Especuladore de la Guerra del Mes: G4S

G4S plc (antiguamente Group 4 Securicor) es una multinacional de servicios de seguridad británica con sede en Crawley, en el Reino Unido. Es la mayor empresa de seguridad del mundo con respecto a ingresos y lleva a cabo operaciones en unos 125 países. G4S fue fundada en 2004 a raíz de la fusión de la empresa británica Securicor plc con la danesa Group 4 Falck.

En 2004 G4S compró la empresa militar y de seguridad privada (PMSC en sus siglas en inglés) ArmorGroup y con ello se unió al oscuro mundo de la guerra privatizada. Las PMSC han sido acusadas de beneficiarse de la guerra, los conflictos y la inestabilidad política a expensas de la seguridad y los derechos humanos.

El gobierno británico ya ha jugado un papel importante en el crecimiento de esta industria al apoyar su uso generalizado en Irak y Afganistán. Entre los años 2007 y 2009 la industria ingresó 62.8 millones de libras esterlinas gracias a contratos con el gobierno británico. Casi todos los contratos del Ministerio de Exteriores fueron a parar a ArmorGroup, que ahora forma parte de G4S. En junio de este año el secretario de defensa Philip Hammond anunció unos 30.000 nuevos empleos en el ejército a pesar de los recortes, citando la necesidad de usar “de manera más sistemática las habilidades disponibles en la reserva y de nuestros contratistas”.

Historia

G4S procede de un negocio de vigilancia fundado en Copenhague en 1901 por Marius Hogrefe conocido en un principio como Kjøbenhavn Frederiksberg Nattevagt (es decir, Vigilancia Nocturna de Copenhagen y Frederiksberg) y que luego pasó a llamarse Falck. En 2000, Group 4, una empresa de seguridad creada en los años 60, se fusionó con Falck para formar Group 4 Falck. En 2002, Group 4 Falck adquirió The Wakenhut Corporation en EEUU. En 2003 Group 4 Falck firmó un contrato de Servicios de Detención con el Departamento de Inmigración y de Asuntos Multiculturales e Indígenas de Australia. Según dicho contrato, Group 4 Falck tomaba el control directo sobre los centros de detención de refugiados de Australia de la Dirección Correccional, y que pertenecía a su filial Wakenhut, que había estado al cargo desde 1998. En 2004, Group 4 Falck se fusionó con Securicor, una empresa de seguridad fundada en 1935 en Londres, para pasar a crear G4S.

En 2006, 2007 y 2008, G4S fue objeto de una campaña mundial por parte de sindicalistas alegando que sus filiales socavan estándares de trabajo y derechos humanos. Algunos de estos grupos se organizaron bajo la bandera del grupo Objetivo Group 4 Securicor, fundado por SEIU. Dicho grupo apoyó las protestas que se llevaron a cabo en la asamblea anual de accionistas de Group 4 Securicor en marzo de 2005 y en 2006.

El informe de 2006 del Departamento de Estado sobre los Derechos Humanos en Indonesia publicado en marzo de 2006 hablaba de la larga disputa existente en Yakarta con Group4/Securicor. En julio de 2006 los trabajadores indonesios de Securicor obtuvieron una victoria substancial, pero los manifestantes continúan apoyando a otros trabajadores de Group4 Securicor.

En marzo de 2008 se anunció que G4S iba a tomar el control de Scottish Rock Steady Group – que se dedica a proporcionar personal auxiliar en los principales eventos deportivos y musicales sobre todo en el Reino Unido. Algunos de los eventos de los que se ha encargado Rock Steady se incluyen conciertos de Live8 en Londres, la final de la Copa FA escocesa y el DOwnload Festival. En abril de 2008 G4S adquirió la empresa RONCO Consulting Corporation, una de las principales empresas de acción humanitaria, de acción contra las minas comerciales, la eliminación de artefactos explosivos y de seguridad a nivel mundial.

En mayo de 2008 G4S adquirió ArmorGroup International. En ese mismo mes G4S plc finalizó la adquisición de Global Solutions Limited por la cantidad de 355 millones de libras esterlinas.
En 2008 G4S también adquirió Touchcom, Inc. por un valor de 23 millones de dólares. Touchcom, Inc. se encuentra en la zona de Burlington/Bedford en Massachusetts. El cambio de nombre de Touchcom, Inc. por el de G4S se completó el 1 de enero de 2012.

En 2009 un hombre aborigen de Australia occidental murió de un ataque al corazón tras haber sido transportado en una camioneta de G4S (por aquel entonces GSL) sin aire acondicionado ni agua. Nunca se presentaron cargas criminales a pesar de que un portavoz de la empresa GSL admitió que había “motivos para preocuparse”. Este suceso ocurrió después de que en 2005 GSL hubiese sido criticada por el tratamiento dado a los inmigrantes detenidos en Australia según un informe llevado a cabo por el antiguo Jefe de los Servicios Correccionales de Queensland, Keith Hamburger.

En otoño de 2009, trabajadores de G4S en Australia hicieron huelga alegando que la empresa les obligaba a trabajar en malas condiciones laborales y con una paga baja. La huelga puso en peligro el funcionamiento del sistema judicial en el estado de Victoria. Los guardas llevaban a cabo un registro para la detección de armas y bombas a la entrada, tanto del Tribunal del Condado como del Tribunal de Magistrados, además de proporcionar seguridad adicional en las salas de los tribunales.

El 17 de octubre de 2011, G4S anunció que adquiriría el grupo danés de gestión de instalaciones, ISS A/S a través de un contrato por valor de 5.200 millones de libras. La fusión habría creado la mayor empresa de seguridad y gestión de instalaciones del mundo. Sin embargo, a las dos semanas, el acuerdo se frustró a raíz de la falta de apoyo de accionistas. Una combinación de los inversores institucionales que lideraron la respuesta y de una minoría de accionistas que les siguieron, rechazaron una serie de factores, uno de los cuales era el apalancamiento y la deuda añadidos que el acuerdo supondría para G4S. El consenso general es que la falta de planificación para una respuesta positiva de los accionistas por parte de G4S llevó el acuerdo al fracaso. Además, muchos inversores y analistas se preguntaron por qué la empresa estaba interesada en adquirir una compañía tan lejos de su área de especialización.

Operaciones

La actividad principal de G4S es proporcionar servicios de seguridad, incluyendo servicios de atención, jurídicos, servicios de seguridad tripulados, servicios de tesorería, incluyendo la gestión y el transporte de dinero y objetos de valor, y otros procesos de negocios subcontratados relacionados con riesgos de seguridad. G4S cuenta con unos 657.000 empleados en 125 países y tiene sede en Crawley, Reino Unido. Forman parte de su lista de clientes gobiernos, empresas, instituciones financieras, servicios públicos, puertos y aeropuertos, proveedores de transporte y logística, además de consumidores. En 2011 los contratos gubernamentales supusieron el 27% de la facturación de G4S.

G4S opera instalaciones de custodia en nombre de las fuerzas del orden, incluyendo siete prisiones en Inglaterra y Gales. Proporciona servicios de seguridad en aeropuertos incluyendo los aeropuertos de Heathrow, Gatwick, Oslo, Bruselas, Schiphol y OR Tambo además de instalaciones pertenecientes a los gobiernos de los EEUU, el Reino Unido, Canadá y Europa.

Controversia

G4S y la Ocupación Israelí

A través de su filial israelí, G4S Israel (Hashmira), la empresa ha proporcionado material a los puestos de control israelíes y terminales en Cisjordania y Gaza, incluidas las máquinas de escaneo de equipaje y escáneres de cuerpo entero.

G4S proporcionó el sistema de seguridad en cárceles para presos políticos palestinos en Israel y Cisjordania, incluyendo las de Ktziot, Megido y Damon en Israel y la de Ofer en Cisjordania. En su página web, G4S Israel claramente indica que proporciona servicios y sistemas de seguridad a prisiones con contienen “presos de seguridad”, es decir presos políticos palestinos.

La empresa también proporcionó sistemas de seguridad para los centros de detención y de interrogación de Kishon (“Al-Jalameh”) y Jerusalén (“Complejo Ruso”). Organizaciones a favor de los derechos humanos han reunido pruebas que muestran que los presos palestinos son sometidos a torturas de manera regular en estos centros.

G4S Israel proporciona sistemas de seguridad a la base del cuerpo blindado de Israel de Nachshonim, donados por el ejército estadounidense de acuerdo con el Memorando de Wye River. La empresa opera unidades de patrullas de seguridad que, según la empresa, están a cargo de “guerreros que se graduaron con las unidades de élite de combate del ejército israelí”.

Además, G4S Israel proporciona el material a la sede de la policía israelí de Cisjordania que se encuentra en la zona ocupada E-1 junto al asentamiento Ma’ale Adumim, a 7km al oeste de Jerusalén. La empresa proporciona servicios de seguridad a varios negocios en los asentamientos israelíes en Cisjordania.

La filial de Wackenhut

La filial de G4S, Wackenhut, hizo frente en septiembre de 2005 a acusaciones sobre problemas de seguridad en siete bases militares en las cuales estaba al cargo de los servicios de seguridad. Según la empresa dichas acusaciones eran falsas y promovidas por un sindicato que intentaba afiliar a sus empleados.

En marzo de 2006, empleados en Wackenhut delataron a la empresa al filtrar información a la prensa revelando que la empresa había estafado durante un simulacro de lucha contra el terrorismo en una planta nuclear estadounidense. También llevó a cabo una pésima labor en otro simulacro en otro lugar. Las acusaciones sostenían que Wackenhut violaba constantemente las políticas de inventario y uso de armas, y que los gerentes enseñaban a los nuevos contratados los lugares dentro de las instalaciones en los que podían echarse una siesta y tomar atajos durante las patrullas.

El invierno siguiente, el periódico The New York Times, informó que Exelon Corporation sustituiría a Wackenhut en la seguridad interna en diez plantas nucleares estadounidenses. Esto se llevó a cabo tras haber descubierto a guardas durmiendo en horas de trabajo.

La muerte de Jimmy Mubenga

En octubre de 2010, tres guardas de G4S sujetaron y retuvieron de manera violenta al deportado angoleño de 46 años Jimmy Mubenga cuando despegaba en el vuelo 77 de British Airways en el Aeropuerto de Heathrow. Los guardas de seguridad le retuvieron en su asiento cuando gritaba intentando resistirse a la deportación. Se llamó a la policía y a los servicios de emergencia cuando Mubenga perdió el conocimiento. El avión, que estaba a punto de despegar, regresó a la terminal. Mubenga fue declarado muerto esa misma noche en el hospital de Hillingdon. Los otros pasajeros dijeron haber oído gritos de “no hagan esto” y “me están intentando matar”. La unidad de homicidios de Scotland Yard abrió una investigación cuando la muerte había sido declarada “sin explicación”. Tres guardas de seguridad privados, contratados por el Ministerio del Interior para escoltar a los deportados, fueron dejados en libertad bajo fianza tras haber sido interrogados sobre el suceso. Nadie fue condenado por la muerte de Mubenga.

En febrero de 2011, el periódico The Guardian informó de que los guardas de G4S en el Reino Unido habían sido avisados en repetidas ocasiones sobre el uso de fuerza letal con los detenidos y los solicitantes de asilo. Informadores confidenciales y varios empleados filtraron información a la prensa después de que las prácticas de G4S supuestamente provocasen la muerte de Jimmy Mubenga. Un documento interno instaba a la dirección a “afrontar este problema de frente antes de que ocurra lo peor” y que G4S estaba “jugando a la ruleta rusa con la vida de los detenidos”. El otoño siguiente la empresa volvió a enfrentarse a denuncias de abusos. Los guardas de G4S habían sido acusados de hostigar e intimidar verbalmente a los detenidos con un lenguaje ofensivo y racista.

El incumplimiento del Contrato de Seguridad de Londres 2012

En marzo de 2011 el Comité Organizador de las Olimpiadas de Londres 2012 anunció que G4S Secure Solutions (Reino Unido) había sido nombrado el proveedor oficial de servicios de seguridad para los Juegos Olímpicos de Londres de 2012.

El 12 de julio de 2012 se informó que 3.500 soldados británicos serían desplegados en los Juegos Olímpicos de 2012 debido a la escasez de personal de seguridad de G4S debidamente capacitado. El diputado del partido laborista Keith Vaz afirmó que “G4S ha defraudado al país y hemos tenido que enviar, literalmente, a las tropas”. La directora de las campañas y políticas de “War on Want” (la guerra contra las carencias), Ruth Tanner, dijo: “El escándalo de G4S en las Olimpiadas expone el peligro de la confianza ciega que los gobiernos otorgan al poder del mercado para ofrecer de todo, desde el mantenimiento del orden hasta la guerra. A pesar de la amenaza constante a los derechos humanos y la seguridad, los sucesivos gobiernos han eludido imponer una normativa dura a esta industria. Todo lo contrario, los gobiernos les dejan supervisarse a sí mismos. En lugar de ser pionero a la hora de subcontratar guerras a empresas como G4S, el gobierno británico debe acabar con la privatización de la guerra y hacer que estas empresas rindan cuentas.”

Para más información:

http://www.g4s.com/
http://en.wikipedia.org/wiki/G4S
http://notog4s.blogspot.co.uk/
http://www.waronwant.org