Grupo Temático 2: Desenmascarando a los malos

Muchos gobiernos dicen tener controles de exportación muy rígidos, pero en realidad, el apoyo gubernamental para la promoción de las exportaciones y a las empresas militares siempre es una prioridad. Por ejemplo, el Primer Ministro británico, David Cameron, encabezó una delegación de ocho empresas armamentísticas a Egipto en febrero de 2011 en la época en la cual se estaba imponiendo un embargo a la vecina Libia, a su vez un “mercado prioritario” de venta de armas para el gobierno del Reino Unido hasta solo unas semanas antes. Muchos gobiernos tienen agencias de promoción de exportación de armas para supervisar dicho apoyo gubernamental. En el Reino Unido dicha agencia se estableció en 1966, pero otras son mucho más recientes. Por ejemplo la agencia sueca comenzó su labor mortífera en agosto de 2010. Otros países tienen procedimientos distintos. Mientras que en Noruega no existe una empresa de exportación como tal, se ha creado un puesto en la embajada noruega en Washington, el Consejero de Defensa Industrial, con el respaldo económico de las empresas armamentísticas noruegas para que les ayude a realizar ventas al Pentágono.

En algunos países el apoyo proviene de agencias de crédito a la exportación (ECA en sus siglas en inglés) que proporcionan el seguro oficial que permite que se lleven a cabo acuerdos de venta de armas sin el riesgo de que las empresas no reciban los pagos. Se están construyendo cuatro buques de guerra, que cuestan lo equivalente a diez años de ayuda al desarrollo, para la armada de Indonesia con garantías de la ECA holandesa, Atradius. Un paquete de armamentos con Sudáfrica, que desde el inicio fue objeto de acusaciones de corrupción, fue respaldado por las ECA de Francia, Alemania, Suecia y el Reino Unido.

Las empresas armamentísticas también reciben el apoyo de bancos y fondos de pensiones. El respaldo de las ECA suele ser indirecto, pues acuden al banco que respaldó el acuerdo, y claro está, las empresas armamentísticas utilizan los bancos de muchos modos. Los fondos de pensiones también juegan un papel importante como accionistas principales de las empresas armamentísticas. Esto significa que, aunque la mayoría de las empresas armamentísticas no fabrica productos que comprarían los particulares, existen posibilidades para la involucración del consumidor.

Las empresas armamentísticas poseen fábricas y otros edificios, muchas mantienen una asamblea anual de accionistas y tienen una presencia pública que se manifiesta de muchas maneras. Aún sin una presión directa de los consumidores, estas empresas quieren dar la imagen de “buenas”. Podemos sacar a la luz sus actividades, avergonzarlas y romper la relación existente entre ellas y los gobiernos que las apoyan.

Nuevas tendencias

Nos gustaría que los participantes viniesen preparados para compartir información sobre las distintas ayudas para promover la exportación que sus gobiernos otorgan a las empresas armamentísticas, sobre los créditos para exportación de productos militares, sobre otras ayudas y sobre el papel que juegan los bancos y los fondos de pensiones en el apoyo a la industria militar en sus países. Esta información nos ayudaría a responder a preguntas tales como:

  • ¿Hay cada vez más gobiernos que promueven activamente las exportaciones de armas y que crean organismos para ello?
  • ¿Se está viendo el resto de la producción afectada por la crisis o por la competencia de China? ¿Significa esto que la gente está más desesperada que nunca por mantener cualquier empleo?
  • ¿Existe una escasez de habilidades generales en ingeniería o tal vez sea este sólo un problema en algunos países? ¿Crea problemas para luchar contra el medioambiente el uso de trabajadores cualificados por la industria armamentística?
  • ¿Cuáles son las implicaciones para la emergencia de India, Brasil y los Emiratos Árabes como principales productores y/o consumidores de armas?
  • ¿Existe una mayor conciencia pública sobre los peligros de promover las exportaciones de armas desde la “primavera árabe”?
  • ¿Tienen las empresas armamentísticas capturado el proceso de control de armas?
  • ¿Cuál es su influencia sobre los parlamentos?

Nuestro debate no se limitará a lo anteriormente expuesto. Estas sólo son ideas para empezar a pensar.

Herramientas de campaña

Seguramente muchos de los participantes en el seminario y el grupo temático tendrán mucha experiencia en campañas. Vamos a analizar los distintos tipos de campañas incluyendo:

  • Llevar a cabo investigaciones incluyendo el uso de la legislación sobre el acceso público a la información;
  • Peticiones y charlas con los políticos para pedir el fin del fomento de las exportaciones o ventas a regímenes represivos;
  • El uso de los medios de comunicación (antiguos y nuevos);
  • Tomar acciones legales y usar otros procesos nacionales para responsabilizar a los gobiernos y empresas;
  • Campañas de los consumidores como las campañas bancarias de Bélgica y España;
  • Actuar en contra de las empresas armamentísticas en su asamblea anual de accionistas o en sus instalaciones;
  • y mucho, mucho más.

    ¿Qué estrategias funcionan? ¿Si funcionan en un país, funcionarán en otros?

    Internacionalizar la cuestión

    • ¿Existen temas que podríamos o deberíamos combinar para realizar campañas?
    • ¿Son las relaciones bilaterales más útiles que una campaña más amplia?
    • ¿Es posible ayudarnos unos a otros aún teniendo distintas prioridades nacionales de campaña?
    • Estos son algunos de los temas que nos gustaría tratar aquí.