KOSOV@: Las oportunidades perdidas y los riesgos permanentes

por Robin Blackburn (fragmento).

"(...) Los pueblos de Europa están profundamente divididos sobre esta desastrosa guerra, y la oposición a una posible imprudente y peligrosa extensión del conflicto está aumentando. Esta es una crisis europea, y sería mucho mejor si los gobiernos de Europa, que tendrán que vivir con las consecuencias de la guerra, se encargaran de solucionarla. Si los Estados Unidos y no Rusia hubieran sido excluidos del proceso negociador, las posibilidades de una solución pacífica hubieran sido mucho mayores. La participación de los Estados Unidos puede satisfacer a los "halcones" de Washington, pero las aventuras militares ultramarinas con ilimitadas posibilidades de complicarse no interesan a la gran masa de l@s ciudadan@s norteamerican@s.

Lo que de hecho hacen es distraer al público de Estados Unidos de problemas tan alarmantes como el crecimiento de su población reclusa, y garantizar la desaparición de los superávits presupuestarios que hacen posible la aproximación sorprendentemente atrevida de Clinton al problema de la financiación de la Seguridad Social. Ningún país puede arrogarse el papel de policía global, y los Estados Unidos son particularmente inadecuados para ello, porque su estructura política los hace muy vulnerables a grupos de interés particulares. (...)"

Robin Blackburn es Senior Research Fellow en el Kings College, Cambridge

FRON'T

"... Una democracia con un cerebro militar es como un arte sin cerebro. En el mundo del anochecer político, donde el arte pierde su lugar al mismo tiempo que los hombres, la guerra se impone como una catástrofe natural porque "no hay otra solución".

A fuerza de proteger sus propias minorías o las de otros, el mundo se desintegra en minorías. La lógica de la identidad siempre acaba conduciendo a la limpieza étnica del territorio-Estado. Tanto para el que "limpia" como para el que lucha por la independencia.

Nosotr@s, l@s yugoslav@s y ex-yugoslav@s, hemos reconocido los mecanismos de la locura de nuestro lado. Invitamos a tod@s los demás a reconocer los del suyo.

Se comienza allí donde todo lo demás, excepto el comienzo, muere. La nuestra es la postura de lo imposible."

Extracto de la declaración política de FRONT, Activismo artístico contra la violencia, iniciativa de artistas (ex)yugoslav@s, apoyada por artistas belgas, estudiantes (de arte o de no-arte), filósof@s.

Fuente: Asociación NE PAS PLIER. Mayo 1999

OTAN, dueño del mundo.

Por Noam Chomsky (fragmento)

"... ¿Cómo pueden ser aplicables esas u otras consideraciones al caso de Kosov@? Ha habido una catástrofe humanitaria en Kosov@ el año pasado, abrumadoramente atribuible a las fuerzas militares yugoslavas. Las principales víctimas han sido albano-kosovares, que suponen el 90% de la población de este territorio yugoslavo. La estimación más extendida es de 2.000 muert@s y cientos de miles de refugiad@s. En casos como este, el resto del mundo tiene tres opciones: (I) intentar intensificar las atrocidades (II) no hacer nada (III) intentar mitigar la catástrofe.

...(A) Colombia. En Colombia, de acuerdo con estimaciones del Departamento de Estado, el número anual de asesinatos políticos cometidos por el gobierno y sus socios paramilitares está más o menos al nivel de Kosov@, y el flujo de refugiad@s debido a las atrocidades llevadas a cabo supera el millón. Colombia ha sido, dentro del hemisferio occidental, el principal receptor de armas y entrenamiento militar de Estados Unidos durante los años 90, mientras la violencia iba aumentando. Ese apoyo norteamericano sigue creciendo en estos momentos, bajo el pretexto de una "guerra contra la droga" que ha sido descartado por casi tod@s l@s observadores/as serios.

... En este caso, la reacción de Estados Unidos es (I): intensificar las atrocidades.

...(B) Turquía. De acuerdo con estimaciones muy moderadas, la represión turca sobre l@s kurd@s en los años 90 estaría dentro de la categoría de lo ocurrido en Kosov@. Alcanzó un máximo a principios de los 90: un indicador de la misma es el flujo de más de un millón de kurd@s entre 1990 y 1994 desde las zonas rurales a Diyarbakir, la capital no-oficial del Kurdistán turco, mientras el ejército turco arrasaba sus áreas de origen. En 1994 se alcanzaron dos records. Fue el año de "la mayor represión de las provincias kurdas" de Turquía, de acuerdo con los informes de Jonathan Randall sobre el terreno, y fue el año en que Turquía se convirtió en "el mayor importador individual de material militar norteamericano y, en consecuencia, el mayor comprador de armas del mundo"... De nuevo, el ejemplo ilustra (I): intentar intensificar las atrocidades.

Colombia y Turquía explican sus atrocidades (apoyadas por Estados Unidos) sobre la base de que están defendiendo sus países de la amenaza de guerrillas terroristas. Lo mismo hace el gobierno de Yugoslavia..."

Versión completa disponible en http://www.zmag.org