "llamada a la pobreza a filas" que hará casi imposible disuadir a la gente de alistarse en las Fuerzas Armadas. Una clara insinuación de que el desarrollo de alternativas económicas es crucial en nuestra lucha contra el militarismo.

Andreas Speck.
Traducción: Guadalupe Rodriguez Pina