Especulador de la guerra del mes: Ferrovial, Broadspectrum y Wilson Security

Ferrovial es una empresa multinacional española con un amplio abanico de intereses, entre los que se encuentran la construcción del Museo Guggenheim de Bilbao, la autopista M3 de Irlanda y la administración del peaje de las carreteras de Europa. Además, Ferrovial posee el 90% de la compañía Broaspectrum, compañía que maneja los centros de detención de inmigrantes extraterritoriales de Australia en Papúa Nueva Guinea.

Protests against detention of refugees on Manus and Nauru. Used under CC2.0. Sourced from Flickr.Protests against detention of refugees on Manus and Nauru. Used under CC2.0. Sourced from Flickr.

Durante los últimos meses, Ferrovial y Broadspectrum han estado bajo una presión intensa a causa de su rol en el manejo de los centros de detención de inmigrantes australianos en las islas Nauru y Manus, tras descubrimientos en los «archivos Nauru». Estos informes, publicados por el periódico The Guardian, contienen más de 2000 reportes de incidentes ocurridos en agosto del 2016, donde se revelan «ataques, abuso sexual, intentos de autolesión, abusos de menores y condiciones de vida desfavorables», que tienen lugar en centros de detención que pintan «un panorama de disfunción habitual y crueldad». La detención indefinida de personas que no han cometido crímenes, ha sido declarada ilegal por la Organización de las Naciones Unidas, Human Rights Watch y Amnistía Internacional.

Profesores de la Escuela de Derecho de Stanford creen que es posible que los directores y los empleados de las compañías podrían ser considerados «responsables por crímenes de contra la humanidad», debido al abuso sufrido por las personas internadas en las islas. La compañía Ferrovial anunció en abril de 2016, que no intentarán readquirir el contrato para llevar a cabo el funcionamiento de los centros de detención, cuando el actual contrato finaliza en 2017.

Algunas otras compañías participan en el manejo y funcionamiento de los campos (desde el año 2012 en el caso de Nauru y desde 2014 en el caso de Manus). Wilson Security, subcontratada por Broaspectrum para proveer los servicios de seguridad en los centros de detención extraterritoriales de Australia, fue blanco de activistas en un reciente bloqueo en la feria de armas de Melbourne, Australia, junto con manifestaciones y vigilias a lo largo del país. Dentro de Australia, los guardias de Wilson Security protegen edificios gubernamentales, embajadas extranjeras, a políticos y son bien conocidos por sus múltiples estacionamientos. Desde el año 2013, y la elección del gobierno de la Coalición, Wilson ha licitado exitosamente por más de 478 millones de dólares en contratos adjudicados.

Actualización: en septiembre de 2016, Wilson Security anunció que rescindirán el contrato de Nauru y Manus en el año 2017.