Campaña del mes: campaña para parar los robots asesinos


Durante la década pasada, la expansión del uso de los vehículos armados no tripulados ha cambiado la guerra de forma dramática, provocando nuevos retos humanitarios y legales. Ahora, lo avances rápidos en la tecnología resultan en los esfuerzos para desarrollar armas totalmente autónomas. Esas armas robóticas serían capaces de escoger y disparar contra objetivos que ellas deciden, sin ninguna intervención humana. El Problema describe numerosas preocupaciones éticas, legales, morales, políticas, técnicas, y otras respecto a las armas autónomas.

Dar a las máquinas el poder de decidir quién vive y quién se muere en el campo de batalla es un uso inaceptable de la tecnología. El control humano sobre cualquier robot de combate es esencial para asegurar tanto la protección humanitaria como un control legal eficaz. Se necesita urgentemente una prohibición comprensible y preventiva de armas totalmente automatizadas. La Solución esboza cómo se podría lograr una prohibición a través de un tratado internacional y otras medidas. En los últimos años, los beneficios y los peligros de las armas totalmente automatizadas han sido debatidos fuertemente por parte de una comunidad relativamente pequeña de especialistas, incluyendo los militares, científicos, ingenieros de robótica, eticístas, filósofos, y abogados. Ellos evaluaron las armas automáticas desde varias perspectivas, como utilidad militar, costo, política, y la ética de delegar a una máquina las decisiones sobre la vida y la muerte. Nuestra Bibliografía proporciona un listado de publicaciones recientes sobre este reto, mientras Las Declaraciones contienen documentos publicados por la Campaña para Parar los Robots Asesinos.

El problema

Varias naciones cuyos ejércitos disponen de tecnología de última generación, incluyendo China, Israel, Rusia, el Reino Unido, y los Estados Unidos, se mueven hacía los sistemas que darían más autonomía de combate a las máquinas. Si una de ellas, o varias decidieran desplegar armas totalmente autónomas, un paso grande después de los drones (vehículos aéreos no tripulados) controlados a distancia, otros se podrían sentir obligados a dejar las políticas de restricción, lo que llevaría una carrera en armas robóticas. Es necesario llegar a un acuerdo ahora para establecer control sobre estas armas, antes de que las inversiones, el impulso tecnológico, y la nueva doctrina militar hagan difícil cualquier cambio de rumbo.

Permitir que las decisiones sobre la vida o muerte sea tomada por máquinas cruza la línea moral fundamental. Los robots autónomos no tendrían criterio humano y la habilidad para entender los contextos. Estas cualidades son necesarias para hacer decisiones éticas complejas en el campo de batalla, para distinguir adecuadamente entre los soldados y civiles, y para evaluar la proporcionalidad del ataque. Como resultado final, las armas totalmente autónomas no cumplirían los requisitos de las leyes de guerra. Reemplazar tropas humanas con máquinas podría resultar en que las decisiones de ir a la guerra se tomen más fácilmente, lo que pondría el peso de los conflictos armados incluso más sobre los civiles. El uso de las armas totalmente autónomas crearía un vacío en la responsabilidad ya que no estaría claro quién sería legalmente responsable de las acciones del robot: el comandante, el programador, el fabricante o el mismo robot? Sin responsabilidades, estas partes tendrían menos incentivos para asegurar que los robots no ponen el peligro a los civiles, y las víctimas no verían a nadie castigado por el mal que se les hizo.

La Solución

El objetivo de la campaña es prohibir que los humanos se saquen de la cadena de control respecto a la selección de objetivos y decisiones de ataque en el campo de batalla. Se necesita urgentemente una prohibición comprensible y preventiva de armas totalmente automatizadas. La Solución esboza cómo se podría lograr una prohibición a través de un tratado internacional y otras medidas.

La Campaña para Parar los Robots Asesinos insta a todos los países a tomar en consideración y elabora públicamente su política sobre las armas totalmente autónomas, especialmente respecto a las preocupaciones éticas, legales, políticas, técnicas, y otras que se han generado.
La Campaña para Parar los Robots Asesinos hace un llamamiento a todos los países a dar apoyo al reporte del Relator Especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, profesor Chrisof Heyns, del abril de 2013, y a aprobar sus recomendaciones que instan a todos los países a que:

  • Hagan un moratorio nacional sobre robots autónomos letales (Parágrafo 118)
  • Declaren - unilateralmente y a través de los foros multilaterales - un compromiso para acatar, a través de la Ley Humanitaria Internacional y los derechos humanos internacionales, todas las actividades en relación con las armas robóticas y que implementen y pongan en marcha los procedimientos rigurosos para asegurar su conformidad en todas las etapas del desarrollo de este tipo de armas (Parágrafo 119)
  • Se comprometan a ser lo más transparente posible sobre los procesos internos de revisión de armas, incluyendo las métricas que se utilizan para probar los sistemas robotizados. Los estados deberían, como mínimo, asegurar en frente de la comunidad internacional la transparencia respecto a los procedimientos que siguen (si no bien sus resultados concretos) y se comprometan que hagan los informes lo más robusto posible (Parágrafo 120)
  • Participen en el debate internacional y diálogo inter-gubernamental sobre el tema de robots autónomos letales y estén preparados a intercambiar las mejores prácticas con otros Estados, y que colaboren con el Panel de Alto Nivel sobre los robots autónomos letales (Parágrafo 121)

Actúa

Hay muchas acciones que podrías tomar para apoyar los objetivos de la Campaña para parar los robots asesinos sobre la prohibición preventiva de las armas totalmente autónomas. Una manera es de contactar a tu gobierno (a través de una carta al ministro de exteriores) para averiguar su posición sobre las armas totalmente autónomas: Si apoya el llamamiento al moratorio o prohibición de los sistemas de armas robóticas que, una vez activados, pueden seleccionar y atacar metas sin ninguna intervención por parte de los humanos?
Aquí hay otras opciones para actuar:

Para más información
http://www.stopkillerrobots.org