Hacia un enfoque de la construcción de la paz con sensibilidad cultural en África

Moses Monday

Introducción

Credit: ONADCredit: ONAD

África es percibida de manera diferente por muchas personas de todo el mundo. Algunos ven a África como un continente de esperanza, donde la gente es hospitalaria, flexible y sencilla, con un montón de recursos naturales - la mayor parte inexplorados. Luego están los que ven a África como un continente de conflictos sin sentido, violencia, pobreza, ignorancia y similares. La verdad es que hay oportunidades y retos en África. Una forma de invertir en África es embarcarse en la construcción de la paz para transformar los conflictos y las relaciones negativas en el potencial para la paz y la prosperidad.

La expresión “construcción de la paz” (peacebuilding) se popularizó después de 1992, cuando Boutros Ghali, entonces Secretario General de las Naciones Unidas, presentó el informe: Una agenda para la paz. En su informe Boutros definía la construcción de la paz como una serie de actividades destinadas a identificar y apoyar estructuras que fortalecerían y consolidarían la paz con el fin de evitar la recaída en el conflicto, distinguiéndola de la pacificación (peacemaking) y el mantenimiento de la paz (peacekeeping).

De todas formas, no fue Boutros Ghali quien inventó estos términos, sino el investigador de la paz Johan Galtung 20 años antes, que los llamó “aproximaciones a la paz”. Juntos, la pacificación, el mantenimiento de la paz y la construcción de la paz constituyen una teoría general para conseguir o mantener la paz. Como Miall et al (1999) escribieron:

“En referencia al triángulo del conflicto, se puede sugerir que la pacificación tiene por objetivo cambiar las actitudes de los principales protagonistas, el mantenimiento de la paz baja al nivel del comportamiento destructivo, y la construcción de la paz trata de superar las contradicciones que yacen en la raíz del conflicto.”

Hay muchos enfoques y técnicas para la construcción de la paz tales como las artes y la música, el diálogo y la reconciliación, los deportes y la educación para la noviolencia. Cada aproximación tiene sus particularidades, significado y retos. En “Construcción estratégica de la paz” Lisa Schirch dice:

“La construcción de la paz busca prevenir, reducir, transformar y ayudar a la gente a recuperarse de la violencia en todas sus formas, incluso la violencia estructural que aún no ha dado lugar a agitaciones civiles masivas. La construcción estratégica de la paz reconoce la complejidad de las tareas necesarias para construir la paz. La construcción de la paz es estratégica cuando los recursos, los actores y los enfoques se coordinan para lograr múltiples objetivos y abordan múltiples cuestiones a largo plazo. Por tanto, la construcción de la paz requiere múltiples enfoques bien coordinados para transformar la violencia y el conflicto en relaciones y estructuras sostenibles y pacíficas.”

¿Por qué la cultura es importante en la construcción de la paz?

En nuestra experiencia, los proyectos de construcción de la paz son más efectivos cuando se diseñan y adaptan para el contexto socio-cultural, económico y político y las necesidades de la población local. No hay una solución que encaje en todos los casos para los problemas africanos. Esto es porque cada contexto en África es único y encontrar “soluciones africanas para los problemas africanos” requiere análisis y entendimiento de las complejas culturas, valores, normas y tradiciones africanas indígenas. Incluso en un país africano cualquiera hay diversas diferencias culturales: lo que funciona en la comunidad “A” no tiene por qué funcionar en la comunidad “B”. Por ejemplo; in algunas comunidades del Sudán del Sur pegar a una esposa puede ser considerado una expresión de amor mientras que en otra comunidad, es violencia. Es por eso que es necesario llevar a cabo investigación continua e intercambiar experiencia y entrenamientos para ampliar nuestro entendimiento de la cultura local para construir un enfoque de construcción de la paz sensible y coherente culturalmente.

La construcción de la paz no es nueva en África. La historia nos dice que África es la cuna de la humanidad, una afirmación que sugiere la existencia de ricos y diversos recursos e instituciones indígenas para la resolución de conflictos y la construcción de la paz con siglos de antigüedad.

Lo que es nuevo es la exportación y la imposición de la construcción de la paz y las intervenciones para el desarrollo basados en un proyecto de paz liberal. La construcción de la paz actualmente ha entrado en la agenda de las agencias internacionales, y en la forma de “construcción de la paz después de la guerra”, basada en el concepto de “paz liberal” creó un concepto estándar de guerras internacionales e intervenciones militares.

La idea de paz liberal, de acuerdo con Mark Duffield (2008), combina y funde liberal (como en la doctrina política y económica contemporánea) con “paz” (la presente predicción política hacia la resolución de conflictos y la reconstrucción de la sociedad). Este punto de vista refleja la noción de que las sociedades desgarradas por la guerra pueden y deberían ser reconstruidas mediante la utilización de ciertas estrategias de transformación interrelacionadas. El énfasis está en la prevención y resolución del conflicto, la construcción de instituciones incluyendo las llamadas elecciones democráticas, y el fortalecimiento de las organizaciones de la sociedad civil. De todas formas, una revision de la literatura existente (Ali and Mathews 2004; Reychler 2001, Rupesinghe 1998) sobre el tema de la construcción de la paz en África revela un limitado análisis restringido a la fase de post-conflicto del conflicto armado, que tiene propuestas a muy corto plazo para recuperar el orden y la estabilidad en un país que ha experimentado un conflicto violento armado (David, 1988).

Por qué la construcción de la paz importa

Desde el final de la guerra fría, África ha sufrido su parte de guerras y conflictos armados violentos. En áfrica, hay muchos conflictos armados políticos e inter-étnicos en marcha cuyo objetivo es alcanzar el poder político y económico. Los países que están saliendo de largas guerras civiles a menudo afrontan retos en cómo gestionar a los antiguos combatientes, los grupos de milicianos y los civiles arados. Por tanto, los conflictos violentos se han convertido en los mayores obstáculos para la paz y el desarrollo, particularmente en países frágiles y en post-conflicto. El mantenimiento del estado de derecho, la buena gobernanza y la prestación de servicios sociales básicos equitativos también es un reto. Los resultados son una violencia física, psicológica, cultural y estructural continua y muy extendida.

La violencia no se restringe solo a un país, un continente, una región o una religión. Se usa de forma universal para conseguir objetivos; a veces a través de la agresión pura y dura, o en otros momentos sutilmente, recubierto por la legislación y la legitimidad como una herramienta para mantener la ley y el orden (2011). Para las mujeres, esto adquiere muchas formas, incluyendo: la violación, el trabajo doméstico forzado, palizas de los hombres a sus esposas, la detención y negación de la herencia a las viudas y la discriminación de los beneficios económicos. El secuestro de niñas para forzarlas al matrimonio se percibe como una práctica cultural legítima en muchos países de África. Se necesitan intervenciones de construcción de la paz para construir un entorno seguro y fiable donde la gente puede buscar la felicidad sin temor.

Así que nuestra tesis es: se necesita la construcción de la paz. Pero no mediante la importación de recetas abstractas que vienen con el paradigma de la paz liberal. Puesto que África afronta los retos de la importación y la imposición de contrucción de la paz e intervenciones para el desarrollo, esta debilidad puede abordarse mediante el fomento y fortalecimiento de las capacidades locales para llevar a cabo evaluaciones de referencia, investigación o estudios y hacer recomendaciones pertinentes a los actores de la paz, tanto locales como internacionales, así como a los responsables de las políticas para mejorar la participación. La construcción de la paz implica la construcción de estructuras democráticas a través de la participación de los ciudadanos y otras partes interesadas en los procesos de democratización, sin los cuales la paz no tendrá sentido. También significa la distribución equitativa de los recursos. Hay retos importantes en muchos países africanos a la hora de la alineación y la distribución justa de los recursos a las prioridades de gasto. El crecimiento económico y los ingresos generados por el petróleo y otros recursos naturales no están siendo canalizados para abordar la pobreza.

Esto crea una situación donde los dividendos de paz apenas son disfrutados por los civiles impacientes y empobrecidos, lo que les fuerza a cuestionarse el significado de la paz. Por nuestra experiencia, mjcha gente piensa que paz significa ausencia de violencia y mantenimiento de la ley y el orden. Pero no solo matan las armas. La falta de acceso a los medios básicos de subsistencia, a la dignidad y a disfrutar de los derechos puede ser tan destructivo como las armas.

La construcción de la paz con sentido no es un fin en sí misma - más bien un medio para un estado seguro y próspero, donde todas las personas disfrutan de los derechos fundamentales y una vida en dignidad. Por lo tanto, crear una reforma completa del Estado frente a la violencia estructural, en el que los servicios sociales equitativos se proporcionan sin discriminación, es fundamental si queremos construir un África segura para todos.

El papel de los actores de la paz

Hay muchos actores trabajando para construir la paz en África. En el centro de estas organizaciones hay movimientos sociales y por la paz afiliados a la WRI, MIR, COPA (Coalición por la paz en África) y otros movimientos regionales. El Centro Africano para una Resolución Constructiva de las Disputas “ACCORD” tiene su sede en Durban y oficinas en otros países, y hay grupos centrados en las mujeres como la Red de Acción de Mujeres por la Paz (WANEP) y el Programa de Mujeres Constructoras de la Paz (WPP).

A la vez, la investigación más reciente en las estrategias y efectosde construcción de paz nos enseña que mientras que la sociedad civil tiene un papel importante que desempeñar en la construcción de la paz, los actores estatales (con su muy superior acceso a los recursos) no se pueden despreciar, y la construcción de la paz funciona mejor donde los distintos actores se las apañan para cooperar. Por lo tanto, el papel de los organismos subregionales, como la Unión Africana (UA), la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD), Comunidad Económica de Estados de África Occidental (ECOWAS) y la Comunidad para el Desarrollo del África Meridional (SADC), es importante. Aunque los organismos subregionales originalmente se establecieron para promover el bienestar socioeconómico de la región, terminaron jugando un papel más importante en el establecimiento de la paz como un punto de entrada para el desarrollo económico.

También hay, sobre todo por parte de los donantes y los organismos internacionales, un énfasis excesivo en ciertas actividades y un descuido de otras que puedan tener un impacto mucho más amplio. Por ejemplo, por mirar a otra región, en los Balcanes después de las guerras de la década de 1990, todo el mundo hablaba de y prestaba atención a la "reconciliación", mientras que la falta de educación adecuada y perspectivas profesionales hizo que toda una generación de jóvenes permaneciera sin ninguna perspectiva significativa sobre qué hacer con sus vidas.

Conclusión

El grupo de trabajo comenzará con una sesión interactiva sobre: ¿Qué entendemos por construcción de la paz? Una introducción al significado de la construcción de la paz en general y en el continente africano, en particular.

El segundo día, nos centraremos en Sudán del Sur como un ejemplo, y analizaremos varios enfoques, mirando a un amplio rango de actores: los grupos de la sociedad civil que trabajan para cambiar las actitudes de la gente, el papel (o falta de papel) de la sociedad civil en las negociaciones de paz, analizando los enfoques preferidos por la comunidad internacional como la reforma del sector de la seguridad y la construcción del estado, atendiendo al problema de la seguridad de los civile, incluyendo el papel de la UNMISS y el mantenimiento de la paz civil desarmada proporcionada por la ONG internacional Fuerza de Paz Noviolenta, junto con cuestiones económicas, de género, etc

El tercer día, con ayuda de especialistas de otros países, veremos los problemas y cuestiones sobre la construcción de la paz en otros países de África y fuera.

El último día, el cuarto, trataremos de sacar conclusiones de los estudios de casos, y discutir el tema de la construcción de la paz, la noviolencia y las contribuciones de la solidaridad y el apoyo internacionales. La pregunta clave será ¿cómo podemos mejor trabajar juntos?