Editorial

Nelson Mandela con Bill SutherlandEsta semana, la Internacional de Resistentes a la Guerra se ha sumado al luto mundial por la muerte de Nelson Mandela.

Al mismo tiempo, nos ha entristecido muchísimo la pérdida de nuestro presidente Howard Clark – uno de los inspiradores de la IRG.

Parece adecuado, por lo tanto, que esa edición del El Fusil Roto –la 98ª- se focalize en historias de antimilitarismo, reconciliación y movimientos sociales en África, particularmente en la preparación de Pequeñas Acciones Grandes Movimientos: la espiral de la noviolencia que Howard organizaba activamente con tanta pasión. Iremos a Sudáfrica a aprender de la experiencia de aquellos que trabajaron y caminaron con Mandela y de aquellos que hoy en día siguen luchando por el cambio noviolento en Sudáfrica y en el resto del mundo.

Muchos de los artículos de esta edición están escritos por aquellos que han sido claves en la organización de la conferencia y activos en la Red Africana de Construcción de Paz y Noviolencia, formada en Johanesburgo en julio de 2012.

Matt Meyer empieza haciendo un pequeño análisis del lugar que la conferencia ha ocupado en la historia del compromiso africano con el IRG -y de hecho también de las maneras en que grupos no africanos del IRG se han involucrado en la vida del continente-. De la misma Sudáfrica hay el relato de Pearl Pillay sobre los antecedentes y el impacto de la masacre de Marikana, así como el texto “Prostitución, patriarcado y poder en las fuerzas armadas” de Zara Trafford, que trabaja en el marco de la campaña Embrace Dignity –participante clave en el grupo de asociaciones que organizan la conferencia-.

Sobre el resto de África tenemos el artículo “Trabajo de noviolencia en Sudán del Sur” de Moses Monday, que forma parte de la Organización por la Noviolencia y el Desarrollo. Elavie Ndura ha escrito el artículo “Tratar con el trauma en la situación de postconflicto en Burundi y la región africana de los Grandes Lagos”, mientras que Dereje Wordofa, del American Friends Service Committee, habla sobre las conexiones entre pobreza, desempleo, seguridad y esperanza en África.

April Carter contribuye con una maravillosa pieza reveladora, Lecciones de la Primavera Árabe, centrando la atención en el norte de África y sus estados colindantes. Finalmente, aunque el 1 de diciembre ya haya pasado, no es nunca tarde para escribir a todos aquellos que están encarcelados a causa de su trabajo por la paz -como los objetores de conciencia en Eritrea, que han sido encarcelados desde 1994-. Mira cómo escribirles en la información “Día de los Presos por la Paz”.

Hannah Brock