El Caso Hermaja:

Objetor de Conciencia Finlandés solicita asilo político en Bélgica.

En julio del 2001, Jussi Hermaja fue sentenciado por la corte finlandesa por ser objetor total nada especial, tan sólo uno de los 70 casos por año. Sin embargo, a diferencia de la mayoría de los otros objetores de conciencia, Jussi Hermaja no se reportó a la cárcel y huyó a Bélgica en octubre del 2001, donde solicitó asilo político. Este fue el principio de un caso de asilo político muy especial. Bélgica fue una buena elección.

Es el único país de la Unión Europea que reconoce a ciudadanos de otros estados miembros de la UE como posibles solicitantes de asilo político. Sin embargo, el Comisionado General para Refugiados rechazó la solicitud de asilo político de Jussi Hermaja, declarando que la duración del servicio sustituto en Finlandia no es punitivo (aunque dura dos veces más que el servicio militar). El Tribunal Supremo belga ratificó esta decisión, después de una apelación presentada por Jussi Hermaja en marzo del 2004.

Ahora queda por ver si Bélgica toma medidas contra Jussi Hermaja y le deporta a Finlandia, donde tendrá que afrontar 197 días de cárcel. Jussi Hermaja también ha apelado al Tribunal Europeo de los Derechos Humanos en Estrasburgo contra su sentencia en Finlandia. Sin embargo, esta decisión es poco probable que culmine en un futuro próximo.

Andreas Speck