Especulador del Mes: DynCorp International

A DynCorp no le gusta que se le compare con contratistas controvertidos como Blackwater y KBR, aunque hace exactamente lo mismo que ellos. Lleva a cabo una amplia gama de funciones para las agencias gubernamentales de los EEUU, incluyendo servicios de seguridad y apoyo en zonas de guerra como Iraq o Afganistán. Aunque DynCorp no es tan conocida como las otras empresas militares privadas, también ha tenido su cuota de escándalos. Estos incluyen las denuncias de los procedimientos de seguridad de mano dura en Afganistán, el dudoso fusilamiento de un civil en Bagdad y procedimientos agresivos durante una operación de control de narcóticos en Colombia. Pero esto no ha impedido que el gobierno federal ofrezca más y más trabajo a DynCorp, que en abril de 2010 aceptó ser adquirida por la firma de capital privado Cerberus Capital Management.

Durante gran parte de su historia, DynCorp operó en relativa oscuridad. Una excepción fue cuando a comienzos de los años 80, cuando la empresa, que entonces se conocía como Dynalectron, se vio envuelta en una investigación del Departamento de Justicia por la manipulación fraudulenta de las licitaciones de las empresas en la industria de la construcción de instalaciones eléctricas, incluyendo a una de sus filiales, Dynalectric. Como condición para continuar siendo apta para recibir contratos federales, la empresa tuvo que suspender de empleo pero con sueldo a su director de operaciones, que previamente había trabajado como director de Dynalectric y que había sido acusado en el caso de manipulación de licitaciones. En abril de 1987 la empresa y el ejecutivo zanjaron un caso cuando Dynalectric aceptó pagar una multa de 1,5 millones de dólares. Ese mismo año Dynalectric y el ejecutivo se declararon culpables poco antes del comienzo del juicio de un segundo caso. La empresa fue multada con otro millón de dólares y el ejecutivo recibió una pena de dos años de prisión, pero sólo cumplió seis meses de suspensión.

A partir de ese momento DynCorp desapareció de la vista del público hasta principios de la década de 2000 cuando comenzó a recibir más atención por proporcionar cada vez más servicios de seguridad al gobierno de los EEUU en lugares como Colombia, Afganistán e Iraq. La atención recibida solía ser negativa, como en el escándalo de las acusaciones de que los trabajadores de DynCorp en Bosnia habían comprado mujeres jóvenes de los burdeles y las mantenían como esclavas sexuales. Una trabajadora de DynCorp que informó de dicha práctica y fue despedida, ganó más adelante un juicio de 173.000 dólares ante un tribunal laboral en Gran Bretaña.

A pesar de su polémico papel al proporcionar servicios en zonas de guerra, la empresa intentó evitar su investigación. Un análisis en profundidad de DynCorp por parte del periódico Dallas Morning News en diciembre de 2006 decía que “hay muy poca información pública sobre lo que hace DynCorp o si se le está dando buen uso a los dólares de los impuestos.”

Tod Robberson, autor de la investigación del Morning News, señaló que DynCorp, a pesar de recibir contratos por valor de miles de millones de dólares en Iraq y Afganistán, se resistía a emitir informes de auditoría gubernamental sobre dichas operaciones, supuestamente para proteger información confidencial. Hablando de los informes sobre la mano dura de las medidas de seguridad de DynCorp en Afganistán, incluyendo un incidente en el cual se confiscó la cámara de un fotógrafo de prensa y fue atravesada por una bayoneta, Robberson citó a un oficial del ejército estadounidense diciendo del personal de la empresa: “Eran todos unos tíos del extremo inferior de la reserva genética.”

Robberson también examinó el papel de importantes oficiales retirados en la directiva de DynCorp. Entre ellos se incluían el General Richard E. Hawley (antiguo jefe del Comando de Combate Aéreo de los EEUU), el General Barry McCaffrey (antiguo feje del Comando Sur de los EUU), el General Anthony Zinni (antiguo jefe del Comando Central de los EEUU) y el Almirante Joseph W. Prueher (antiguo jefe del Comando del Pacífico de los EEUU).

Robberson también cubrió las críticas de que DynCorp no prestaba mucha atención a la seguridad de sus empleados en las operaciones en zona de guerra, además de las acusaciones por parte de una antigua contable de la empresa que dijo ser despedida por hacer preguntas sobre lo que según ella eran prácticas de facturación que engañaban al gobierno federal en millones de dólares. Una demanda por reclamaciones falsas interpuesta por la antigua empleada sigue pendiente en un tribunal federal.

En octubre de 2007, DynCorp fue el centro de otra controversia cuando el Inspector General Especial para la Reconstrucción de Iraq, Stuart W. Bowen Jr., emitió un informe diciendo que el Departamento de Estado no podía especificar qué se había conseguido con el contrato de 1.200 millones de dólares otorgado a la empresa para el entrenamiento de la policía iraquí. El Washington Post informó posteriormente que la empresa había devuelto 14 millones de dólares al Departamento de Estado para limpiar su expediente.

En noviembre de 2007 se plantearon preguntas sobre un incidente en Bagdad en el cual los guardas de seguridad de DynCorp dispararon y mataron a un iraquí que conducía su coche cerca de un convoy de la empresa.

El Golpe de Estado Somalí

En el verano de 2006 la Unión de Tribunales Islámicos (ICU en inglés) tomó el control de gran parte de Somalia, arrebatando el poder a los señores de la guerra que habían controlado la capital somalí durante 15 años. Mientras que los medios internacionales informaban de que la llegada al poder le la ICU promovía la paz en Somalia que podía suponer un punto de inflexión para la paz duradera en la zona, los EEUU entrenaban a las tropas etíopes. A finales de diciembre de ese mismo año las tropas etíopes invadieron Somalia (con el pretexto de combatir a unos sospechosos de un atentado de 1998 de Al Qaeda) y volvieron a colocar al gobierno interino respaldado por los EEUU en el poder.

En marzo siguiente (2007), DynCorp consiguió un contrato de 10 millones de dólares para el apoyo logístico para “mantener la paz”, “dando así a los EEUU un papel importante en la misión crítica sin necesidad de asignar fuerzas de combate”, según la revista Forbes.

Golpe de Estado de Haití

DynCorp fue contratada también por el Departamento de Estado de los EEUU para proteger a Boniface Alexandre, el presidente interino no electo de Haití. Alexandre tomó el poder tras el golpe de estado que derrocó al presidente Jean Bertrand Aristide. El papel de DynCorp en Haití fue noticia cuando dos empleados de la empresa golpearon a dos periodistas que cubrían la noticia de la ceremonia de reapertura de las cortes tras unas vacaciones. DynCorp tiene en la actualidad el contrato para entrenar a la policía en Haití.

Egipto

El 27 de marzo de 2012, DynCorp anunció que ha adjudicado un contrato con las Fuerzas Aéreas de los EEUU para proporcionar servicios de apoyo en Egipto al Departamento de Defensa y personal de los contratistas. El contrato es por valor de 95 millones de dólares.
“Estamos orgullosos de dar apoyo al personal estadounidense trabajando en Egipto. Nuestra fortaleza en una base de operaciones, nuestra experiencia en África, y nuestra vieja relación con las Fuerza Aérea estadounidenses, hacen de ésta una oportunidad única para la gente de DynCorp International, tanto aquí como en el extranjero, para poder hacer un cambio positivo,” dijo Kenneth Juergens, vicepresidente del grupo, Logística Global y Soluciones de Desarrollo, DynCorp International.

Según la página web de DynCorp, “ofrecen servicios de apoyo al personal, incluyendo gestión de la propiedad, gestión de instalaciones y equipos, mantenimiento de vehículos, gestión de transporte, tecnología de comunicación e información, servicios de custodia y del terreno, servicios de recreo, comedores, seguridad, gestión y administración de programas, y otros servicios.” Una amplia gama de servicios, algunos no muy claros, como por ejemplo los servicios de recreo. Con el historial de DynCorp, esto es un poco preocupante.

Para más información:
http://www.crocodyl.org/wiki/dyncorp_international
http://www.dyn-intl.com

Traducción: Nayua Abdelkefi