Foro Social Mundial -- ¿Foro para la Noviolencia?

Howard Clark

El Foro Social Mundial es el esfuerzo más reciente -- y uno de los más atractivos -- para lograr un proceso internacional para fortalecer la cooperación dentro de un vasto rango de movimientos de resistencia social emparentados, basados en valores más o menos comunes. Luego de cinco años, este proceso muestra signos de institucionalización ?se ha vuelto lo suficientemente popular como para que algunos gobiernos (gobiernos nacionales como el de Chávez en Venezuela o el gobierno regional de Cataluña) quieran ser vistos apoyándolo. Al mismo tiempo, el proceso permanece lo suficientemente abierto como para clarificar y actualizar sus análisis, por ejemplo el año pasado, al adoptar una declaración de Mujeres Viviendo Bajo Leyes Musulmanas que ofrecía una crítica feminista de los auto-denominados movimientos anti guerra que se alinean con el fundamentalismo religioso patriarcal.

Imagino que en cada Foro Social -- sea regional o global -- han habido activistas presentes que de alguna forma están relacionados con la IRG. Digo que ?imagino? porque somos una red más bien relajada. Un Foro Social ofrece oportunidades útiles para hacer trabajo de redes -- y francamente en alguna forma pueden ser tan útiles como algunos eventos que organizamos nosotros mismos (¡y a nuestras expensas!). Este solía ser el caso en los ?80 con las Convenciones Europeas de Desarme Nuclear (END) -- de hecho conocí a miembros de la IRG allí que nunca me encontré en los encuentros de la IRG.

La Convención END, de todas formas, era sobre la guerra y las armas. El Foro Social aborda temas mucho más amplios. De hecho, la Carta del Foro Social Mundial no menciona específicamente a la guerra, y la única referencia a lo militar es que las organizaciones militares no serán estarán representadas. De todas maneras, sí habla de noviolencia. Hacia el final, en el Parágrafo 13, leemos que ?el Foro Social Mundial busca fortalecer y crear nuevos lazos nacionales e internacionales entre organizaciones y movimientos de la sociedad -- tanto en lo público como en la vida privada -- lo que incrementará la capacidad para hacer una resistencia social no-violenta al proceso de deshumanización por el que está pasando el mundo y a la violencia usada por el Estado, y reforzará las medidas humanizadoras que se toman por la acción de estos movimientos y organizaciones.?

Así que aquí hay un claro punto de referencia para la IRG. Nuestra propia declaración de la IRG no menciona específicamente la noviolencia. La primera parte es nuestro rechazo a apoyar la guerra, la segunda parte nuestro compromiso de remover las causas de la guerra -- lo cual por muchos años hemos llevado a significar nuestro compromiso de promover la noviolencia para terminar con las causas de la guerra. De ahí todos nuestros debates sobre manifiestos para la revolución noviolenta, nuestras declaraciones sobre la noviolencia activa como una alternativa a la lucha armada, nuestras conferencias sobre la defensa social noviolenta, y nuestro trabajo más reciente sobre ?noviolencia y empoderamiento social?.

La IRG no puede existir como una organización aislada -- debemos tomar nuestro lugar entre aquellos movimientos sociales cuyas metas compartimos. Esa es nuestra esfera de acción. Hay momentos en que nos sentimos marginales -- y ciertamente es más apropiado para la IRG ser vista en el reciente foro social alternativo en Caracas que vitoreando al gobierno de Chávez -- pero hay momentos en que nos conectamos con temas e impulsos vitales que, organizacionalmente, a veces debemos poner a un lado por estar mas allá de nuestros limitados recursos. Desde el principio, la IRG ha sostenido un análisis social radical -- un análisis cuyos alcances son mucho mayores de lo que nuestro programa organizacional puede ser. También promovemos valores, valores que practicar no sólo en la organización sino también en nuestra vida diaria, reflejando una conciencia mucho más amplia que un llano anti-militarismo. Ello nos sitúa firmemente entre el ?movimiento de movimientos? que gravita en torno a los Foros Sociales.

Sin embargo, hay algo más que tenemos, y eso ?con toda la controversia sobre la noviolencia -- ha sido bien recibido cuando lo hemos ofrecido. Es un historial de cuidadosa preparación y de una evaluación honesta y crítica de la acción noviolenta. Éstas rara vez han sido acciones organizadas por o en el nombre de la IRG o sus afiliados, pero son acciones en las cuales nuestros miembros han participado, de las que hemos discutido y nos han dado ideas para aplicar en nuestras propias situaciones. Desde fuera, algunas veces la gente nos ve como un ?club para los noviolentos?. Uno de los desafíos que enfrentamos es mostrar que la nuestra no es una noviolencia exclusiva, ni una noviolencia fija en el tiempo o parte de una cultura en particular ?sino que está continuamente re-creándose en nuevos contextos. Nuestra conferencia Globalizando Noviolencia debería ser un paso importante en esa dirección.
Howard Clark ha ayudado recientemente a April Carter y Michael Randle a compilar People Power and Protest since 1945 -- una bibliografía de la acción noviolenta a ser publicada por Housmans en Marzo de 2006. (Lo sentimos, pero sólo cubre publicaciones en inglés)