Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Benutzeranmeldung

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

Blackwater continúa matando iraquíes

Blackwater, nuestro especulador de la guerra del mes de junio, puso más que nunca a los especuladores de la guerra en las noticias. Principalmente porque personal de Blackwater mató a 11 iraquíes e hirió a otros 14, durante lo que la compañía dijo que fue un ataque a un convoy de un diplomático de Estados Unidos, que viajaba por el distrito Mansour de Bagdad.

Empleados de Blackwater han estado involucrados en al menos 195 incidentes de disparos desde el 2005. Blackwater hasta el momento a despedido a 122 empleados por abuso de drogas, alcohol, mal uso de armas, comportamiento violento y otras conductas inapropiadas, según el informe de la House Oversight and Government Reform Committee. Principalmente estas “conductas inapropiadas”  involucran la muerte de civiles y el abuso de alcohol y drogas, y a llevado en repetidas ocasiones a la muerte de civiles iraquíes.

En otro incidente de disparos por un empleado de Blackwater que mató a un guardia del Vice-Presidente iraquí Adil Abd-al-Mahdi, el informe del Comité dice que la embajada estadounidense recomendó que Blackwater compensara a la familia de la victima proponiendo un pago de $USD 250,000. El monto llevó a un oficial del Departamento de Estado a decir que tales “tremendas sumas” podían dar pie para que iraquíes traten de ser asesinados para ayudar financieramente a sus familias.

Finalmente Blackwater pagó $USD 15,000 a la familia del guardia. El empleado de Blackwater fue sacado de Irak el 26 de diciembre. En una carta el 28 de diciembre a la embajada estadounidense , el jefe de gabinete del Primer Ministro Nuri al-Maliki, denominó el incidente como “homicidio”

George Friedman nos dice en su artículo “La Fundación Geopolítica de Blackwater” que “Blackwater trabaja para el Departamento de Estado en una capacidad denominada como no-combatiente, protegiendo de asesinatos a diplomáticos y otro personal altamente calificado. El ejército se estancó en sus propias operaciones, por falta de personal".

Esto significa que Blackwater y otros contratistas están portando armas y moviéndose en el campo de batalla. Estos son soldados privados fuertemente armados que llevan a cabo misiones que son de combate en todo menos en el nombre – y están completamente fuera de la línea de comando.

Blackwater tiene un contrato solo con capacidad no-combatiente pero hacen exactamente lo opuesto, ya que están involucrados en grandes operaciones militares en Irak y no solo entregando seguridad sino que en la mayoría de los casos remplazando a las fuerzas militares en sus operaciones de ocupación”.

Blackwater tiene una muy buena relación con la Casa Blanca y los republicanos, que en muchos casos incluye el llamado “factor de la puerta giratoria”, donde empleados de Blackwater van a trabajar para el Estado y también funcionando en la otra dirección. Como nos presenta Jason Rhyne y Nick Juliano en su artículo “Man Bush chose to lead Pentagon contracting Probes left under fire to become Blackwater COO” las conexiones incluyen al jefe de operaciones de la firma Joseph Schmitz, al cual le fue dado la responsabilidad de revisar y vigilar los contratos militares del Pentágono como Inspector General del Departamento de Defensa.

También Erik Prince, fundador de Blackwater  donó alrrededor de $USD300,000 a candidatos republicanos y sus comités de acción política. Los nexos entre el Estado y Blackwater son solo parte de una red de relaciones que Blackwater ha mantenido con la administración Bush y con los republicanos. Entre el 2001 y el 2007 la firma a incrementado sus contratos federales anuales de menos de $USD 1 millón a más de $USD 1 billón.

Todos estos eventos recientes han provocado un rechazo incluso mayor de los iraquíes frente a la presencia de Blackwater en su país. El gobierno de Irak a pedido el retiro de Blackwater de Irak. Janessa Gans  quién estuvo en Irak y fue protegida por Blackwater dijo en una entrevista con “Democracy Now” sobre el gobierno iraquí pidiendo el retiro de Blackwater : “ En realidad me sorprendió que ha tomado tanto tiempo, yo solía pensar, bueno, yo me beneficié personalmente tanto de la protección y de la seguridad entregada por Blackwater sin la cual no podría haber hecho mi trabajo, pero solía pensar que si hubieran convoyes de extranjeros armados, pasando por mis calles todos los días, retrasando el tráfico y que si es que me acercara mucho me sería arrojado botellas de agua o apuntado armas de fuego, yo me habría enfurecido de inmediato y hecho una queja, por lo que estoy sorprendida que tomó tanto tiempo”.

Ahora es el momento de mantener la presión y asegurar que los contratos de Blackwater no sean renovados y que se retiren de Irak. Hay que seguir el ejemplo de los manifestantes quienes, a mediados de octubre, representaron la matanza en Irak del 16 de septiembre en las afueras del cuartel general de Blackwater. La demostración fue la primera protesta frente a la oficina general de la compañía, siete personas fueron arrestadas.

Para más información sobre la acción:
http://www.commondreams.org
http://democracynow.org