Pres@s polític@s en Indonesia

MAGGIE HELWIG

Cuando BJ Habibie llegó al poder en Indonesia en mayo pasado, una de sus primeras acciones fue liberar a dos de los presos politicos más destacados del país. A éstos les siguieron unos cuantos más, e incluso hubo un momento en que el gobierno llegó a prometer la liberación de todos los presos y presas políticos. Pero las condenas por motivos políticos siguen manteniendo en prisión a cientos de personas, algunas de ellas activistas noviolentos, y el ritmo de las liberaciones se ha ido ralentizando, hasta llegar a una situación de punto muerto en la actualidad. Se acabaron las promesas de poner en libertad a todos los presos y presas políticos y, sin presión a nivel internacional, es poco probable que se produzcan nuevas excarcelaciones. El sentimiento general es que el ejército ha dictado a Habibie los nombres de quiénes pueden ser liberados y quiénes no, hasta cubrir el cupo máximo que los militares están dispuestos a aceptar.

El período actual sigue siendo de suma importancia para los activistas encarcelados en Indonesia. El gobierno de Habibie obedece en gran medida las instrucciones del ejército, pero el presidente es también muy sensible a las presiones del exterior y, no deja de preocuparle la opinión internacional. Si las autoridades se dan cuenta de que el mundo sigue con atención la situación en sus cárceles, es aún posible que decidan ponerles en libertad.

Un activista Indonesio se refirió a la prisión de Cipinang, en Yakarta - que alberga a gran cantidad de presos políticos - como "el mejor sitio del país para la reconciliación". En Cipinang han surgido relaciones de amistad entre mienbros del ex partido comunista de Indonesia y musulmanes devotos, mientras que activistas por la independencia de Timor Oriental y de Papua Occidental han establecido lazos con estudiantes y sindicalistas javaneses - de hecho, algunos de los activistas Indonesios más involucrados en trabajar por los derechos humanos y la autodeterminación en Timor Oriental se sensibilizaron con este asunto durante su estancia con presas y presos timoreses en Cipinang (en Agosto/Septiembre 1997, Peace News publicó un largo artículo sobre las presas y presos politicos en Cipinang).

Entre quienes permanecen en prisión, se encuentran ocho miembros del PRD, un pequeño partido político que fue declarado ilegal durante los años de Suharto. Aunque un tribunal de Yakarta decretó que el PRD era una organisación legal y las ocho personas arrestadas en 1996 no fueron acusadas de nada que tuviera la más remota relación con actos criminales, parece muy improbable que sean puestos en libertad en un futuro próximo. Los cargos contra ellos son: organización de manifestaciones sindicalistas, llamamientos a favor de un referendum sobre el estatuto de Timor Oriental, y llevar adelante campañas en favor de un sistema político más abierto y menos dominado por el ejército. Budiman Sudjatmiko, presidente del PRD, fue condenado a 13 años de prisión por esos "crímenes". Cuatro miembros del partido fueron liberados recientemente (vea la intrevista con Wilson), pero no parece que haya voluntad de liberar a los demás.

Muchos timoreses y timoresas están cumpliendo sus condenas en prisiones de Indonesia. Entre estas personas se encuentras tres sobrevivientes de el másacre de Santa Cruz de 1991, que fueron encarcelados por haber participado en una marcha pacífica en Timor Oriental, donde cientos de activistas fueron masacrados por el ejército de Indonesia. Uno de los tres está condenado a cadena perpetua. Los otros dos se encuentran en prisión por organizar una pequeña manifestación pacífica en Yakarta para protestar contra el másacre.

También hay muchos presos de Papua Occidental, entre ellos cinco hombres detenidos a finales de septiembre por tratar de organizar una reunión para discutir el estatuto político de este territorio. Una sexta persona, líder tradicional y antiguo miembro del parlamento, se entregó a la policía a cambio de la liberación de los otros cinco, pero resultó arrestado y acusado sin que sus compañeros fueran liberados.

Hay que mencionar a otro preso politíco de Cipinang, aunque no pueda ser considerado estrictamente un "preso por la Paz" . Se trata de Xanana Gusmão, antiguo líder de la resistencia armada en Timor Oriental y actual presidente del Consejo Nacional de la Resistancia Timoresa. Aún siendo cierto que Xanana tomó parte en actos de violencia, también resultó decisiva su participación de cara a favorecer la emergencia de una resistancia civil noviolenta. Varios grupos de todo el mundo, entre ellos Amnesty Internacional, hacen campaña en favor de su liberación, ya que, por una parte, es la figura política mas respetada en Timor Oriental (junto con el obispo Belo) y, por otra parte, parece imposible dar comienzo a un proceso de paz legítimo y con posibilidades de éxito sin su participación directa en las negociaciones.

Algunos de los presos de nuestra Lista no han sido acusados formalmente de nada, pero somos de la opinión de que fueron encarcelados por sus actividades políticas no violentas. Es el caso de varios Timoreses de quienes se piensan que permanecen bajo arresto por causa de su implicación en el movimiento no armado de resistencia clandestina. La tortura es frecuente, en particular para las presas y presos de Timor Oriental, Papua Occidental y acehneses. El riesgo de tortura -sobre todo mediante golpes y electroshocks- se acrecienta para aquéllas personas que aún no han sido acusados formalmente y permanecen detenidos en lugares alejados.

Algunas de las personas que aparecen en esta lista permanecen "desaparecidos". El gobierno ha admitido que los militares se han llevado a la mayoría o la totalidad de ellas por razones políticas. Sin embargo, dice no tener constancia de dónde ni cómo se encuentran en la actualidad. Ya que no se puede enviar postales a personas "desaparecidas", remitidlas por favor al gobierno de Indonesia, mencionándolas por sus nombres y preguntando por su paradero (en la lista tan sólo figuran algunas de las muchas personas "desaparecidas").

Maggie Helwig es miembro del Consejo de la IRG, y lleva años trabajando en el tema de Indonesia y Timor Oriental.
Para más información, poneos en contacto con Tapol, la Campaña por los Derechos Humanos en Indonesia, 111 Northwood, Thornton Heath, Surrey CR7 8HW, Gran Bretaña (+44 181 771 2904; fax 653 0322; email tapol@gn.apc.org