#WarStartsHere - El grupo Acción por la Paz de Auckland interrumpe una exposición de armas

Desde el 14 al 20 de noviembre de 2016, Auckland Peace Action –un grupo de base con sede en Auckland, Nueva Zelanda– interrumpió una exposición de armas y una conferencia militar celebrada en esta ciudad como parte de sus actividades durante la “Semana de la Paz”, en la que un grupo de activistas bloqueó las entradas al centro de exposiciones e interceptó con una flotilla de la paz a un buque de guerra estadounidense que se encontraba de visita. En 2015, la misma exposición se celebró en Wellington, donde se produjo la misma resistencia. El acontecimiento reúne a la industria armamentística y algunas agencias gubernamentales. Su principal patrocinador es Lockheed Martin.

Los días 16 y 17 de noviembre estaba previsto el encuentro de unos 500 comerciantes de armas con ocasión de una reunión anual en el Centro de Convenciones Viaduct. Los asistentes se encontraron con las entradas bloqueadas gracias a la acción de más de 100 activistas que, entrelazando sus brazos, impidieron el acceso por algunas puertas del edificio, a pesar de la violencia empleada por la policía y el personal de seguridad. Acción por la Paz de Auckland estima que sólo 130 delegados lograron acceder a la conferencia. El bloqueo contó con la participación de un gran número de grupos, entre ellos Pacific Panthers, No Pride in Prisons, Auckland Action Against Poverty, Student Housing Action Group, Save Our Homes, Peace Action Wellington, los quáqueros, Pax Christi, Racial Equity Aotearoa, Asians for Tino Rangatiratanga, Health Sector Workers’ Network, Palestine Solidarity Network, West Papua Action Auckland, sindicalistas, activistas a favor del clima, defensores del medioambiente y activistas religiosos.

La conferencia también coincidió con la celebración del 75º aniversario de la marina de Nueva Zelanda, con ocasión de la cual 33 países fueron invitados a enviar buques de guerra, aviones y soldados para que participaran en el Desfile Naval Internacional. La Armada de EEUU envió al USS Sampson a la que ha sido la primera visita en 32 años de un buque de guerra estadounidense a Nueva Zelanda. Los activistas zarparon en una flotilla de la paz, que incluía al submarino “USS, Go Home, Stay Home”, para impedir la entrada de la fragata al puerto.

USS go home stay homeUSS go home stay home

 A lo largo de la semana tuvieron lugar otras acciones, como las plegarias realizadas por grupos indígenas para recuperar sus aguas sagradas de las garras de los militares, un “muro de ruido” durante el segundo día de la conferencia y varias actividades educativas sobre la paz.