Editorial

Corea del Sur ha sido una constante en nuestro boletín de noticias del informe-OC, y finalmente - después de años - podemos informar de una buena noticia: Corea del Sur planifica legalizar el derecho a la objeción de conciencia (ver el artículo central). Sin embargo, habrá que ver si esto realmente se materializa, con el posible cambio de gobierno después de las elecciones en diciembre.

Muchos informes de esta edición del informe-OC se relacionan de un modo u otro al Comité de Derechos humanos de Naciones Unidas, una organización importante en cuanto a normas internacionales que regulan el derecho a la objeción de conciencia. Este Comité jugó un papel importante en el caso de Corea del Sur, y acaba de emitir un nuevo comentario sobre el encarcelamiento repetido de objetores de conciencia.

La Internacional de Resistentes a la Guerra presentó un informe al Comité, destacando las violaciones de las normas internacionales en las regulaciones Británicas sobre el derecho a la objeción de conciencia (ver artículo).

Este número también incluye alguna información extraída de un informe de la Oficina de Responsabilidad sobre objetores de conciencia del Gobierno de EEUU [US Government Accountability Office on conscientious objectors.

Andreas Speck