artículo de Vicente Morales, abogado defensor de lxs presos polítcos de Curuguaty

http://ea.com.py/caricatura-judicial/Opinión. Puede parecer divertida y hasta pintoresca la caricatura de un proceso judicial que no tiene asidero legal alguno. Sin embargo, el juicio en contra de los procesados por “La Masacre de Curuguaty”, no tiene ninguna gracia.

Es
muy real pero es una caricatura, montada y sostenida en “hechos”
completamente falsos con la finalidad de llevar a condena a cualquiera, a
cualquiera que puedan, a cualquiera que hayan agarrado, no a los
responsables verdaderos, porque por supuesto que los hay (pero no fueron
investigados).
La técnica funciona más o menos así:
primero hay que instalar una idea que produzca la suficiente combustión,
para luego llevar a condena a inocentes mediante un proceso plagado de
irregularidades, violaciones al mismo proceso y omisiones dolosas en la
búsqueda de la verdad......