Entrevista con Wilson Bin Nurtiyas

Wilson Bin Nurtiyas es miembro de la Comisión Legislativa del Partido Democrático del Pueblo (PRD) de Indonesia y también es coordinador de Solidaridad Indonesia con la Lucha de los Maubere (Timor del Este). En septiembre de 1996 fue arrestado luego de una protesta en Jakarta. Fue sentenciado a 5 años de prisión pero luego fue liberado como producto de una amnistía parcial para presos políticos.

PN : Ud. se negó a dejar la cárcel, por qué?

Wilson: Sí, porque yo solicitaba que fueran liberados todos los presos políticos, no sólo algunos de nosotros. En Indonesia hay ahora más de 200 presos políticos. Así es que yo me encerré en una celda por tres días hasta que la guardia de la prisión de Chiaping me obligó a salir temprano una mañana. Los militares que me encarcelaron tuvieron luego que obligarme a salir. Pero ellos conocían el contexto político.

PN : Antes de ir a la cárcel, Ud. participó en demostraciones y, por lo tanto, ha de haber estado consciente del riesgo que corría.

Wilson: Sí, uno sabe los riesgos. En la constitución del PRD nosotros incluimos el riesgo de ser encarcelados y también el de ser asesinados por los militares. Estas eran algunas de las condiciones para hacerse miembro del PRD.

PN : En lo que se refiere al diario vivir, estaba siempre preocupado?

Wilson: Pienso que hay que usar la dialéctica de la realidad, cuando los militares reprimen a la gente hay que volverse anti-militarista. Cuando están constantemente arrestando y reprimiendo, uno pierde el miedo, porque a uno lo han despojado del miedo. Por supuesto que existen ocasiones en las cuales uno siente miedo. Pero podemos comparar esta situación a la del Timor del Este, ellos han estado por tanto tiempo reprimidos por los militares que han perdido el miedo.

En la cárcel de Cipinang podíamos aún comunicarnos con nuestros camaradas y amigos de fuera de la cárcel y seguíamos de cerca la situación política a partir de los periódicos y nuestras visitas.

PN : Conoció Ud. a Xanana Gusmao (el líder de Timor del Este que aún está en prisión)?

Wilson: Sí, nos conocimos muy de cerca. Ambos éramos coordinadores de las competencias de football en prisión. Por lo tanto, a menudo teníamos reuniones, en realidad todas las tardes en la cancha de juego. Constituimos un equipo formado por presos políticos. Cada semana teníamos un partido contra uno formado por los criminales, y siempre perdíamos porque en vez de conversar acerca de cómo hacer goles lo hacíamos acerca de cuestiones políticas. Lo importante no era el juego, lo era el tiempo para comunicarse.

PN : Cuál era su rutina diaria?

Wilson: En la cárcel de Cipinang los presos políticos organizan un gran número de actividades. Fuimos nosotros quienes organizamos la cárcel, no los encargados de ésta. Por ejemplo en lo referente al deporte: el football lo fue por Xanana Gusmao y yo, badminton por el partido comunista, el basquetball por mi, una tienda de reparaciones por los comunistas como también una pequeña granja con patos, pollos y pescado. Entonces, desde las siete cuando abrían las celdas, hasta las seis cuando las cerraban los oficiales, nosotros organizábamos muchas actividades. Había dos categorías de presos: criminales y políticos. En el caso de los presos políticos éramos cuatro por celda. Todas las noches teníamos discusiones, traducíamos discursos políticos y escribíamos otros.

PN : Se politizaron los presos criminales?

Wilson: Puedo asegurarles que si hubiese una elección en la cárcel de Cipinang, el PRD tendría lejos la preferencia. Nos organizamos mucho. También hicimos una pequeña biblioteca en nuestra celda. Cuando dejé la cárcel había un total de 1500 presos criminales que pedían libros prestados.

PN : Los devolvían?

Wilson: En ocasiones cuando hay una foto de mujer, ellos la recortan.

PN : Cuántas veces lo visitaban?

Wilson: Dos veces a la semana. Los miércoles y domingos.

PN: Eran las autoridades carcelarias gentiles con Ud?

Wilson: Puedo contarles lo siguiente, a los 30 minutos que había caido Suharto, el director de la cárcel se acercó a nosotros y dijo:

"Felicitaciones, Suharto ha dimitido". También organizamos una fiesta con el director. Esto quiere decir que los burócratas de la cárcel de Cipinag también nos apoyan.

PN : Recibieron mucho apoyo internacional mientras estuvieron en la cárcel?

Wilson: Hubo mucha preocupación. Muchas postales, comunicados de prensa, solicitudes. Pero existe el problema que poca atención se les da a los miembros del partido comunista que han estado en la cárcel por más de 30 años, y muy poca también a los rebeldes islámicos, algunos sentenciados a perpetua. Por ello es que yo postulo que el apoyo a los presos políticos debe también incluir a los comunistas y los islámicos encarcelados.

PN : Qué lo hizo a Ud. mantenerse dentro de la cárcel?

Wilson: Que la gente aún resiste. Que hay mucha oposición política. Nos da una visión optimista estando dentro de la cárcel. Pensábamos que era sólo materia de tiempo.

PN : Desde que Ud. fue liberado, qué tipo de trabajo ha estado realizando? Wilson: Estoy tratando de organizar el PRD. Hace 2 meses, el gobierno levantó la proscripción del PRD así es que tenemos que cambiar nuestras tácticas. Tenemos que transformarnos de un partido ilegal en uno legal. También estamos reorganizando nuestro trabajo en uno de masas - estudiantes, trabajadores, en prisión y entre los pobres urbanos. Es más fácil para nosotros hacer propaganda, hacer panfletos y organizar acciones en forma abierta. Pero el PRD no se hace ilusiones. Si los militares se vuelven reaccionarios, tenemos nuestros mecanismos especiales.

PN : Cuán optimista está Ud. con respecto a un cambio significativo en Indonesia?

Wilson: Hay más apertura pero debemos entender que las antiguas estructuras del régimen de Suharto aún tienen poder. Lo más importante son los militares. Por qué? Porque los militares están todavía bajo el control de Suharto. Cuando Suharto abdicó en mayo, Wiranto, el Comandante en jefe de las Fuerzas Armadas dijo: "Los militares protejerán a Suharto y su familia". Ahora la plataforma común del movimiento más radical - especialmente los liberales, estudiantes y el PRD - está en cómo constituir una coalisión que se oponga a los militares. Si queremos que terminen las violaciones a los derechos humanos, debemos alejar a los militares paso a paso del poder.

PN : Cuáles son los sentimientos y pensamientos sobre Timor del este en Indonesia?

Wilson: Ahora hay más libertad de prensa en Indonesia. Todas las semanas hay una entrevista a Xanana en la prensa. Esto era inpensable en el pasado. Ahora es la figura más popular de los periódicos. Ahora más gente comun entiende lo que pasa con Timor del Este.

Yo fui a Timor del este el mes pasado y me sumé a una reunión pública. Había más de 200 jóvenes y estudiantes - todos hablando acerca del derecho a la autodeterminación y la libertad para Timor del Este. Ya no se habla sobre el referendum. De hecho han demostrado que son libres. Pero en la realidad aún hay militares allí. Ahora se está levantando un movimiento político de masas. La semana antes que yo llegara, hubo una acción con 10.000 personas. Esto es algo que no se hubiese visto antes. Yo creo que el punto clave está en como fortalecer el movimiento político de masas en Timor del Este.

PN : Piensa Ud. jugar football con Xanana en un Timor del este libre?

Wilson: Yo le pregunté a Xanana: "Si te eligen presidente vivirás en un palacio en Dili?" Y el me respondió: "Me quedaré en la cárcel". Por qué? "Porque puedo jugar football todas las tardes, si soy Presidente y me quedo en un palacio, no podré jugar football; tendré muchas reuniones".