Seis años del exodo de la Krajina

Comunicado público

Estos días se cumplen seis años de otra tragedia y otro crimen contra la población civil.

La acción militaro-policial de las fuerzas armadas croatas apoyadas por las formaciones paramilitares y bandas de ladrones y con los seguidores del régimen de Slobodan Milosevic así como con la ayuda política y logística de los poderosos del mundo llevaron al éxodo masivo de la población civil del Norte de Dalmacia, Lika, Kordun y Banjia. Los pocos civiles de nacionalidad serbia que, tras depositar su confianza en el llamamiento hipócrita del líder de la acción -Franjo Tudjam- permanecieron en sus casas, fueron mayoritariamente asesinados durante los días siguientes por "ejecutores desconocidos".

Tudjman mismo no pudo esconder su satisfacción por la 'limpieza étnica' cumplida con éxito. El gran protector de las 'serbianidad' permaneció prudentemente callado en aquel momento. Los académicos serbios, los escritores y autodenominados demócratas hicieron lo mismo, esos mismos que, años antes, estimularon a la población de la Krajina a creer ciegamente en "el mayor serbio desde el príncipe Lazar", Slobodan Milosevic.

Hoy Milosevic está en La Haya, Tudjman, debido a la utilización eficaz de la bien probada fórmula "mejor el cementerio que el cautiverio", se libró de la responsabilidad por los crímenes que cometió, y los académicos, que han abandonado a su favorito e ídolo de ayer, siguen ahora contaminando de forma persistente al pueblo, difundiendo su miseria intelectual y su oscuridad espiritual.

L@s refugiad@s de Croacia viven mayormente en los márgenes de la sociedad, sin ser aceptados por sus compatriotas, especialmente por los que ruidosamente y con orgullo insisten en su patriotismo. Para estos el serbio marginalizado no es obviamente un ser merecedor de compasión y solidaridad, y acaso ni siquiera de la elemental dignidad humana. El destino de l@s refugiad@s serbi@s de la Krajina es el mejor reflejo de la gran mentira del patriotismo patético y esto nos debe mostrar y enseñar, de una vez por todas, que no hay que confiar en los falsos adivinos.

Y hasta que la mayoría de los serbios no abandonen a Milosevic y también a este veneno que los creadores ideológicos del crimen y el odio escupen continuamente no habrá esperanza para Serbia. Así como no habrá esperanza para Croacia hasta que la mayoría de los Croatas no asuman que la operación "Tormenta" fue un crimen sistemático cometido en nombre de intereses mendazmente presentados como nacionales.

Solo una creciente toma de conciencia de estos asuntos puede alumbrar una esperanza razonable de que, en nuestra área geográfica, similares tragedias no vuelvan a ocurrir. ¡Que este triste aniversario sea para tod@s nosotr@s a la vez una advertencia y una enseñanza!

Haremos una performance de paz con ocasión del aniversario de este éxodo el lunes, 6 de agosto, en la ciudad de Pancevo, (Parque de la Ciudad, explanada delante del Museo)

Mujeres de Negro - Belgrado
Grupos de Mujeres por la Paz - Pancevo
Taller Creativo - Kraljevo