Editorial

Javier Gárate

¿Por qué realizar acciones directas noviolentas contra los especuladores de la guerra? ¡Por qué funciona! Bueno esa es la respuesta corta. El Manual para campañas noviolentas de la IRG dice que una acción directa noviolenta es "Cualquier acción en que las personas o los grupos actúan directamente para conseguir cambios en lugar de pedir o esperar que otros lo hagan en su lugar. Interrumpir un sermón pronuclear en la iglesia sería una acción directa; redactar una queja sobre el sermón al vicario del obispo sería una acción indirecta." A menudo existe la percepción que la acción directa noviolenta (ADN) requiere de personas altamente capacitadas para tomar muchos riesgos, y que la ADN no es para cualquier persona.

 

Es verdad que la ADN no es necesariamente una forma de actuar para todas las personas, pero la idea  que la ADN es sólo para los/as "súper activistas", es posiblemente una consecuencia de la sobre-profesionalización del activismo como en el caso de Greenpeace. En la IRG preferimos pensar que toda persona puede participar de una acción noviolenta. Existen diferentes formas de acciones, con diferentes niveles de riesgo, como también existen diferentes roles que las personas pueden jugar en una acción - hay espacio para todos/as.

 

Comúnmente la ADN es usada para sacar a luz una problemática que quienes están en el poder quieren mantener encubierta, por ejemplo la exportación de gas lacrimógeno de Corea del Sur a Turquía para ser usado en la represión de protestas es algo que el gobierno coreano no quiere que se haga público.

 

No se puede construir una campaña solo en base a la ADN, pero la ADN puede en muchas ocasiones ser una de las formas más efectivas para hacer que una problemática se haga visible.  Bill Moyer en el Plan de Acción del Movimiento analiza las diferentes etapas por las que pasa un movimiento y argumenta que la ADN es particularmente importante en el momento de despegue  (etapa 4), al crear un evento catalizador y ojala que el evento catalizador lleve a manifestaciones más grandes, el crecimiento del movimiento y un aumento de la percepción pública sobre el tema. Pero el movimiento todavía tiene un largo camino por recorrer para lograr el éxito.

 

Como podemos leer en el artículo por Chris Cole sobre acciones directas noviolentas contra drones, la ADN es importante para provocar el cambio, pero también es muy importante para las personas que las realizan, ya que es una clara indicación que han tomado el paso de decir que actuare de forma directa para detener esta injusticia.

 

Los especuladores de la guerra quieren mantener lo más posible sus negocios en secreto, para mantener la industria de guerra y sus consecuencias ignoradas. Por esto celebro el trabajo por ejemplo del grupo  No a las ferias de armas en el Reino Unido, quienes no dejan pasar casi ningún evento de los especuladores de la guerra sin una acción de rechazo.

 

Esta edición de la Campaña del Mes - Yo detengo el comercio de armas - muestra la forma de construir campañas que cuentan con un elemento fuerte de acción directa, pero que también realizan cabildeo, educación y otros importantes pasos para acabar con las industria de guerra.

 

Finalmente, quisiera  decir que esta es mi última editorial, ya que pronto dejo de trabajar para la IRG. Me gustaría dar las gracias a todxs quienes han apoyado este boletín y el trabajo de la IRG en contra de los especuladores de la guerra - estaré esperando para leer la próxima edición.