¡Ponte de pie frente a Samsung! ¡Salvemos la aldea de Gangjeong!

By Kungsoo Park

Es muy difícil desafiar a los chaebol, los grandes grupos empresariales. En las últimas décadas, estos conglomerados han ido ganando cada vez más poder. A través de sus reformas pro-mercado, el gobierno ha brindado mucho apoyo para su crecimiento. La ley incluso protege a las grandes empresas ante la posibilidad de ser procesadas judicialmente por abuso de poder o corrupción. Aunque entendía estas realidades intelectualmente, sólo comencé a experimentar en forma personal la importancia de la situación actual durante la acción pacifista contra Samsung C & T.

El 7 de marzo de 2012 fue un día inolvidable. Era la primera ronda de la demolición de la roca de Gureombi con el fin de construir una base naval. Gureombi es el nombre de una formación de roca volcánica en la Isla de Jeju, donde se iba a construir la base naval, y que rápidamente se convirtió en el símbolo de la campaña por la paz. Durante milenios, Gureombi había sido un lugar de encuentro y oración para los habitantes del pueblo. Era un lugar espiritual para los religiosos, y era una escuela para personas amantes de la paz que llegaron a la isla de Jeju. Desde 2007, activistas y personas amantes de la paz habían participado en una campaña para detener la construcción de una nueva base naval en la aldea de Gangjeong La base naval sería utilizada por los Estados Unidos, e implicaría erradicar a los habitantes de la ciudad. Muchas personas también querían proteger las reservas naturales de la isla Jeju.

Las explosiones masivas, sin embargo, cambiaron completamente la situación. Cada día, más partes de esta preciosa formación de roca volcánica - hogar de varias especies en peligro de extinción - estaban volando en pedazos. Teníamos que hacer algo nuevo para detener la destrucción. Los aldeanos y los activistas resistieron intensamente mientras el gobierno enviaba más policías antimotines a la isla de Jeju. Los opositores al proyecto en el pueblo de Gangjeong enfrentaron fuertes multas y detenciones. Todos nos dimos cuenta de que la acción y la protesta necesitan ser dirigidos hacia Samsung C & T, la compañía subcontratada para la construcción de la base naval, una filial del Grupo Samsung.

Samsung es la compañía más grande de Corea: tiene un 20% de la capitalización bursátil del mercado de valores. Su poder e influencia en el país es omnipotente. Samsung evita la formación de sindicatos, que lucharían contra las muertes por leucemia entre sus trabajadores. Estas muertes siguen aumentando en plantas de semiconductores de Samsung Electronics, sin embargo, no son reconocidas como accidentes de trabajo. ¿Cómo puede Samsung seguir manteniendo su política antisindical? ¿Cómo es que esta empresa está por encima de la ley? La razón es el gran poder y la conexión de Samsung a través de clubes como Becas Samsung. En virtud de esta beca un cuerpo de élite llega al poder en la política, los medios de comunicación y el poder judicial. Muchos altos oficiales de la policía, la judicatura y el ejército ingresan a Samsung después de retirarse. Además, Samsung C & T no sólo ha construido la base naval de Jeju, sino también muchas otras bases de Estados Unidos, así como las casas para los planes de reubicación, por varios años. Samsung Techwin, otra subsidiaria del Grupo, es una importante empresa relacionada con la defensa, que produce muchos sistemas de artillería, como los obuses autopropulsados ​​K9. Samsung es un especulador de la guerra. Y tiene la ley a su favor.

Los activistas de World Without War (WWW) prepararon una acción directa no violenta contra Samsung C & T. Queríamos que el público supiera que esta compañía era responsable de la destrucción de la roca de Gureombi, y exigirle a Samsung C & T que detuviera las obras. El 29 de marzo de 2012, nos dirigimos a sus oficinas con varias latas de pintura roja. El plan era tomar fotos de la oficina de Samsung C & T cubierta con pintura roja, simbolizando la sangre de los habitantes de Gangeong que murieron en el lugar de los trabajos. Tres de nosotros representaríamos a la roca Gureombi, vistiendo ropas blancas con etiquetas de identificación. Otros tres actuarían como agentes de C & T Samsung (identificados con gafetes) y nos derramarían la pintura encima. La idea se originó a partir de la acción de un grupo español en una junta general del banco BBVA. Sin embargo, había muchos guardias de seguridad de S1, una de las filiales de Samsung, en todo el edificio. Al llegar cerca de la puerta en un coche, varios guardias vinieron a nosotros de una manera amenazante. Teníamos que decidir rápidamente entre seguir adelante o parar. Algunos de nosotros elegimos continuar y salimos corriendo del auto hasta ponernos delante del logo de Samsung C & T, con otros detrás llevando la pintura roja. Algunos llegaron a la zona de logotipo, pero el resto fue detenido violentamente por los guardias de seguridad, quienes se las arreglaron para arrastrarlos hasta la calle. A su vez, nosotros logramos terminar nuestra acción con éxito.

Este año (2013), recibí una carta de un tribunal de distrito. Los activistas que tomamos parte en la acción fuimos sumariamente multados con ₩ 700.000 (aproximadamente 600 dólares). Fuimos procesados por infracciones como “interferencia en los negocios”, “allanamiento de morada conjunta”, “daños a la propiedad conjunta” y por violar la Ley sobre Reuniones y Manifestaciones. Por otra parte, Samsung C & T reclamó daños valorados en unos 20 millones de won (aproximadamente US$ 18.000) por su ropa, zapatos, cinturones y por costo de limpieza! También exigieron millones de won por concepto de indemnización para la limpieza del terreno que rodea el edificio.

Apelamos la multa al Tribunal de Distrito para tener un juicio formal. Si nos limitamos a aceptar los resultados del juicio sumario, ¿qué más podemos hacer para detener la construcción o para luchar por la paz? Habíamos planeado una acción directa no violenta frente al edificio de Samsung C & T, sin embargo, el comportamiento violento de los guardias de seguridad S1 agravó la situación, dandolugar a un escenario peligroso para nosotros. Creemos que el derecho a la resistencia y a la protesta es una herramienta esencial en la lucha contra la guerra y contra la destrucción de una comunidad. Ahora nos enfrentaremos al formidable equipo legal de Samsung y su poderoso arsenal para detener la oposición a la empresa.

Necesitamos su ayuda y apoyo para luchar contra Samsung en la corte. Hacemos un llamado a escribir cartas de apoyo, esto nos va a ayudar mucho. Nos pueden enviar mensajes por correo electrónico a (peace@withoutwar.org), los que serán presentados a la Corte de Distrito. También le mantendremos informado regularmente de lo que sucede. Estas cartas de solidaridad serán muy apreciados y valorados.

http://www.withoutwar.org/

Traducción: Oscar Huenchunao