Campaña de la ENAAT (Red Europea Contra el Tráfico de Armas) contra las subvenciones de la UE para la industria armamentística

Traducido por Mireia Oliva

En el proyecto de presupuesto de la UE para el 2017 presentado el pasado 30 de junio, la Comisión Europea propuso promover la financiación de la investigación militar con dinero público de la UE mediante una Acción Preparatoria sobre investigación en Defensa (AP) de 90 millones de euros a lo largo de 3 años (2017-2019). Esta propuesta cruzó la tradicional línea roja de que el presupuesto de la UE solo debería financiar actividades y objetivos de carácter civil.

La Red Europea Contra el Tráfico de Armas (ENAAT, por sus siglas en inglés) se opuso a este uso de los fondos por razones de paz y seguridad, democracia y eficiencia. Inició una campaña destinada al Parlamento Europeo en la que instaba a los europarlamentarios a rechazar esta propuesta por representar una reorientación paradigmática fundamental del proyecto de la UE. Esta campaña se prolongó desde comienzos de septiembre hasta el 26 de octubre.

Antes de que se celebrara la primera y trascendental votación, los miembros de la ENAAT publicaron un comunicado de prensa colectivo y enviaron cartas individuales a sus europarlamentarios con el fin de aumentar la conciencia sobre esta cuestión y alentar a los europarlamentarios a no firmar un cheque en blanco para la industria armamentística. Se redactaron y divulgaron diversos artículos para presentar análisis y hechos alternativos a los europarlamentarios. Paralelamente, el directivo de la UE del programa ENAAT se reunió y discutió el asunto directamente con varios europarlamentarios claves. En el período previo a la última votación prevista para el 26 de octubre, se lanzó una petición conjunta en la red con wemove.eu. La petición se formuló en 6 idiomas y reunió más de 60 000 firmas en solo una semana. Antes de la votación, ENAAT y wemove.eu enviaron a los europarlamentarios proclamas urgentes de rechazo a la Acción Preparatoria y algunos miembros de ENAAT telefonearon directamente o escribieron a sus europarlamentarios, e incluso consiguieron publicar artículos en sus medios de prensa nacionales como The Guardian.

A pesar de esta movilización, una aplastante mayoría de europarlamentarios votó a favor de esta Acción Preparatoria. La presión de la industria y de los Estados miembros junto con el actual contexto internacional de amenazas, reales o aparentes, contra la “seguridad de la UE” hicieron que resultara especialmente difícil conseguir que se escuchara esta voz discrepante o crítica en este proceso. Aunque un cierto número de europarlamentarios se mostraron receptivos a las consideraciones de la ENAAT, cuando se enfrentaron a la “retórica del miedo”, la postura más extendida fue aceptar la Acción Preparatoria porque “tenemos que hacer algo”. Aunque la votación final del Parlamento se celebrará formalmente el 1 de diciembre de 2016, no hay posibilidad de revocar esta postura dado que la única probabilidad que habría es que el Parlamento Europeo rechazara la totalidad del presupuesto, algo que no hará por “solo” 25 millones de euros del Presupuesto de 2017.

No obstante, si se mira a más largo plazo, esta campaña sí consiguió algunos resultados positivos: varios periódicos publicaron artículos en torno a la votación del 26 de octubre, lo que aumentó su visibilidad (prensa en papel o digital de la UE o nacional, política o científica). La ENAAT también acrecentó su perfil como voz alternativa creíble y entabló provechosos contactos con algunos europarlamentarios clave que ahora desean continuar trabajando en esta cuestión durante los próximos meses y año, sobre todo desde la perspectiva de un programa de Investigación en Defensa de la UE hecho y derecho de 3 500 millones de euros a partir de 2021 cómo una posible continuación de la AP. Esta campaña consiguió despertar la conciencia y extendió el debate a los europarlamentarios “no expertos”, algunos de los cuales están dispuestos ahora a retomar la cuestión. La contribución de los miembros de la ENAAT ha sido fundamental para que esto suceda.