Los Desmanteladores - ¡hemos ganado!

Esa noche oscura y tormentosa

El 17 de enero de 2009 seis personas se colaron en la factoría de EDO MBM/ITT en Brighton y causaron daños por valor de 189.000 libras a ordenadores, servidores, tornos y otros materiales. Los y las activistas, haciéndose llamar los ‘decommissioners’ (los desmanteladores), llevaron a cabo su acción en respuesta al ataque israelí contra Gaza que cobró 1400 vidas. EDO MBM/ITT fabrica la unidad de armado del soporte de bombas de los F16 israelíes.

Juzgados in fraganti

Las seis personas fueron detenidas, junto a otras tres más acusadas de dar apoyo a la acción. Las nueve fueron acusadas de conspiración para cometer daños criminales. En el juicio de un mes de duración que tuvo lugar en los juzgados de Hove Crown, siete activistas argumentaron que tenían una excusa lícita para causar los daños a la propiedad de EDO ya que la empresa era cómplice de crímenes de guerra. Las siete personas fueron absueltas el 2 de julio de 2010 después de que el jurado diera cinco veredictos unánimes de inocencia y el juez decidiera que las otras dos fueran también absueltas. Para un activista se archivó el caso con anterioridad debido a falta de pruebas.

Desmantelamiento conseguido

El desmantelamiento de EDO MBM/ITT cerró la factoría durante varios días hasta que acabó el ataque israelí contra Gaza. Paul Hills, el inexpresivo director gerente de MBM, dio pruebas de que parte de la maquinaria de producción de la planta estuvo parada hasta un mes después. La información de contratos de EEUU muestra que ITT estaba negociando la venta de nuevas unidades de armado en el momento de la acción, pero este contrato no salió adelante.

"Es una verdadera victoria para el movimiento antiguerra. El jurado se vio confrontado con los hechos y apoyaron nuestras razones. Si la gente en el Reino Unido supieran la verdad detrás de la manipulación de los medios de comunicación, apoyaría todas nuestras acciones", afirmó Ornella Sabeine, desmanteladora de EDO.

Las seis personas tenían vídeos pregrabados para publicar en Indymedia tras la acción. En su vídeo Elijah Smith dijo: "No me apetece hacer nada ilegal esta noche, pero voy a meterme en una fábrica de armas y machacarla lo mejor que pueda para que no pueda producir municiones y esas verdaderamente asquerosas bombas que han sido entregadas al ejército israelí para matar niños. Hace mucho que pasó el tiempo de hablar. No soy escritor, solamente un miembro de una comunidad y estoy muy disgustado."

El jurado solicitó ver esos vídeos otra vez antes de tomar su histórica decisión... y evidentemente les gustó lo que vieron.

El juicio a Paul Hills

En efecto, el juicio se dio la vuelta: fue EDO MBM personificado en su director gerente Paul Hills, quien se vio en el banquillo. Ridículamente habían venido al juicio intentando mostrarse como una empresa que fabrica principalmente equipamiento de entretenimiento de vuelo. Fue presentado con un dossier de pruebas laboriosamente elaborado durante años por activistas, que señala a la empresa firmemente como cómplice de crímenes de guerra.

Quizás deberíamos pensar por un momento en Paul ahora mismo frente a la junta de ITT, explicando cómo una panda de desarrapados pudieron machacar su fábrica a martillazos y salir del juicio con una sonrisa. La respuesta es que las pruebas de Paul Hill tenían más agujeros que las ventanas de su fábrica. Aquí van unos pocos datos revelados por su interrogatorio durante esos cinco días. Hills reveló que la compañía era propietaria de los derechos del soporte de bombas principal utilizado en los F16 israelíes - VER-2 - desde 1998. Admitió que había eliminado de la página web todo rastro de los tratos de su empresa con Israel anteriores a 2004, la fecha de las primeras protestas. Admitió que había alterado la escena del crimen recogiendo restos y papeles antes de que los fotógrafos de la policía llegaran. Aseguró que tenía permiso de la policía, pero no había documento policial que apoyara su versión. Se ha especulado con que 189.000 libras realmente es una subestimación del daño causado y que algunas pruebas más controvertidas han desaparecido como por arte de magia. Tras ser advertido por el juez de que estaba arriesgándose a cometer perjurio si contradecía las evidencias que había aportado en casos anteriores, terminó admitiendo que cualquiera que examinara las pruebas que le fueron presentadas en el juzgado se formaría la razonable opinión de que su empresa estaba envuelta en ventas de armamento a Israel. Esto fue lo que los acusados necesitaban para convencer al jurado de que existía un vínculo obvio entre esa factoría y el bombardeo de Gaza.

Una testigo, Sharyn Lock, proporcionó el contexto necesario para que el jurado entendiera el panorama completo del horror que se desplegaba entonces en Gaza. La que hoy es una aprendiz de comadrona, era en 2009 una voluntaria por los derechos humanos en el hospital Al-Quds, en la ciudad de Gaza. Permaneció en la franja de Gaza durante toda la operación "Plomo Derretido", y pudo proyectar imágenes del impacto de un misil contra el hospital y dar pruebas de que los F16 se encontraban entre los aviones atacantes. El jurado visionó también informaciones sobre los ataques con fósforo blanco contra el almacén de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA), que carbonizó alimentos y medicinas altamente necesarios. Sharyn terminó su declaración diciendo que ella no tenía duda de que aquéllos que han armado a las Fuerzas Aéreas Israelíes "tienen sangre de niños en sus manos ".

Y entonces fueron a por los jueces...

Las absoluciones provocaron una furiosa reacción sionista en las páginas del Jewish Chronicle, el Daily Mail, el Spectator y el Jerusalem Post de Israel, con Melanie Philips llamando fanático al juez, y la Federación Sionista recomendando una reforma legal para impedir que la gente use la "excusa lícita" como defensa. En la parte positiva, los desmanteladores fueron felicitados por Noam Chomsky: "Me gustaría expresar mi respeto y admiración por las personas que están ejerciendo resistencia noviolenta contra la participación británica en los crueles crímenes de Israel en Gaza".

La hora del martillo para ITT

Entonces, ¿qué toca ahora en la campaña Smash EDO? La campaña planea un "asedio" de EDO MBM/ITT el 13 de octubre de 2010. La acción se titula “ITT's Hammertime” (La hora del martillo para ITT), en honor de los desmanteladores, y marca el momento del empujón final para cerrar la fábrica de Brighton. Smash EDO convoca a la gente de todo el Reino Unido para que se una al asedio de la planta. Se pide a los y las activistas que lleguen el día 12, habrá un centro de convergencia. El lugar de la manifestación no se ha anunciado todavía, así que seguid visitando www.smashedo.org.uk/hammertime.htm. Correo-e smashedo (at) riseup (dot) net para suscribrirse a las informaciones sobre la manifestación.

Más información:
decommisioners.wordpress.com
www.smashedo.org.uk