Foro Social Alternativo en Caracas

Paralelo al Foro Social Mundial "policéntrico" celebrado oficialmente en Caracas y auspiciado por el gobierno de Chavez, la compañía petrolera nacional PDVSA e incluso el hotel Caracas Hilton, tuvo lugar un Foro Social Alternativo, organizado por grupos anarquistas y antiautoritarios de Venezuela, y sin subsidios, sin compromisos con el poder. La mayoria de los participantes lo vieron menos como un contraevento y más como un bienvenido complemento al foro social oficial, y muchos participaron en ambos -- incluyendo a la Internacional de Resistentes a la Guerra.

El foro alternativo no solo discutió temas que fueron excluídos del foro oficial -- el militarismo en Venezuela (que obviamente no es un tema muy bienvenido en un país donde el presidente es un militar), las consecuencias ecológicas y sociales de la producción de petróleo y carbón, principalmente para el "mercado mundial", los derechos humanos en Venezuela o el anarquismo en Cuba, para nombrar algunos. Más importante que eso, el foro alternativo se embarcó en un verdadero debate, al contrario del formato frecuentemente encontrado en el foro oficial, el que no parecía muy diferente del consumismo, sólo que en una variante "izquierdista", con cientos de personas escuchando discursos supuestamente inteligentes pero con poco espacio para una participación real.

No obstante, el foro alternativo fue tambien un lugar de crítica del proceso del foro social oficial, y de la "institucionalización asumida por el Foro Social Mundial tras media década de andadura, contrariando aquella génesis que hablaba de la convergencia y protagonismo, diverso y contradictorio, de un multicéfalo ?movimiento de movimientos?. El FSM ha servido de catapulta y legitimación de una serie de líderes, gobiernos, instituciones, ONG´s y partidos políticos de izquierda de mayor capacidad cuantitativa y económica, y por ende con mayor posibilidad de realizar lobbys a su favor, marginando en el trayecto posturas incómodas, radicales y/o ?minoritarias?. Una de las prioridades del Foro Social Alternativo era generar un espacio autónomo para la relación de diferentes movimientos sociales criollos, cuyas diversas subjetividades y reivindicaciones ofrecieran diferentes visiones alternativas al discurso impuesto y al maniqueísmo que ha primado en los últimos años en Venezuela", dicen los organizadores del foro alternativo. No fue una sorpresa, entonces, que la policía política del régimen observara el Foro Social Alternativo.

Por supuesto, no fueron decenas de miles los que participaron, pero probablemente fueron varios cientos. Lo más importante es que se creó una comunidad, y se realizó un auténtico trabajo de red, lo cual esperamos que dure y contribuya al desarrollo de algo nuevo.

Andreas Speck

www.fsa.contrapoder.org.ve